Alberto Salcedo Ramos

Alberto Salcedo Ramos en la Escuela de Verano de la UANL

Amante de los libros, Alberto Salcedo Ramos ha declarado a EFE que “el libro nos ayuda a pasarla bien, a pasar tiempo de calidad. Un libro es lo mejor que le puede suceder a una sociedad, para entender su época y sus problemas sociales”.

Ciudad de México, 15 de julio (MaremotoM).- Esta tarde, cuando el periodista colombiano, autor de varios libros de no ficción, tales como La eterna parranda, De un hombre obligado a levantarse con el pie derecho, Botellas de náufrago y El oro y la oscuridad, Alberto Salcedo Ramos, se presente en la Escuela de Verano de la UANL, asistiremos a una charla que revela el grado de calidad que presenta esta versión colectiva y educativa de una de una de las universidades más populares de México.

La conversación la llevará a cabo Francisco Zúñiga Esquivel, periodista de Multimedios y presidente de la Asociación de Periodistas de NL.

El nombre “escuela de verano” nos sitúa en actividades lúdicas, fuera del aula, recreativas, donde lejos del rigor de la educación formal escolar, se aprende sin la tensión por demostrar una calificación aprobatoria. Esta vez, el también columnista semanal del suplemento Papel, del diario El Mundo, de España, dos veces ganador del Premio a la Excelencia de la Sociedad Interamericana de Prensa, del Premio Ortega y Gasset de Periodismo, del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar (cinco veces) y del Premio Internacional de Periodismo Rey de España, entre otras distinciones, escucharemos la palabra de un gran cronista sobre su país, Colombia y sobre el resto del continente.

Amante de los libros, Alberto Salcedo Ramos ha declarado a EFE que “el libro nos ayuda a pasarla bien, a pasar tiempo de calidad. Un libro es lo mejor que le puede suceder a una sociedad, para entender su época y sus problemas sociales”.

Nacido en 1963, en Barranquilla, criado en Arenal, Bolívar, dijo en esa misma entrevista que para él “los libros fueron muy útiles porque me ayudaron a estar menos solo, hablo de una época donde no había internet ni teléfonos móviles, entonces los libros eran una ventana hacia lo que está más allá”.

Te puede interesar:  Ñamérica: demasiado real para ser inventada (pero de que parece, parece)
Alberto Salcedo Ramos
El cronista, cuando narra, informa, hace periodismo. Foto: Cortesía Facebook

Uno de los principales referentes de la crónica latinoamericana del siglo XXI, afirma que “el cronista, cuando narra, informa, hace periodismo. Se espera que sea un reportero diligente y que con su trabajo revele algo que no ha salido a flote en las noticias previas sobre el tema. Se espera, además, que ayude a entender, a construir memoria”.

“Hemingway decía que la prosa no es diseño de interiores, sino arquitectura. A mí me gusta mucho esa imagen y la uso para ilustrar lo que te quiero decir: Ensúciate los zapatos de polvo en la búsqueda esforzada de los datos y ya después hablaremos de la escritura”.

“Hay que tomarse el tiempo suficiente para explorar a fondo la realidad y su contexto. Mi apuesta es por un periodismo en el que sea posible conocer los lugares más allá de la primera impresión, un periodismo que permita explorar la condición humana y que haga visible a cierta gente excluida de la agenda informativa urgente, siempre tan apegada al poder”, dijo en un reportaje sobre su libro Viaje al Macondo real y otras crónicas.

Boxeadores de mil pelajes, contadores de chistes en velorios, indígenas “palabreros”, acordeonistas furtivos, futbolistas y árbitros improbables, empresarias creyentes, comunidades que han franqueado tanto los límites que resulta casi imposible describir sus vivencias y algunos apuntes autobiográficos dan cuerpo a este libro lleno historias, de vidas verdaderamente inolvidables.

Alberto Salcedo Ramos
Hoy, a las 17, charla entre los periodistas Francisco Zúñiga Esquivel y Alberto Salcedo Ramos en la Escuela de Verano. Foto: Cortesía

En México, la editorial oaxaqueña Almadía sacó Los ángeles de Lupe pintor, en crónicas que traen boxeadores que hace décadas llevaron la emoción de los cuadriláteros a generaciones de latinoamericanos, la lucha que libra la etnia wayúu contra los civilizados, cuyas intrusiones minan la cultura y las costumbres de la etnia y un equipo de futbol conformado por travestis, dedicado a recaudar fondos para ayudar a homosexuales con problemas de adicción.

Hoy, a las 17 horas, la gran charla con Alberto Salcedo Ramos, una enorme oportunidad para conocer a este periodista talentoso y de vocación.

Comments are closed.