ANUARIO 2019: Algunos libros extranjeros y cosas que pasaron en el año

El 2020 se presenta en este campo también con nuevas esperanzas. Creemos en este gobierno, sobre todo porque es imposible pensar en los opositores. ¿Habrá planes, certezas, algo que vaya mucho más allá de la austeridad en 2020? Esperamos con todo nuestro fervor que sí.

Ciudad de México, 30 de diciembre (MaremotoM).- El año nuevo se avecina. Quizás porque es un número redondo y por esa frase de “me preocupo por todo”, que dice el personaje de la serie de HBO, Years & Years, es que vemos renovadas las esperanzas.

El mundo nos preocupa y sobre todo es que estos años de capitalismo salvaje, con celulares y redes sociales a tope, nos han dejado inánimes. ¿Qué cosas que pensemos o sintamos nosotros le dan miedo al poder? Todo es pesimismo alrededor.

En el tema cultural en este año, desde la polémica secretaria de Cultura Alejandra Frausto (que nunca dice nada claro, que no tiene ni siquiera una visión cultural del país) hasta la falta de apoyo por parte del Gobierno Federal y por supuesto la falta de pagos de la Secretaría de Cultura de la Ciudad, nos han dejado frente al espejo, pensando en qué podríamos hacer para sobrevivir.

“El gobierno piensa en los pobres”, nos dicen. Nosotros también pensamos en los pobres y ¿desde cuándo la pobreza estuvo lejos de la cultura?. Por otro lado, ¿ser trabajador cultural nos hace ricos?

El 2020 se presenta en este campo también con nuevas esperanzas. Creemos en este gobierno, sobre todo porque es imposible pensar en los opositores. ¿Habrá planes, certezas, algo que vaya mucho más allá de la austeridad en 2020? Esperamos con todo nuestro fervor que sí.

Este fue el año en que supimos que Cien años de soledad iba a la televisión. El anuncio fue hecho por Netflix, para anunciar una serie en la que participarán los hijos del autor, Gabriel García Márquez.

“Durante décadas, nuestro padre se mostró reacio a ceder los derechos cinematográficos de Cien años de soledad porque creía imposible realizarla bajo las limitaciones de tiempo de una película y pensaba que producirla en un idioma que no fuera el español no le haría justicia”, señaló Rodrigo García (notable cineasta que ha hecho, entre otras cosas, El secreto de Albert Nobbs).

“Pero, en la actual época dorada de las series —con el nivel de talentosos escritores y directores, la calidad cinematográfica y la gran recepción mundial del contenido en idiomas extranjeros—, el momento no podría ser mejor para llevar una adaptación a las audiencias globales de Netflix. Estamos muy entusiasmados de apoyar a Netflix y a los creadores en este proyecto, y ansiosos por ver el producto final”, añadió.

Vientos del pueblo
Vientos del pueblo, con Ariel Dorfman. Foto: Cortesía

Fue el año en el que apareció la colección Vientos del Pueblo, comandada por el director del Fondo de Cultura Económica, Paco Ignacio Taibo II.

Los libros tienen un precio que va de los 11 a los 20 pesos, con un tiraje inicial de 40,000 ejemplares y son ilustrados, entre otros, por El Fisgón, Eko, Helguera, Hernández, Rapé, Ricardo Peláez Goycochea y César Silva.

Una de las primeras ferias del libro del año fue la UANLeer, en Monterrey. Dijo entonces Antonio Ramos Revillas, escritor y director: “La UANL Leer es un sueño, en el sentido de que nos permite a los escritores venir a una feria muy comprometida, que realmente trabaja para la comunidad. Los chicos leen los libros de los autores que vienen, en el fondo porque también yo soy autor. Sin menospreciar las ferias de otros lados, a veces hay público, pero a veces no. Estamos esperando todo del trabajo de la publicidad, pero tenemos que hacer un trabajo más quirúrgico. Esta feria está apalabrada por 17 clubes de lectura, ellos escogieron presentar algún libro y los escritores se sienten satisfechos porque actuarán frente a gente que ya conoce su trabajo.” Un gran ejemplo de una feria maravillosa.

Gerardo Grande entrevistando a Jorge Herralde para MaremotoM. Foto: MaremotoM

En esa feria le hicimos una entrevista a Jorge Herralde, el director por siempre de Anagrama (aunque ahora la editorial le pertenezca a los hermanos Feltrinelli), en donde dijo entre otras cosas: “Primero el editor tiene que ser vocacional y tener el deseo de publicar a los mejores autores, de la forma más cuidada posible, promocionarlos de la mejor manera posible e intentar que se sientan felices en la editorial y que sean menos tentados por los tentáculos de los grandes grupos. Entonces se trata de ir sorteando obstáculos pero conservando una coherencia. La función fundamental del editor es la construcción de un catálogo y la construcción de la fiabilidad del catálogo. Es decir, conformar un catálogo preciso para la gente que se fija qué es una editorial. No hablo de la gente que sólo se fija en un autor o si la portada le hace gracia, hablo de gente más seria. Cuando ese catálogo editorial le da una serie de alegrías sucesivas al lector, entonces la gente se fiará de este sello por proporcionarle más gratificaciones. Esta fiabilidad del catálogo es difícil de construir, se necesitan años y que persista esa constancia; sin embargo se puede perder en cuatro días. Es decir, si de pronto en Anagrama empezaran a salir títulos de grandes autores de bestsellers y youtubers, pues esa gente diría: “esto no es anagrama”.

