Martín Solares

Además de escritor, quiero ser guionista toda la vida: Martín Solares

“El cine es un monstruo en el que trabajan por dentro muchas personas, la literatura en cambio es un oficio donde están los monstruos adentro”, agrega.

Ciudad de México, 9 de agosto (MaremotoM).- La película Los minutos negros fue seleccionada por la AMACC de entre 140 títulos inscritos para participar en la competencia de los Ariel, que incluían largometrajes y cortometrajes nacionales de ficción, documental, animación y largometrajes iberoamericanos.

Se trata de un filme basado en el libro homónimo del escritor Martín Solares, quien por estos días anda muy contento porque el guión (hecho con el director Mario Muñoz) fue candidato y sinceramente no es lo mismo escribir un libro para una película que una novela.

A finales de los ‘70, Vicente Rangel, un músico convertido en detective, pasará los minutos más negros de su vida al intentar atrapar a un asesino de niñas en un corrupto pueblo petrolero en el golfo de México.

Ojalá que todas estas candidaturas nos permitan ver la película, que ahora está viendo para pasarla en streaming.

ENTREVISTA EN VIDEO A MARTÍN SOLARES

“Desde que Mario me invitó a venderle los derechos para que Los minutos negros fuera película, nos dimos cuenta de que nos gustaba el mismo tipo de cine negro, de cine noir. Nos pusimos de acuerdo para trabajar el guión entre los dos. Fue un proceso de 10 años, cambiamos muchísimo como guionistas los dos. Para mí lo más difícil fue comprender que no estábamos haciendo un producto que fuera leal a la novela”, dice Martín Solares en entrevista en zoom.

“El cine es un monstruo en el que trabajan por dentro muchas personas, la literatura en cambio es un oficio donde están los monstruos adentro”, agrega.

Los tiempos de la novela, que habla de los ‘90, de los ’20 y de los ’80, marcaban que era imposible quedarse con todo. Así que Muñoz y Solares decidieron quedarse con lo más macabro de los sueños y de las pesadillas. Esa fue la primera etapa y cuando Mario consiguió el apoyo para hacer la película, había que quitarle media hora al guión.

“Tuvimos que retocarlo y el resultado fue como si le hubieran quitado el techo de dos habitaciones. Lo mejor de dos habitaciones se tuvo que comprimir y juntarlo en un solo espacio”, afirma.

Martín Solares
Filmando Los minutos negros. Foto: Cortesía

“Fue una decisión creativa muy inteligente por parte de Mario y yo quedé muy feliz por lo que se ve en la pantalla grande. Con el vestuario, con los actores, con la dirección de arte, es maravilloso lo que ha hecho Muñoz. Al desarrollo de los personajes tuvimos que reconstruir al protagonista en los ’90 y rejuvenecerlo y mandarlo a los ’70. Es una película mucho más rica y humana. Sofía Espinoza es una tromba, que hizo un esfuerzo extraordinario. Lo mismo para Carlos Aragón, que le dio vida al Travolta. Cada actor que aparece en Los minutos negros me hace muy feliz”, expresa.

Te puede interesar:  Al sur, una crónica de un lugar mágico, al lado de un cerro encantado

Los minutos negros que es sacada de una gran novela le enseñó muchas cosas a Martín Solares, entre ellas la naturaleza de la literatura. “Cuando alguien está escribiendo un guión y hace hablar a los personajes, se ufana de que su libro es muy literario. Al revés pasa lo mismo”, afirma. Lo que además le enseñó es a querer ser guionista toda la vida, no sólo cuentista y novelista.

“Somos artistas que estamos sometidos a la eficacia de Había una vez. El cine, en cambio, es una experiencia colectiva que se parece a un sueño despierto, que está ocurriendo en la mente de muchas personas. Después de ver cómo reaccionaba la gente luego de las primeras proyecciones de la película, ver cómo se reían donde se tenían que reír, como se asustaban y se sentaban al borde del asiento, me hizo ver claro que quiero ser guionista toda la vida”, expresa.

Martín Solares
La reivindicación del cine noir en México. Foto: Cortesía

Mario Muñoz y Mónica Lozano, la productora, están haciendo gestiones para que la película se vea ampliamente en el país. Hay una plataforma que ha hecho la mejor oferta para transmitirla.

“Me encanta la idea de que la película pase por streaming, pero extraño mucho la experiencia que se da cuando se exhibe en una sala”, dice Martín Solares.

“La película está plagada de música, es noir, hay un músico mexicano que ha hecho de cosas que escuchábamos en los ’70. Muy festivo, muy siniestro y muy intenso es el sonido”, afirma.

“Una de las cosas que nos propusimos es no mostrar una escena cruenta, con imágenes violentas y descarnadas, lo que queríamos mostrar es el momento en que un personaje no está convencido de las explicaciones de la sociedad, decide investigar y descubre cosas que no estaban vistas. La esencia del cine noir es un detective terco, idealista, un montón de policías cansados de lucha contra el sistema, por lo menos una heroína que represente lo mejor de la sociedad y canallas y villanos del tamaño de Moby Dick”, concluye.

Comments are closed.