Alejandra Costamagna

Alejandra Costamagna obtiene Premio Atenea por Mejor Obra Literaria Narrativa

“La familia es una especie de pequeño bestiario”: Alejandra Costamagna

La escritora se une al selecto listado de ganadores y ganadoras del Premio Atenea en su versión literaria. Forman parte de ese listado, en primer lugar los chilenos Manuel Rojas (1929), Chela Reyes (1939), Marta Brunet (1943), María Flora Yáñez (1947), Daniel Belmar (1951), Guadalupe Santa Cruz (2006) y Germán Marín (2008), entre los narradores.

Ciudad de México, 25 de abril (MaremotoM).- La novela El sistema del tacto (Anagrama), de la escritora chilena Alejandra Costamagna, fue elegida por unanimidad como ganadora del Premio Atenea 2019 a la Mejor Obra Literaria Narrativa.

La elección se realizó mediante deliberación a distancia, el miércoles 21 de abril. El jurado estuvo compuesto, de parte de la Universidad de Concepción, por el jefe de gabinete, Dr. Jaime Soto —en representación del Rector—; el director de Extensión y Pinacoteca, Rodrigo Piracés y la directora de la revista Atenea, Dra. Cecilia Rubio.

Alejandra Costamagna
Una novela vertiginosa. Foto: Cortesía

Como miembros externos participaron la Dra. Patricia Espinosa, académica de la Pontificia Universidad Católica de Chile y crítica literaria de Las Últimas Noticias y el Dr. Hugo Herrera, académico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y crítico literario de Grado Cero.

El jurado leyó todas las obras participantes y seleccionó, de acuerdo con su criterio, algunos títulos. En un segundo análisis, se estableció que la novela que concitaba la preferencia unánime era El sistema el tacto, explicó Cecilia Rubio.

La misma directora de revista Atenea señala que, a su juicio, “se trata de una novela madura, cuyo interés se encuentra en varios nudos por desatar; por ejemplo, su factura, su lenguaje a veces impreciso, ambiguo, con personajes delineados como si tuvieran un trasfondo inasible, o cuando menos no totalmente expresable y, por lo tanto, abriendo las funciones lectoras de construcción del mapa de unas vidas que han sido atravesadas por la migración. Es una historia bien contada, con sutileza y sensibilidad, donde no se da curso a la obviedad, que es uno de los males que a veces asalta a las novelas”.

Te puede interesar:  Bolaño en la primera línea o las jornadas del caos

Aseverando que El sistema del tacto es “una novela excepcional en el tratamiento de la memoria”, Patricia Espinosa destaca que “los recuerdos permiten construir no solo la historia de la protagonista, sino de una diversidad de personajes entrañables, acosados por la historia de dos países en dictadura. La autora trabaja con rigor intimidades cálidas, quietas, pero también aterradoras y lacerantes. Alejandra Costamagna ha escrito una historia de soledad y desamparo con una profundidad inigualable, donde la violencia se ve representada en las vidas mínimas de cada uno de sus personajes».

Alejandra Costamagna
Esta novela ne estaba habitando, digamos. Foto: Cinthya Uribe / Departamento de Prensa del Hay Festival

En tanto, Hugo Herrera agrega que “Alejandra Costamagna construye en El sistema del tacto una narración deslumbrante, en la que mediante la reverberación conseguida a través de las relaciones entre las materialidades de los archivos (tanto de letra como de imágenes), los procesos de la memoria, la experiencia del viaje, los recovecos de las historias familiares y los asedios —marcados por todo tipo de violencia— de las dimensiones sociales y políticas, produce efectos inquietantes y conmovedores sobre el desarraigo, las pérdidas y los vacíos de toda narración posible”.

El estilo cercano y fluido de la autora, es lo que destaca Rodrigo Piracés, para quien los personajes de esta novela “declaran y visten experiencias universales que permiten identificarse con un relato auténtico, fino y coherente que se entrelaza con inteligencia. Emoción y lucidez en una historia que se fricciona con la experiencia íntima del lector”.

A partir de esta fecha, Alejandra Costamagna se une al selecto listado de ganadores y ganadoras del Premio Atenea en su versión literaria. Forman parte de ese listado, en primer lugar, Manuel Rojas, el año de inauguración del premio, 1929. También Chela Reyes en 1939, Marta Brunet en 1943, María Flora Yáñez en 1947, Daniel Belmar en 1951, Guadalupe Santa Cruz en 2006 y Germán Marín en 2008, entre los narradores. Es justamente desde este último año que el Premio Atenea no se otorgaba a una novela.

Fuente: Universidad de Concepción / Original aquí.

Comments are closed.