El nuevo libro de Hanif Kureishi. Foto: Anagrama

Uno de los primeros libros que leímos en el año fue precisamente de Anagrama: Nada de nada, de Hanif Kureishi. Por ahora no podemos pensar en la falta de talento al hablar de este autor adorado. Sigue cumpliendo años y escribiendo cada vez mejor.

He leído otro texto cercano a la vejez, Los siete cuentos morales, de Coetzee, mientras leía Nada de nada y es tremendo cómo se parecen los dos libros. Como si los autores (aunque Coetzee tiene casi 20 años más que Kureishi) hubieran hablado antes o, vamos a decirlo, la vejez es algo que por ahora se ve como ellos la ven.

“Envejecemos sin remedio. La cara nos devuelve un rostro que no es uno. Recordamos que ayer nomás no teníamos esas arrugas y mucho menos ese gesto dormido, como una piel abrasada por tormentas desconocidas. Somos hijos de un huracán sin nombre. Estamos devastados por el tiempo.

Una anciana quiere pintarse para que la miren como la miraba antes. “Está loca de atar”, dice su nuera. No quiere que ella sufra. Nunca antes la mirarán como la miraban antes”, dice Coetzee. Y Kureishi, pareciera responder: “No hay vitalidad alguna en su vida y lleva al menos siete años sin sexo. No soy capaz de satisfacerla en ningún sentido. Sospecho que se masturbaba viendo escenas románticas en la tele. Espero que fuesen de Jane Austen. Quizá a Zee le gustase sentir mi lengua en su interior. Todavía puedo moverla un poco. Los días malos, levantar un brazo se parece a la paradoja de Zeno. Imposible desplazarlo: un número infinito de movimientos que jamás logro completar. Puedo sostener un vaso, utilizar el teléfono y hacer girar las ruedas de mi silla, pero a duras penas logro abrocharme los botones del pijama. ¿Qué derecho tengo a mostrarme celoso y restrictivo?”.

Beatriz Rivas y Armando Vega – Gil. Foto: Facebook

Fue el año en que se suicidó Armando Vega-Gil. ¿Sabes? Hoy es el día en que se celebra esa guerra absurda que perdió Argentina con Inglaterra. Eran unos soldados correntinos y chaqueños, que jamás habían pisado la nieve, sin abrigos ni armas, contra los gurkas ingleses, tan despiadados, tan adinerados: ellos peleaban por la plata y habían sido contratados para ello. Nosotros, ve tú a saber por qué peleábamos.

La última vez que te vi te reíste, porque yo había comprado el último sándwich de espinaca que había en el Starbucks y te tuviste que conformar con otro.

Casi nos ponemos a llorar porque ninguno de los dos tenía jubilación ni nada a la vista como hacerse millonario y vivir como esos viejos que se van a Miami y hasta el culo le limpian, “son felices en su vejez”, decías.

Era un país mucho más joven, no estaba demasiado alejada la Revolución, era un país al que venía una cantidad de gente importante del exterior. Fotografía: FC, para MaremotoM

Le hicimos una enorme entrevista a Margo Glantz, que había ganado recientemente el Premio Alfonso Reyes. “Me siento muy bien. El año que viene cumplo 90 años, no me siento como de 90, pero los tengo, la idea de la muerte me circunda, estoy todo el tiempo pensando que tengo que acabar un montón de cosas porque me voy a morir pronto, siempre tengo ese futuro, un futuro muy breve. Mi médico, el que me operó del corazón me dijo que yo iba a vivir unos siete años más, como darte una especie de pena de muerte. Empezamos en enero y ya estamos en abril, el tiempo se vuelve vertiginoso y siete años ya no son nada para mí.”

Cubrimos la Feria del Libro de la Universidad de Guanajuato, en el que fue premiado Guillermo Sheridan y se recordó a Jorge Ibargüengoitia. Le hicimos una entrevista a Olga Gutiérrez Galindo, una de nuestras poetas preferidas.

“Dark Matter es todo lo inimaginable. Es todo aquello que existe y no lo vemos. Hay que cuestionarse siempre todo. La dark matter ocupa el 85 por ciento de la materia. Dentro de nosotros tenemos también la dark matter. ¿Por qué no vivir en una armonía con los otros seres? ¿Por qué creer que no hay otras partículas y energías? Estamos aquí realmente y somos sólidas. Pero ¿si fuéramos partículas y expresáramos el pensamiento de otro ser? Esas cosas yo pensaba cuando estaba escribiendo Dark Matter”, nos dijo.

