Philippe Ollé Laprune

Antes tenías papás, eso es mucho menos vigente ahora: Philippe Ollé Laprune

El primer capítulo ya lo hemos publicado aquí, dando cuenta de la luz que guía a ambas culturas: las palabras que forjaron nuestro imaginario literario, filosófico y político; el sonido de piezas musicales, antes inauditas; las imágenes, fijas y en movimiento, que nos revelaron nuevos mundos y dos modelos de vida, diametralmente distintos y, por ello, complementarios: uno regido por la pasión y el otro por la razón.

Ciudad de México, 31 de agosto (MaremotoM).- Los hombres de la política mexicana siempre han tenido fascinación por las mujeres de Francia, pero de lo que este libro habla es de la historia de la fascinación intelectual entre aquel viejo país europeo y el mundo hispánico. De eso habla Philippe Ollé Laprune en su nuevo libro No soy de aquí, ni soy de allá (Sexto Piso), parafraseando al fallecido cantautor argentino Facundo Cabral, para ejemplificar ese grado del exilio que no nos obliga a elegir nacionalidades.

El primer capítulo ya lo hemos publicado aquí, dando cuenta de la luz que guía a ambas culturas: las palabras que forjaron nuestro imaginario literario, filosófico y político; el sonido de piezas musicales, antes inauditas; las imágenes, fijas y en movimiento, que nos revelaron nuevos mundos y dos modelos de vida, diametralmente distintos y, por ello, complementarios: uno regido por la pasión y el otro por la razón.

LECTURAS | No soy de aquí ni soy de allá, de Philippe Ollé – Laprune

Claro que hay que estar de acuerdo con Philippe en eso de distinguir la pasión de la razón, en un sistema donde las relaciones a veces pueden ser coloniales, otras con cierto desprecio por parte de los franceses con Latinoamérica, a veces con un gran desconocimiento de lo que es Francia, de lo que es Europa, para Latinoamérica.

Son varias oportunidades que la razón estuvo de un lado y la pasión del otro y al revés también.

ENTREVISTA EN VIDEO A PHILIPPE OLLÉ LAPRUNE

“El título viene de una canción y es eso que pasa que cuando vives en otra cultura durante muchos años, ya no sabes si eres de un lugar o del otro. Para mí no es un problema, es una ventaja. Cuando me entra un poco de nostalgia pienso en otras épocas y cuando voy a Francia pienso en México. Todo eso es una dinámica que pone preguntas sobre el territorio, sobre lo que significa ser realmente parte de algo”, dice el autor.

Te puede interesar:  Con una furiosa hambre de justicia Talia Lavin escribe La cultura del odio

“Yo fui editor en Francia de autores mexicanos, así que cuando llegué aquí era natural tener contacto con los escritores. También realicé una antología de autores mexicanos y una obra de ensayos titulada México visitar el sueño, que es sobre la palabra escrita. Creo que ha cambiado mucho la literatura mexicana en estos tiempos. Poco a poco hay movimientos diversos, el universo editorial ha cambiado mucho, hasta los 80 era muy local y muy cerrada”, agrega.

Philippe Ollé Laprune
El libro, editado por Sexto Piso. Foto: Cortesía

“Se organizó un mundo de editoriales independientes, que nos dan muchísimas cosas de valor y lo que además ha cambiado es que hay una relación de herederos mucho menos importante que antes. Los autores jóvenes tienen maestros individuales de otras partes del mundo. Antes tenías papás, eso es mucho menos vigente ahora”, expresa.

La globalización ha ocasionado cierta movilización social en la literatura mexicana.

“Muchos autores mexicanos citan por ejemplo a Sylvia Plath y antes no hubieran dicho eso. Ha cambiado la relación con el entorno. Las temáticas, la actualidad, el mundo real, influyen muchísimo. Hemos visto tantas novelas que son interrogaciones ligadas a la violencia, hasta la novela de la revolución es más humor que la muerte”, asegura.

El libro de Philippe Ollé Laprune no es un libro de nostalgia.

“Espero que no lo sea. Es un libro que recopila 20 años de mi vida, muchos de los textos que publiqué por aquí y por allá. Es un libro de una interrogación permanente de la validez de la palabra literaria, qué queda de esta palabra y qué quiero compartir”, afirma.

Comments are closed.