Mujeres Piloto

24 mujeres de Le Mans | ¡Las damas al volante!

Ciudad de México, 13 de junio (MaremotoM).- Para completar un camino de deconstrucción no bastan 24 horas… pero al menos representan la largada. Entre los miles de pilotos de corrieron el clásico de Le Mans hubieron 61 mujeres. Este repaso con veleidades de ranking se ocupa no solo de ellas:

(Fuera de combate en esta era de deconstrucción, las chicas de Hawaiian Tropic, una marca registrada de la largada de Le Mans entre 1983 y 2005…):

Anne-Cecile Rose Itier

La piloto francesa corrió cinco ocasiones consecutivas en Le Mans, entre 1934 y 1939 (una de ellas en pareja con Huschke Von Hanstein, luego integrante de las SS alemanas y más tarde director deportivo de Porsche); ninguna mujer compitió tanto en el clásico francés antes de la Segunda Guerra Mundial. Aunque se había ganado el despectivo mote de “chicana móvil”, también competía entonces en carreras de Grand Prix, siempre con una Bugatti, y logró tres podios.

Elizabeth Hayward

Era el seudónimo de Priscilla Phipps, una periodista que escribió deliciosas crónicas sobre Le Mans en los años de gloria de comienzos de la década del ’70. “¿Cómo hacen esas mujeres de edad indeterminada para estar sentadas en bancos de madera durante seis horas o más, cronometrando los autos de su equipo sin sentir el llamado de la naturaleza (…) ¿Me gustó Le Mans? Difícil. Lo amé, lo disfruté casi cada minuto, pero fue una aventura. Fue una buena carrera, el evento es único. Sí, creo que volveré… algún día” (“Matra Cést magnifique”, Road&Track, octubre de 1973).

Mujeres Piloto
Leena Gade: Sumó tres victorias en el clásico francés. Foto: Cortesía

Deborah Mayer

La gentlewoman driver se propuso ser team manager de un equipo completamente femenino en Le Mans, y lo logró. Manejó la tripleta del Kessel Racing integrada por Rahel Frey, Michelle Gatting y Manuela Gostner, que condujo una Ferrari 488 GTE en 2019, para terminar novenas en la clase GTE-Am y en el puesto 39° en la general.

Suzanne Langeot

Una de las dos única mujeres en ganar su clase en las 24 Horas en la preguerra. Fue en 1937, con un pequeño Fiat de 997 cm3. La restante vencedora “trepó” al puesto 3…

Christine Dacremont y Marianne Hopfner

Integrantes de una tripleta completamente femenina, vencieron en la clase más pequeña de los prototipos en 1975; la tercera integrante de la dotación “subió” al puesto 4.

Charlie Martin

La primera piloto trans en intentar correr en Le Mans; había fijado su objetivo para este 2020, pero la pandemia por ahora va ganando. “La gente dirá que no es gran cosa ser una piloto trans, pero yo creo que es importante que toda la gente en esas condiciones deben ser visibles. Gente de la comunidad LBGT están en todos los deportes y en todos los caminos de la vida y ellos inspiran y dan coraje a otros”, asegura. Ojalá se cumpla pronto su deseo.

Cathy Muller

La hermana de Yvan y la madre de Yann Ehrlacher tuvo su cuota de fama como piloto, en la Fórmula 3.000 -llegó a ensayar un Williams de Fórmula 1- y en la edición de 1991, con otras chicas de jerarquía, ubicadas en los puestos 14 y 11, condujo un Spíce SE90, aunque solo duraron 47 giros…

Cristina Vettore

Los videos la muestran en el podio de 1966, entregando el premio a los ganadores. ¿Quién era? No habría estado allí si su apellido de casada no hubiese sido Ford: su marido era Henry II, el impulsor de la avanzada del óvalo en Le Mans para humillar a Ferrari y, finalmente, ese año lo consiguieron. Cristina se divorció de Henry en 1976 y recibió 21 millones de dólares como compensación. Murió en 2008.