Anatomía de una canción
Anatomía de una canción. Libro editado por Malpaso

Otro gran libro que leímos: Anatomía de la canción, de Marc Myers (MalPaso). Esta recopilación de cuarenta y cinco canciones no pretende ser una lista de las mejores canciones jamás grabadas, y tampoco existe la aspiración de que la selección cubra todos los sucesos más importantes en la historia del rock. Dispuestas así en conjunto, las canciones simplemente conforman un compendio subjetivo de hitos musicales que, en mi opinión, nos ayudan a entender mejor esas obras y a los artistas que las crearon, y a su vez la historia de la música. Algunos lectores pueden objetar que faltan canciones que merecerían un puesto aquí. Tal vez. Pero no creo que incluirlas hubiese alterado mucho la historia más amplia que este libro quiere contar sobre la evolución de la música. En último término, estas cuarenta y cinco canciones son el reflejo de los mayores jalones de la música y nos aportan puntos de partida para la conversación y el debate acerca de otras canciones igual de valiosas.

La poeta uruguaya Ida Vitale recibió en España el Premio Cervantes, antes, en diciembre, había recibido el Premio FIL en Lenguas Romances.

La española Sara Mesa dio un paso más para ser conocida en México. Su libro Silencio administrativo (Anagrama) es terrible.

Mesa relata con pasión rigurosa cada uno de los trámites que Carmen lleva en una mochila que le regalaron, algo propio pero ajeno, fruto sin duda de un “laberinto burocrático” que condena al pobre más allá de la estadística.

“La Fundación RAIS –Red de Apoyo a la Integración Sociolaboral- calcula que en España 31.000 personas no tienen hogar, el mayor estado de vulnerabilidad y des protección posible. Por su parte, el informe ¿En qué sociedad vivimos”, de Cáritas Española, eleva el número a 40.000 personas sin techo”.

Como esos indigentes que viven sobre Reforma, cerca de Tepito, con casas o chabolas hechas de improviso en México, como esos que duermen en todas las calles de Latinoamérica, en las calles de Nueva York, en las calles de nuestro mundo horrible.

Ray Loriga
Es un gran lector de poesía. Foto: MaremotoM/Gerardo Grande

Salió la nueva novela después del Premio Alfaguara del español Ray Loriga: Sábado, domingo. Lo entrevistamos: –En Sábado, domingo, retomas la voz narrativa de Lo peor de todo, tu primer libro. Parece que ésta novela reciente cierra una etapa de tu obra y a su vez muestra el inicio de otra. Hacia el final de la novela podemos notar una voz de la que quizá no haya registro anteriormente.

–Esa vuelta es verdad, esa vuelta al tono. Para mí era necesaria porque quería un libro a dos voces y quería contar también lo que hace el paso del tiempo en una narración. Depende de cada momento uno es un narrador diferente, claro. Y puede que también sea una última visita a ese tipo de voz. Capricho de alguna manera y un regalo que también me quería dar. Bueno, voy a visitar a aquel chavo por última vez, a ver cómo anda. Y sí, es muy probable que sea la última visita a eso. No lo sé, no estoy absolutamente seguro.

José de la Colina por Moramay Kuri

Este fue el año en el que murió tempranamente el escritor argentino Leopoldo Brizuela y entre nosotros el entrañable autor José de la Colina, víctima de un cáncer.

Siri Hustvedt, la gran feminista, ganó el Princesa de Asturias por escribir sobre el presente convulsionado. Su libro Recuerdos del futuro fue uno de los más elegidos en las listas.

Fue el año de Storytel, un hecho que comprobó en la reciente Feria Internacional del Libro en Guadalajara. “Storytel está operando en mercados europeos desde el 2005 y el crecimiento abrupto ha venido a partir de que tecnológicamente no necesitas de un soporte que tenga la necesidad de hacer un streaming permanente. En los últimos cinco años ha venido esta capacidad tecnológica que impide guardar los archivos sonoros, sino que puedes estar consultándolos online. O lo puedes descargar a Spotify o a iTunes. Por eso ha habido el crecimiento. En ese momento surge la idea en Storytel para desarrollar contenidos propios, generando públicos genuinos. Aquí nada funciona y por eso es un territorio súper fértil, ¿qué puedes lanzar como oferta que sea interesante, significativo e inmediato? ¿Qué nos mueve? México y Latinoamérica son tan complejos que el material es perfecto para plantear ideas muy singulares”, dijo Aranzazu Núñez, la editora.

Antonio Marts
Nos da mucho gusto la difusión que hemos estado logrando en los últimos años. Foto: Facebook

Fue el año de tres editoriales independientes: Antílope, Dharma Books y Paraíso Perdido. La primera publicó a Mariana Enríquez, con la novela Alguien camina sobre tu tumba.

