“A 150 años de distancia, la convicción de la gran gesta patriótica el 5 de mayo, se ha diluido por la francofilia”: Erika Pani

No hay feriado esta vez, pero sí desfiles militares. Se celebran 150 años de la Batalla de Puebla y su resultado sorpresivo. La historiadora del Colegio de México ofrece sus pareceres.

Ciudad de México, 2 de mayo (MaremotoM).- La batalla de Puebla del 5 de mayo parece ser una de las cosas de la historia que une a todos los mexicanos. No hay una disputa y un debate eternos como en la Conquista. Nadie dice que fue una dictadura como el Porfiriato o nadie espera que sus restos lleguen a este país para honrar al polémico Porfirio Díaz.

Al menos así nos lo dice la doctora de historia del Colegio de México, Erika Pani, muy interesada en la política del siglo XIX. Ha publicado Para mexicanizar el Segundo Imperio. El imaginario político de los imperialistas (2001), Para pertenecer a la gran familia mexicana. Procesos de naturalización en el siglo XIX (2015) e Historia mínima de Estados Unidos de América (2016).

“El 5 de mayo es el aniversario de la Batalla de Puebla, que se llevó a cabo en 1862. El contexto general es que tienes por un lado un país que viene saliendo de una Guerra Civil, luchan durante tres años y termina con el triunfo militar de los liberales. Por el otro está la Guerra Civil en los Estados Unidos y Napoleón III en Francia tiene esa idea de restablecer la presencia francesa en el Nuevo Mundo. Hay además un grupo de conservadores que está pidiendo en Europa una intervención para frenar el avance de los liberales”, cuenta la historiadora.

“En esos momentos las peticiones de los conservadores se vuelven un proyecto viable. Encuentran un oído que los quiere escuchar en Napoléon III. España, Francia y Gran Bretaña, los tres países a los que México deben dinero se organizan para intervenir”, agrega.

En Veracruz, México reconoce la deuda, pero a Francia no le alcanza y Napoleón III sigue con la idea de establecer aquí un régimen monárquico, para que Francia defendiera la raza latina (como se decía en la época) y frenar la expansión de los Estados Unidos.

“Las tropas francesas pensaban que iban a entrar por México como si fuera un día de campo. Las apoyan los conservadores, pero lo que sucede es que en Puebla las detiene el ejército mexicano y fracasan, pierden la batalla. No pueden tomar Puebla, que es clave para entrar en la Ciudad de México”, cuenta Erika Pani.

Te puede interesar:  Joaquín Díez-Canedo Flores recibe el Reconocimiento al Editor Universitario

“La importancia del 5 de mayo es que el Ejército Republicano con Ignacio Zaragoza, en una ciudad que tenía la reputación de ser conservadora, derrota a lo que en ese momento se considera el mejor ejército del mundo”, expresa.

La Batalla de Puebla se celebra el domingo 5 de mayo. Foto: Especial

“Para los hombres que la pelearon, para los hombres del siglo XIX, esta es la segunda guerra de independencia. Es importantísima. Es la guerra que saca del escenario político a los conservadores, es la guerra que demuestra al mundo que México no va a ser presa de estas aventuras imperialistas. Creo que a más 150 años de distancia, esta convicción de la gran gesta patriótica se ha diluido porque una de las cosas es que hay una francofilia, con conexiones culturales importantes con Francia. Los niños en la escuela la aprenden, pero quizás no tiene el peso que tuvo en el siglo XIX”, afirma.

Hay desfiles militares en varias ciudades de México y en ese sentido la gran Batalla de Puebla sigue teniendo una importancia en el imaginario de los mexicanos.

“En cuanto a fecha de historia patria, se sigue viendo igual. En cuanto a la academia, los historiadores han tratado de rescatar la resistencia republicana y también que había mexicanos que apoyaron a los franceses. Mi impresión es que hay una fascinación por el imperio y que Maximiliano y Carlota (que entrarían un año después de la Batalla de Puebla) son vistos con simpatía por parte de los mexicanos”, dice la historiadora.

Erika Pani ha hecho una antología con varios artículos dedicados a la Batalla de Puebla, publicados en la revista Historia, para celebrar los 150 años recorridos.

“Hoy, sobre la Batalla de Puebla, todos los historiadores estamos de acuerdo. Uno de los momentos esenciales son la ayuda que recibe el ejército de las guardias nacionales de los pueblos indígenas de la sierra. Estos pueblos se organizan en milicias cívicas y apoyan el esfuerzo del ejército mexicano. Entre las guardias hay una polémica entre conservadores y liberales, una discusión muy interesante que nos dice cómo se piensan los mexicanos, pero en la historia hay un gran reconocimiento, por la Batalla y por lo sorpresivo del resultado”, concluye.

Comments are closed.