Mujeres Piloto
Lella Lombardi. Foto: Cortesía

Charlene de Mónaco

Nadadora olímpica, la princesa fue la encargada de dar la largada en la edición de 2019. ¿Una posición demasiado decorativa para una mujer? Bueno, el protocolo le impedía correr, y ya lo estaban haciendo las chicas del Kessel Racing…

Lyn St.James

La estadounidense compitió en 1989 y 1991, y aunque en ambas abandonó, esas actuaciones cuentan para ser la única mujer piloto que corrió en Le Mans y en las 500 Millas de Indianápolis (cuatro participaciones entre 1992 y 1995, siendo undécima y “Rookie of the year” el primer año). En la actualidad es coach de pilotos.

Denise McClugagge

De haber corrido Le Mans, podría haber aspirado al triunfo, porque su mentor era nada menos que Phil Hill. Fue en 1958: a Ricardo Rodríguez no lo dejaron competir por ser menor de edad (16 años) pero a ella la rechazaron por ser mujer… “Lo tuyo se arregla, lo mío no”, le dijo Denise a Ricardo. El ACO había aprovechado groseramente la muerte de Annie Bousquet en las 12 Horas de Reims de 1956 para imponer la prohibición femenina. McClugagge corrió hasta 1967 pero jamás la dejaron participar.

Lilian Bryner

La piloto suiza compitió cuatro veces en Le Mans, siempre en pareja con su pareja, Enzo Calderari (aunque al principio no eran tan íntimos…). Su mejor resultado fue un noveno lugar en 1994, con un Porsche 911 GT2, pero Lilian luego ganó los 1000 Kilómetros de Monza de 1998 con una Ferrari 333SP y se transformó en 2004 en la primera mujer en vencer en una carrera de 24 Horas, en Spa-Francorchamps, con una Ferrari 550 Maranello (y con Calderari en la tripulación…).

Desiré Wilson

Vencedora de los 1000 Kilómetros de Monza y las 6 Horas de Silverstone en 1980, compartiendo un LolaDe Cadenet con su dueño, Alain De Cadenet, la sudafricana fue discriminada en Le Mans; los organizadores ignoraron deliberadamente un tiempo que había marcado en clasificación y, con una interpretación del reglamento la dejaron fuera de la tripulación. Al mismo tiempo, permitieron la intervención de un auto similar, tripulado por franceses, que habían infringido las reglas como fue admitido por uno de sus pilotos. Wilson es la única mujer que ganó una carrera con autos de Fórmula 1, en Brands Hatch durante 1980, válida para el torneo británico; y corrió también el “cuadrero” GP de Sudáfrica de 1981 con un Tyrrell.

Te puede interesar:  Ñamérica: demasiado real para ser inventada (pero de que parece, parece)

Marie Claude Beaumont

La amazona francesa fue la primera mujer en competir en Le Mans una vez que se levantó la prohibición al sexo femenino, en 1971. Manejó un Corvette de 7 litros: para Autosport, “el especialista de General Motors Henri ‘Titi’ Greder causó furor en nominarla como coequiper”. Luego de la aventura de 1975 (ver puesto 6), corrió en Fórmula 2 y más tarde fue cronometrista de Renault en F-1, como bien sabe Alain Prost…

Christine Beckers, Marie Laurent e Yvette Fontaine

Compusieron la primera tripulación completa femenina en correr Le Mans en la era moderna, una vez vencido el machismo de los ’50 y ’60. Eso ocurrió en 1974. Pero lo mejor de todo fue que, con Chevron B23, ganaron la clase de prototipos hasta dos litros, siendo decimoséptimas en la general.