“Aunque parezca una contradicción, el hecho de que tengamos dos grupos muy fuertes editoriales, es un momento de oportunidad para las editoriales alternativas, independientes como las nuestras. Ellos tienen claro lo que quieren publicar y lo que no encaja en ese modelo, los que estamos atreviendo a editar ese tipo de libros, podemos aprovechar. Creo que ese fue el caso de Restauración, de Ave Barrera, entre otros. Es una gran novela, desde el momento que nos cayó el manuscrito nos encantó y decidimos publicarla. Las editoriales como Paraíso Perdido, estamos buscando a los lectores que no se conforman a leer lo mismo, con esa uniformidad que dan las editoriales grandes, estamos como renovando el panorama literario, quizás sin tanta difusión, pero son los propios lectores los que van pasando la estafeta a otros lectores”, dijo Antonio Marts, director de Paraíso Perdido, en entrevista.

“Es una ventaja, los grandes grupos editoriales ya entraron en una dinámica que están por encima de la naturaleza de la literatura. No puedes imprimir 60 libros al mes o más y mucho menos que un sello de narrativa publique más de 600 libros al año. Sencillamente, no hay tantos buenos libros ni tantos lectores. Crecieron a un nivel que para sostener a esa maquinaria terminan ahogando a sus propios autores, porque necesitan sacarlos para introducir algo nuevo. Eres novedad una semana. Están empezando a tener ediciones no tan bien cuidadas, libros que no valen la pena. Si ves la oficina de Random House tienen una oficina de 25 personas de prensa y un editor por cada sello. Te preguntas cuáles son las prioridades para la editorial”, certificó Nicolás Cuéllar, de Dharma Books.

Manuel Vilas
“Estoy un poco cansado de la ficción”, dice Manuel Vilas. Foto: MaremotoM

Cubrimos la II Bienal Mario Vargas Llosa, con un autor favorito: Manuel Vilas, con Ordesa. “Creo que la literatura siempre está en movimiento. Tiene que ver con sociedades donde la democracia se asienta y los escritores empiezan a buscar espacios donde poder ejercer la libertad, el espacio autobiográfico es un espacio para decir la verdad y que nadie te mate por eso. Eso solo lo pueden hacer en sociedades libres. No es lo mismo la autoficción que la autobiografía. A mí la autoficción no me interesa.”, dijo en una entrevista de MaremotoM.

Un apartamento en Urano, de Paul Preciado (Anagrama), nos dejó muchas cosas en qué pensar.

“Con lentes más potentes que las del Monstruo, los físicos contemporáneos definen a Urano como un “gigante helado” y gaseoso compuesto de hielo, metano y amoníaco. Se trata del planeta más frío del sistema solar, con vientos que pueden sobrepasar los novecientos kilómetros por hora. En fin, no se puede decir que las condiciones de habitabilidad sean idóneas. Seguramente Dominique tenía razón: tendré que dejar el apartamento de Urano.

Pero el sueño de Urano funciona en mi cerebro como un virus. Después de esa noche, durante la vigilia, aumenta en mí la sensación no solo de tener un apartamento en Urano, sino también de que es en Urano donde quiero vivir.”

Fabio Morábito
De sentir rossonero, hablamos con Fabio Morábito. Foto. MaremotoM

Fabio Morábito ganó el Premio Xavier Villaurrutia y el Premio Roger Callois por su novela Lector a domicilio (Sexto Piso).

“Me siento muy contento, es un muy buen premio. Bueno, un premio es un regalo, un reconocimiento, en país como este, donde se lee tan poco y los escritores siempre nos preguntamos para quién estoy escribiendo. Si me leen realmente, si no son los de siempre. Tener un premio puede ser un poco que hay un germen de público, que es lo que necesitamos para escribir. No para amigos, ni conocidos, sino escribir para un tiempo y un espacio indefinidos. Te da la sensación de que eres escuchado.”

Hacia la belleza, de David Foenkinos (Alfaguara): “Entre Modigliali, Caravaggio, Bacon y los dibujos de una pintora primeriza, este autor que ha ganado más de quince premios literarios y muchas de sus historias han sido llevadas al cine (entre ellas, La delicadeza, firmada por él y por su hermano Stéphane, con una delgadísima Audrey Tatoo como protagonista), nos enseña también que el arte a veces puede traer consuelo”.

Ramón Córdoba
En su juventud pensaba en ser sacerdote, pero se decepcionó de la iglesia y nunca más fue. Foto: Especial

Este año se fue Ramón Córdoba, el gran editor, el gran amigo. Se durmió en su cama, al otro día no despertó. “Ramón Córdoba amaba las palabras y amaba ese estar siempre en el fondo de los libros, como vigilando su desarrollo, siendo amigo –muy- de muchos escritores, a veces dejando el desconcierto. ¿Por qué no él mismo no se adelantaba y era exactamente el gran escritor que todos pensaban que era? Sacaba el trabajo grueso de Penguin Random House y hacia cada escritor del que se convertía en editor, terminaba siendo un gran amigo.” Tenía 61 años.

