Ana Paula Maia: La escritora y música punk presenta Carbón Animal

“Cuando el cuerpo se convierte en carbón, los dientes preservan al individuo, su verdadera historia”, dice la escritora brasileña, una de las más interesantes del panorama de la narrativa actual del país latinoamericano.

Ciudad de México, 16 de marzo (MaremotoM).- Carbón animal cuenta la historia de tres hombres vinculados con el fuego, algo que la interesante escritora brasileña Ana Paula Maia (1977) tiene como principal elemento de su obra. 

“En ese paisaje desolador, la autora es capaz de construir una novela profundamente lírica y humana, un drama corregido por un humor incendiario y cargado de imágenes fotográficas”, dice Jus, la editorial que ha publicado Carbón animal.   

“Al final sólo quedan los dientes. Permiten identificarte. E mejor consejo es conservar los dientes antes que la dignidad, porque la dignidad no va a decir quién eres o mejor quién fuiste. Tu empleo, tu dinero, tu documentación, tu memoria o tus amores, de nada servirán. Cuando el cuerpo se convierte en carbón, los dientes preservan al individuo, su verdadera historia. Los que no poseen dientes no llegan ni a miserables. Se tornan cenizas y pedazos de carbón. Sólo eso”.

Ana Paula Maia encuentra, en medio de los episodios más repulsivos, el tono mítico de una maldición bíblica disfrazada de canción pop. Foto: JUS

Ana Paula Maia ha escrito cinco libros traducidos a varios idiomas: A guerra dos bastardos, Entrerinhas de cachorros e porcos abatidos, Carvão animal, De gados y de homes y Assim n aterra como embaigo da terra.

–Los críticos dicen que lees a Dostoievski y escupes a Tarantino, ¿es así?

–Sí, la gente dice eso. Yo empecé a leer mucho a Dostoievski y cuando empecé a escribir fue alguien importante en mi formación. Y Tarantino es porque las historias tienen algo violento.

–Leer a Dostoievski es empezar bien en la literatura

Te puede interesar:  Liliana Colanzi: Lo que hace la literatura es escarbar en el misterio del universo y tratar de darle algún sentido

–Me encanta y también hay una investigación de la maldad que se relaciona mucho con Dostoievski. Son cosas que no sabemos lo que son y en este libro todo forma parte de un todo. Es una obra que investiga ese mal, hay algún trazo existencialista, algunas reflexiones.

–¿Carbón animal es una mirada entonces sobre el mal?

–No tanto así, sino una mirada sobre la muerte. No es una muerte metafísica como la nostalgia, sino la muerte real, como los cadáveres mismos. Trata sobre las cosas más crudas, las que no queremos ver. Es la historia de las personas que tratan con cadáveres, en una parte de la muerte que no es nostálgica, sino material. Esto es más impactante, a veces.

–¿Quiénes son tus maestros literarios?

–Un escritor brasileño que fue muy importante es Nelson Rodríguez, un creador de teatro que me ayudó con los diálogos. Otro autor es Campos de Carvalho, no es muy conocido, pero tiene una literatura fantástica. Leí a Julio Verne, a Dostoievski, pienso que tengo un poco de todos ellos.

No es una muerte metafísica como la nostalgia, sino la muerte real, como los cadáveres mismos. Foto: Cortesía

–¿Qué pasa en Brasil con Jair Bolsonaro?

–Creo que tenemos que esperar un poco. No quiero ser pesimista. Somos un pueblo muy fuerte y tengo un poco de optimismo, vamos a ver. Toda la parte cultural está en peligro. Tenemos ahora una gran crisis de librería en Brasil, una crisis real y esto afecta a todos los autores y al mercado del libro en general.

–¿Qué sabes de la literatura mexicana?

–Es la tercera vez que vengo. La educación en México es una cosa muy interesante, porque no hay eso en Brasil. Los niños y los maestros tienen mucho respeto por la educación. La manera de pensar la cultura es algo muy especial en México.

Comments are closed.