Lella Lombardi

Su medio punto en el Grand Prix de España de Fórmula 1 no fue su único logro de 1975; fue parte del desembarco de Renault en Le Mans, una toma de contacto que acabaría en el triunfo de 1978. La italiana y la Beaumont abandonaron con su Alpine A411 de dos litros. Manejaba la “atractiva rubia” (según Mike Doodson en “Motor”) cuando se quedó sin nafta en el giro 21, lejos de los pits; la autonomía del coche era de 26 vueltas… En 1979, ganó dos carreras del WEC, en Enna-Pergusa y Vallelunga. Disputó la Firecracker 400 en Daytona durante 1977, la carrera de NASCAR con más mujeres (3) en el lote.

Vanina Ickx

Hija y nieta de “manseros”, lleva las 24 Horas en la sangre. Su abuelo, Jean Blaton “Beurlys”, concesionario Ferrari en Bélgica, ganó 4 veces su clase en Le Mans entre 1959 y 1965 (el año en que estuvo a punto de obtener la general); su padre, Jacky Ickx, ganó seis veces las 24 Horas, entre 1969 y 1982. Como parte de una tripulación totalmente belga (junto a Bas Leinders y Maxime Martin) fue séptima en la edición de 2011, la mejor ubicación en sus siete participaciones, con un Lola Aston Martin del Kronos Racing, también belga.

Michele Mouton

Mucho antes de ser subcampeona del mundo de rallies en 1982, en el mismo 1975 ganó esa clase dos litros de Le Mans, en la que Lombardi y Beaumont abandonaron, con una veterana cupecita Moynet, junto a Dacremont y Hoepfner. Salvo Bob Costanduros en “Autosport”, las crónicas de la época ignoraron prolijamente el logro. Conquistó cuatro rallies por el Mundial y hoy es la presidente de la Comisión de Mujeres de la FIA.

Odette Siko

La primera mujer en competir (y en ganar algo) en las 24 Horas consiguió una posición final nunca mejorada por las pilotos del género. Fue cuarta en la edición de 1932 -el año en que comenzó a utilizarse el circuito actual, con la curva Dunlop, las Eses y Tertre Rouge-, al comando de un Alfa Romeo, la marca dominante de aquel periodo, de su propiedad, y de paso ganó la clase hasta dos litros. En la crónica de “Autocar” no hay ni la más mínima referencia a su tarea; en la clasificación oficial aparece como “Madame Siko”. Al año siguiente, marchaba quinta en la general cuando, a las 7 de la mañana del domingo, estrelló su Alfa Romeo contra un árbol. “Madame Siko fue transportada al hospital, dónde se encontró que sus heridas eran más o menos de naturaleza superficial”, informó “Motor” el 20 de junio de 1933. Más machista no se se conseguía…

Anny-Charlotte Verney

Aunque su mejor ubicación fue la sexta posición final de 1981, al volante de un poderosísimo Porsche 935K3, su gran mérito es ser la piloto que más veces compitió en las 24 Horas: diez carreras consecutivas entre 1974 y 1983, con un triunfo en la clase GT en 1978 y solo dos abandonos. No fue casualidad: nació en Le Mans y su abuelo Louis fue uno de los creadores de las 24 Horas en 1923. Se despidió compartiendo un prototipo Rondeau nada menos que con Vic Elford. En su país la aclamaron como “la reina del Endurance”. Era la copiloto del hijo de Margaret Thatcher, Mark, en el Dakar de 1982 cuando se perdieron en el desierto y permanecieron cinco días extraviados. Se retiró en 1992. “No me gustan los prototipos actuales”, dijo en marzo, “parecen todos iguales. Le Mans es para los GT”.

Leena Gade

La ingeniera de Manchester se merece el primer puesto por ser la única mujer vencedora de la general de las 24 Horas, desde una posición tan difícil como la de sus pilotos. Sumó tres victorias en el clásico francés. Después del desbande del equipo Audi del WEC, deambula por las pistas del mundo: trabajó en IndyCar y en IMSA, pero es un auténtico misterio cómo no ha sido convocada para operar en Fórmula 1…

Fuente: Pablo Vignone / Original aquí.

Comments are closed.