Uno de los libros que más me ha gustado ha sido el reciente de Leila Guerriero, Opus Gelber: Retrato de un pianista (Anagrama). Es la historia de un pianista, de la voluntad como dice la autora y de la pluma de la escritora. “Hay gente a la que no le gusta el estilo de Bruno, porque lo ven como un pianista demasiado expresivo, demasiado romántico. Pero sí, el accidente fue una cosa muy impresionante. Tardó muchísimo en narrarme eso, no es algo que él aborde desde el arranque. Por ejemplo, el tema de la polio no lo esquiva nunca, pero cuando habla del accidente, después que le había hecho varias entrevistas, pensaba que ya lo habíamos hablado y yo no tenía idea a qué se refería. No se publicó mucho eso. Después encontré una reseña del concierto de Mozart en el Colón, que dio seis meses después de haberse quebrado la mano y allí se mencionaba el accidente. Él es un hombre roto desde la infancia, en términos de una persona que tuvo esta enfermedad, la polio, que le ha dejado secuelas muy incómodas, terribles, después, sobre eso, a los 60 y algo de años, se quiebra la mano. Su instrumento. Esa recuperación que tuvo Bruno demuestra un poco la voluntad de él. El libro en el fondo lo que cuenta es la historia de la voluntad.”

Te puede interesar:  “La literatura, arma para abatir el miedo”, John Boyne
Bruno Gelber, por Leila Guerriero
Bruno Gelber, por Leila Guerriero. Un libro entrañable. Foto: Anagrama

Fue el año de la muerte de Armando Ramírez, un escritor joven, que falleció a los 67 años y dejó un legado en libros únicos: las novelas Chin Chin el teporocho, Noche de califas (ambas adaptadas para el cine, con guion del autor), Pu, Quinceañera, La casa de los ajolotes, ¡Pantaletas!, La Tepiteada y Fantasmas, así como los volúmenes de cuentos La crónica de los chorrocientos mil días del año del barrio de Tepito y Bye bye Tenochtitlán.

Anagrama sacó el nuevo libro de Martin Amis: El roce del tiempo, un compilado de su abultada presencia en los medios.

The game, de Alessandro Baricco (Anagrama) y El arte de entrevistar, de Rosa Montero (Debate), nos hicieron entender estas décadas que han transformado nuestra forma de relacionarnos con el mundo.

La muerte de Jesús (Literatura Random House) cierra la saga poética, filosófica del Premio Nobel J. M. Coetzee sobre la vida de David en un mundo sin memoria. Una vida luminosa y fugaz como un cometa en el cielo. “Tuvimos el privilegio de que nos visitara un cometa. David se fue y el mundo ha vuelto a ser como era. Eso es lo que no podemos soportar: que no quede nada de él. Que podría no haber existido. Sin embargo, eso no es verdad. ¡No es verdad! Puede ser que el mundo sea como era antes, pero también es diferente.”

El país de Toó, Rodrigo Rey Rosa
Un libro necesario de Rodrigo Rey Rosa. Foto: Cortesía

El guatemalteco Rodrigo Rey Rosa regresó con su gran novela El país de Toó (Alfaguara). “Rey Rosa se mete de lleno en el pueblo indígena de Guatemala, contando sus costumbres, describiendo sus comidas, sus dioses y pone como enemigos de los poderosos del gobierno a un niño tonto, a una criada que al parecer no sabe nada pero sabe todo, a un dirigente de una ong y a un lumpen que se roba el tesoro del que manda más en la región (mucho más que el gobierno) y que al final –para conquistar a Ermenegilda y siguiendo las predicciones de los brujos del lugar, un hecho justiciero y enigmático.

“La voladura en el costado occidental del camposanto se produjo en medio del ruido de fuegos artificiales. Un intento relampagueo en el cielo llevó momentáneamente el día a la noche cerrada de Chuitamango. El suelo tembló.

Fue –diría Goya más tarde- una declaración de guerra incruenta y jubilosa”, dice Rodrigo casi al final de la novela, que no sólo está muy bien contada, sino que esa prosa precisa deja siempre algo sin contar, un acicate para el lector que no dejará el libro hasta terminarlo.

Toni Morrison
Ganó el Premio Nobel en 1993.

Murió Toni Morrison. Fue la primera mujer negra en ganar un premio Nobel de Literatura. Tenía 88 años y firmó su primera novela The bluest eye en 1970. Continuó con Sula y Song of Salomon, que le valió el Premio Nacional de la Crítica estadounidense en 1978. Siguió con Tar baby y Beloved, que le mereció el Pulitzer de ficción en 1988.

La editorial Caja Negra ha publicado el Volumen 1 de los Escritos reunidos e inéditos de Mark Fisher (1968-2017), un hombre con una vida corta, pero que ha dejado un legado valioso que ahora aparece en K-Punk.

“Intelectual sin ser académica, popular sin ser populista”: de esta manera caracterizaba Mark Fisher la misión de su labor crítica. Su relación con la vida universitaria había sido siempre incómoda y fue a partir de descubrir el potencial democratizador de los blogs y de utilizarlo como un conducto para el intercambio entre la cultura popular y la teoría que encontró su medio y su voz.

