Isabel Zapata

Alberca vacía tiene un destino universal, reedición del libro de Isabel Zapata

Alberca vacía tiene un destino universal. Cada uno de nosotros se sumergirá –sin agua, claro- para encontrar la clave de esa imaginación y esas explicaciones que Zapata hace en su primer libro de ensayos, que hoy, tiene una nueva salida, gracias a Penguin Random House y a Lumen, la casa editora.

Ciudad de México, 27 de octubre (MaremotoM).- Con el libro Alberca vacía, la poeta y ensayista Isabel Zapata se dio a conocer en México y en el resto de Latinoamérica. Hoy por hoy pensamos en las metáforas que ella acuñó, entre ellas las piletas abandonadas en casas que antes fueron lujosas, tuvieron personas y hoy se desmantelan por diferentes circunstancias.

Para los argentinos, la metáfora de una alberca vacía hace pensar en los desaparecidos, un poco más para acá, se considera a esos narcos que quizás bebieron champán y tomaron cocaína cuando la piscina estaba llena.

Alberca vacía tiene un destino universal. Cada uno de nosotros se sumergirá –sin agua, claro- para encontrar la clave de esa imaginación y esas explicaciones que Zapata hace en su primer libro de ensayos, que hoy, tiene una nueva salida, gracias a Penguin Random House y a Lumen, la casa editora.

ENTREVISTA EN VIDEO A ISABEL ZAPATA

“No sé si diría que esta salida es masiva, pero es una edición que tendrá una circulación mayor. La primera edición salió hace varios años. Le tengo un enorme cariño. Cada vez hay por cierto mayor circulación de la literatura escrita por mujeres, tú sabes que no creo en la literatura femenina, pero sí me es grato que cada vez más mujeres escriban sobre lo que escriban tengan espacios literarios. Antes no tenían valor para la difusión y ahora hay cada vez más territorios”, dice Isabel Zapata.

Te puede interesar:  El gran año de Margo Glantz

Las albercas vacías son imágenes y escenarios muy evocativos para la autora. También hay cierta nostalgia. “Es un artefacto que no está siendo usado para lo que fue construido. Eso remite mucho a la naturaleza humana, las cosas que vamos perdiendo, muchas personas que me mandan fotos de albercas vacías, tengo una colección bien grande”, afirma.

“En Argentina acaba de salir el mes pasado, allá no se conservó el título y se cambió a Maneras de desaparecer. No sabía que la palabra alberca no se conoce allí. No soy conocida allá y es muy conmovedor ver cómo el texto les despertó cosas a los lectores”, agrega.

 Isabel Zapata
Editó Lumen. Foto: Cortesía

“Creo que ha sido un ejercicio para repensar cosas, hay cuatro ensayos nuevos y también hay algunas partes que añadí. Son temas inagotables, he seguido pensado en ellos. Tenemos obsesiones, una acaba volviendo a muchas cosas. He seguido escribiendo cosas como Los animales, el duelo, las maternidades alteradas, al final estamos dándole vueltas a lo mismo, espero que creciendo en términos de voz y de estilo. Ahora escribo una novela”, dice Zapata.

Ha sido difícil para la autora ponerse a escribir una novela, le ha tomado más tiempo y esfuerzo que el resto de los libros que ha escrito. “Hay que contar con un músculo, como no había escrito antes ficción, entonces me pone al límite de muchas cosas que creía con respecto a la escritura. Parte de la chamba es ponerte retos”, revela.

Piensa Isabel Zapata que se está haciendo alta literatura en México. “Hay muchas mujeres que estamos haciendo literatura muy emocionante y muy diversa. Me siento afortunada de poder ser testigo de que se están abriendo más puertas y es difícil no escuchar a las escritoras”, concluye.

Comments are closed.