K-Punk
Un libro imprescindible. Foto: Caja Negra

San Luis Potosí tuvo su Cuarto Festival de Huellas del crimen. “Como tú sabes este festival fue impulsado por la dirección que tenía a su cargo Marina Bespalova y por la Coordinación Nacional de Literatura que estaba ocupada por Mauricio Montiel. Se consideró que no había mejor espacio para ese festival que este lugar, que fue durante muchos años una prisión. Con el cambio de Gobierno, con la cuarta transformación, se descartó el apoyo a los festivales. Todo lo que es literatura creativa los dejó afuera, los temas de la violencia y la novela negra no son muy bien vistas por el nuevo Gobierno. No recibió apoyo financiero de la Secretaría de Cultura y tampoco fue seleccionado por el organismo que selecciona los festivales”, expresa Jorge Humberto Chávez, gran poeta y organizador del Festival.

Lecturas: Luz de guerra, de Michael Ondaatje y Riesgos de los viajes en el tiempo, de Joyce Carol Oates.

El poeta David Huerta gana el Premio Fil en Lenguas Romances. Se publica Los testamentos, de Margaret Atwood y reaparece el colombiano Santiago Gamboa, con Será larga la noche (Alfaguara).

Santiago Gamboa
Santiago Gamboa y su novela luego de los acuerdos de paz, Será larga la noche. Foto: Cortesía

“En esta novela lo que he intentando hacer algunos aspectos de la vida de Colombia que se han vuelto relevantes después de los acuerdos de paz. Antes de esos acuerdos, no había nada más. Era como un manto la agenda completa de la vida nacional. Y cuando ese manto se retiró, porque el Acuerdo de Paz desmovilizó a la guerrilla más importante que eran las FARC, empezamos a ver que había más cosas. Cuando se hizo el acuerdo de paz volvió a descubrir para el país una gran cantidad de zonas que antes estaban prohibidas. Si pasabas por esas zonas te secuestraban así porque sí. La suma de los problemas nuevos con el descubrimiento de ese país. Ahora que volví a Colombia he logrado pasar por esas zonas, quedé maravillado y he comprendido mejor el conflicto. He visto cómo los campesinos trabajaban para la guerrilla, que era el señor de la región. Eran las víctimas, porque venían los soldados o los paramilitares y los consideraban guerrilleros y los mataban. Entre esas cosas está el tema de las iglesias evangélicas, que son iglesias que han estado en Colombia desde hace 40 años, pero que en los últimos años, en la última década, han ido tomando una fuerza enorme y volviéndose una fuerza política. En mi novela quise hacer una investigación y mostrarle al lector ese tipo de nuevos problemas que he ido encontrando después del proceso de paz. El tema de las iglesias, las grandes decisiones políticas están tomadas por intereses personales de pastores y las consecuencias las paga el resto del país. Me resultaba interesante hacer un libro que tratara de una manera más o menos realista y que me permitiera hablar de otro tema que es el de la orfandad. Colombia es un país de huérfanos, de infancias robadas, de familias destruidas. Mi país entero es un sobreviviente. También eso explica que estas iglesias tengan tanta preponderancia”, dijo el escritor en entrevista.

La editorial española Páginas de Espuma cobra gran relevancia en México, con Antonio Ortuño, Socorro Venegas y recientemente con Liliana Blum. En España, por otro lado, la editorial de cuentos ha ganado un importante premio.

La Editorial Páginas de Espuma le ha sido concedido el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural por un jurado presidido por Doña Olvido García Valdés, Directora General del Libro y Fomento de la Lectura y constituido por la vicepresidenta Doña Begoña Cerro Prada, Subdirectora General de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas.

“Por sus veinte años de dedicación constante e independiente a la mejor literatura, su atención especial al ámbito del cuento y por cultivar el vínculo entre las dos orillas del Atlántico”, ha sido el dictamen del jurado que Juan Casamayor, uno de los editores de la empresa, ha celebrado al lado de todos sus colaboradores.

Juan Casamayor
Es un momento de reflexión más allá de una alegría, dice Juan Casamayor a propósito del premio. Foto: Cortesía

Editorial Páginas de Espuma es una editorial independiente fundada en 1999 y especializada en el género del cuento donde es referencia en el ámbito del español. Asimismo, posee una colección dedicada al ensayo de humanidades.

Tus pasos en la escalera, de Antonio Muñoz Molina, nos trae a este autor entrañable con una historia de suspense psicológico en la que la memoria, la razón y el miedo son los elementos que determinan la realidad tangible. Sutil y progresivamente Antonio Muñoz Molina muestra que sometida a la lente de un microscopio, la realidad desvela fisuras que pueden derrumbar lo que con tanto cuidado nos hemos contado sobre nuestras vidas.

Antonio Muñoz Molina
La nueva novela de Antonio Muñoz Molina. Foto: Cortesía

Lecturas: Nostalgia de lo particular, de Iris Murdoch (Siruela). Almadía relanza sus libros clásicos. Juan José Millás, con La vida a ratos (Alfaguara) fue un enorme consuelo en este año. Gran libro para un gran escritor.

“Cito una frase de un escritor que es impronunciable, que se llama Imre Kertész, que de la muerte de joven dice que es un asunto melodramático. A mediana edad es un asunto filosófico y en la vejez dice que es un asunto burocrático. Una de las cosas de misterio es que la muerte se convierte en un asunto burocrático. Tienes que dejar las cosas ordenadas. Ya no hay dudas de que te vas a morir y no dices que es dramático. ¿Es filosófico?, ha perdido esa dimensión. El suicidio sigue siendo filosófico.

–Cioran dice que vivió todo lo que vivió porque en cualquier momento se podía matar…Usted es más práctico

–Quizá el lado práctico provenga de la infancia. No pasar por las mismas necesidades que vi que pasaron mis padres. Yo soy una persona que no deja que los problemas se pudran. Yo los afronto. Yo me abrazo a lo que me da miedo. Y esa es una de las razones que me ha ayudado mucho a escribir. Escribir me da mucho miedo y me sigue dando mucho miedo. Me abrazo a ello cada día que me levanto.”

Juan José Millás
Juan José Millás

Fue el año de las mujeres, con muchos libros, entre ellos el de Brenda Ríos, el de Brenda Navarro, el de Isabel Zapata, con La compañía (Almadía), de Verónica Gerber, destacando entre ellos.

Fue el año de la poesía, con grandes editores como los poetas Jorge Ortega, con Rosa Espinoza, en Mexicali, con Jesús Ramón Ibarra en Culiacán, Sinaloa. Leímos con mucho placer Emily, de Olga Gutiérrez Galindo y unos cuantos libros más de los que ya dimos cuenta en nuestros libros de poesía favoritos.

Verónica Gerber. Foto: Secretaría de Cultura de la Ciudad

Anne Carson, una de las máximas figuras de la poesía en lengua inglesa, gana el Premio Internacional Manuel Acuña 2019 en la categoría de trayectoria poética. De acuerdo con la convocatoria, la premiación de ambas categorías se realizará en el marco de la Feria Internacional del Libro Coahuila 2020.

El reconocido poeta, ensayista y editor mexicano Luis Felipe Fabre fue declarado ganador de la décima segunda edición del Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska de la Ciudad de México, por su obra Declaración de las canciones oscuras, una sorprendente historia sobre la exhumación del poeta Juan de la Cruz.

El certamen fue convocado por el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Cultura local, el pasado mes de octubre y lleva el nombre de la escritora mexicana Elena Poniatowska en reconocimiento a su contribución al desarrollo de la cultura del país.

Anne Carson
Carson genera un discurso poético profundamente anclado en la tradición literaria occidental, desde Safo y Eurípides a Emily Brönte y Gertrude Stein. Foto: Cortesía

En septiembre salió El Colgajo, la historia de autobiografía de Philipp Lançon, que sufrió el atentado a Charlie Hebdo, por el que perdió la mandíbula y a sus compañeros.

“¿Me permite la crítica luchar contra el olvido? Por supuesto que no. He visto muchos espectáculos y leído muchos libros de los que no recuerdo nada, ni siquiera después de haberles dedicado un artículo, probablemente porque no despertaron ninguna imagen, ninguna emoción verdadera. Peor aún: muchas veces olvido que he escrito sobre ellos. Cuando, por casualidad, uno de estos artículos fantasma sale a la superficie, me siento siempre un poco asustado, como si lo hubiera escrito otro que se llamara como yo, un usurpador. Entonces me pregunto si no habré escrito para olvidar lo antes posible lo que había visto o leído, como esa gente que lleva un diario para liberar cotidianamente a su memoria de lo que ha vivido. Me lo preguntaba, al menos, hasta el 7 de enero de 2015.”

Peter Handke y Olga Tokarczuk ganaron los dos Premios Nobel. El del año pasado y el de este. Hubo polémica alrededor del escritor y amigo de Wim Wenders, por su postura en las Guerras Balcánicas. Dio un discurso antológico.

“Juega el juego. No hagas todo sobre ti. Busca desafíos, pero que no apunten a un resultado específico. Evita los motivos ocultos. No retengas nada. Sé gentil y fuerte. No analices en exceso, no calcules, pero mantente alerta, atento a las señales. Se vulnerable. Muestra tus ojos, invita a otros a mirar profundamente; asegúrate de que haya suficiente espacio e intente reconocer la imagen de todos. No tomes decisiones por las que no te sientas emocionado. Déjate fracasar. Sobre todo, date tiempo y toma el camino largo. Nunca ignores lo que un árbol o un cuerpo de agua tiene para decirte. Date permiso para tomar el sol. No te preocupes por tus parientes, ofrece apoyo a los extraños, inclínate para mirar cosas insignificantes, sumérgete en lugares desiertos, no caigas en el gran drama del destino, ríe el conflicto en pedazos. Muestra tus colores verdaderos hasta que demuestres que tienes razón y el susurro de las hojas se volverá dulce. Camina en el medio de la gente.”

Sharjah
Cambio de Estafeta a Sharjah , dentro de la XXXIII Feria Internacional del libro en Guadalajara, Jalisco, Mexico, 8 de Diciembre 2019 Foto: @FIL/ Bernardo De Niz

Después de nueve días de encuentros con escritores, intelectuales, científicos, activistas y pensadores, la Feria Internacional del Libro baja la cortina luego de haber sido visitada por 840 mil lectores, que encontraron en los pasillos de Expo Guadalajara el escenario ideal para tener un acercamiento con la literatura y con la cultura milenaria de India, país Invitado de Honor de la trigésimo tercera edición de la Feria del libro en español más importante del mundo.

La periodista Adriana Malvido ganó el Premio al Periodismo Cultural Fernando Benítez de la Feria Internacional de Guadalajara.

“Creo que el reportero es un periodista cultural, hay muy buenos, lo que pasa es que ahora se han perdido muchos espacios. Los ves haciendo crónicas para las redes. ¿Qué es un periodista cultural? Te lo puedo definir diferenciándolo del otro periodismo. Es el periodismo que ve el otro lado de los hechos. Cubre las subjetividades, los sueños, las esperanzas, las frustraciones de la sociedad en estos momentos. La violencia es una barbarie y vemos a través de las redes un montón de imágenes espantosas.”

Este año se hizo 13 habitaciones propias, a la que fui cordialmente invitada por Jesús Ibarra. Conocí Culiacán, en homenaje a mi mejor amigo Alfredo y por supuesto a Javier Valdez, el recordado periodista. En esa oportunidad tuve la suerte de charlar con Minerva Margarita Villarreal, una gran poeta. Poco después, me enteré que había muerto. Una poeta que muere joven gracias a esa enfermedad terrible.

“Nos hablaste de la poesía y de un plano mayor, de la cultura como continente y contenido para las zonas de desastre y los momentos de crisis. Con sencillez mostraste que hay una verdad en lo que se escribe, que hacer poesía conlleva un compromiso con la palabra, que hay una página emocional en el dolor de estar vivos, un llamado que surge desde dentro de uno mismo y aunque no sabemos lo que es, transita por tu voz”, fueron las palabras para ella en un homenaje.

Dos libros que me faltaron en la lista de los 30 mexicanos mejores. Uno, el de José Miguel Tomasena, El rastro de los cuerpos (Grijalbo): “Creo que las mujeres son las que nos están marcando el camino del ya basta. Hemos rebasado situaciones que son intolerables, no puede haber una respuesta que se articule sólo del individuo. Tiene que haber formas de asociación, formas de indignación colectiva. Los varones tenemos que reeducarnos y transformarnos, pues la lucha de las mujeres implica desafíos en nuestro modo de relacionarnos”, dijo el escritor en entrevista.

Roberta Garza
Sí, como Luz del Mundo, que el hombre acaba de ser arrestado por pedofilia. El mecanismo es el mismo. Es un acto de sumisión absoluta a una persona. Foto: MaremotoM

El otro libro es la historia de Keith Raniere, el hombre de la secta moderna:

“¿Te hizo acordar un poco a James Mason?

–No, pero me hizo acordar a Jim Jones (fue el líder de un culto estadounidense, fundador de la secta Templo del Pueblo, famosa por el suicidio colectivo realizado el 18 de noviembre de 1978 por parte de 917 de sus integrantes), mucho más que Mason. Era un guía, un conductor, un pastor, al que tenías que entregarle una obediencia completa. La atención se ha centrado en esas perversiones sexuales, pero el grupo tenía otras intenciones, él les decía que había que reclutar a mucha gente, con todo el control sobre sus vidas. La intención era precisamente cambiar la intención del voto, algo que él mismo lo dice en el juicio. Si no lo paraban cuando lo pararon esto hubiera acabado con el suicidio masivo de Jim Jones”, declaró Roberta Garza, autora del libro, Márcame, amo (Cal y Arena).

Selma Ancira
El camino de la vida. Foto: Cortesía

La traductora Selma Ancira ganó el Premio Hispanoamericano de Traducción Literaria.

“Los libros no se traducen solos, detrás de cada obra que es publicada en un idioma diferente al que originalmente fue escrito, requieren de muchas horas de trabajo que a veces no es reconocido”, destacó.

Selma Ancira nació en la ciudad de México en 1956. Es traductora de literatura rusa y de literatura griega moderna. Ha traducido, entre otros autores, a Pushkin, a Dostoievski, a Bunin, a Bulgákov y a Pasternak, así como a Seferis, a Ritsos, a Kampanelis y a María Iordanidu. Fue ella quien descubrió al público hispanoparlante la obra de Marina Tsvietáieva de quien ha traducido casi la totalidad de su prosa.

Comments are closed.