Arte digital

Arte digital; la blockchain más allá de las criptomonedas

En abril del 2022 la lista de los NFTs más caros de la historia estaba liderado por The Merge, un NFT que superó el precio de los 90 millones de dólares en una venta masiva en la que unieron capital miles de inversores, haciendo que la obra superase a Everydays: The First 5000 Days, una obra que estuvo a punto de alcanzar un precio de 70 millones de dólares, consiguiendo a la vez colocar a su obra como la tercera creación que más precio ha alcanzado en subasta por parte de un artista vivo, Mike Winkelmann A.K.A Beeple, lo cual no es poca cosa sobre todo teniendo en cuenta lo novedoso del mercado de los NFTs.

Ciudad de México, 19 de agosto (MaremotoM).- La tecnología de la blockchain ha dado paso a varios subproductos que por sí solos han ganado gran popularidad entre el público general y entre los inversores en particular, hasta tal punto que es probable que muchos conozcan estos activos pero que no conozcan la tecnología que los sustenta y posibilita, a pesar de que esa misma blockchain despierta mucho interés de cara a las posibilidades que ofrece para el futuro en múltiples campos.

Como muchos, por no decir todos, ya habrán adivinado, uno de esos activos son las criptomonedas, unos activos que se pueden utilizar tanto para especular en el trading online (siempre que se comprendan tanto los riesgos del apalancamiento como de los activos volátiles) como para realizar pagos en según qué empresas y hasta para holdear de cara a un hipotético futuro en el cual las criptomonedas aumenten mucho su valor (teniendo siempre en cuenta que cualquier forma de operar con criptomonedas conlleva un alto riesgo), pero otro producto de la blockchain quizás no tan conocido pero que ha experimentado un notable crecimiento (y posterior caída) durante el pasado año y lo que llevamos de 2022 es el arte digital en forma de NFTs, un tipo de criptoactivo que, a pesar de guardar semejanzas con las criptomonedas, también tiene notables diferencias.

Características de los NFTs y la fiebre por el arte digital

Los NFTs, o tokens no fungibles, son un tipo de activo digital que, al contrario de lo que ocurre con las criptomonedas, es único con respecto al resto de NFTs, y por ello no son fungibles y no pueden utilizarse como dinero como sería el caso de, por ejemplo, bitcoin, que aspira a llegar a ser una moneda de curso legal ampliamente aceptada como ya ocurre en países como El Salvador.

Te puede interesar:  Subasta Navideña de arte mexicano

Esa unicidad vendría garantizada por la blockchain, libro mayor donde se registra todo lo relacionado con los criptoactivos y en el cual participan todos los usuarios de cada cadena de bloques, por lo cual sería prácticamente imposible de jaquear y por lo tanto prácticamente infalsificable, al contrario de lo que ocurriría con las obras de arte físicas, siempre bajo riesgo de ser replicadas por artistas de especial talento, lo cual es de especial importancia a la hora de calificar un activo de valioso, pero por supuesto no puede ser la única razón para invertir en NFTs, dado que su explosivo crecimiento en el 2021 provocó que se comprase prácticamente todo a unos precios aparentemente muy inflados provocando que se hinchase una burbuja que parece haberse pinchado, dejando grandes pérdidas a los inversores que entraron tarde y no salieron a tiempo, pero que puede que haya ayudado a sanear el mercado dimensionándolo adecuadamente, o al menos a un nivel más cercano a su verdadero valor actual.

En abril del 2022 la lista de los NFTs más caros de la historia estaba liderado por The Merge, un NFT que superó el precio de los 90 millones de dólares en una venta masiva en la que unieron capital miles de inversores, haciendo que la obra superase a Everydays: The First 5000 Days, una obra que estuvo a punto de alcanzar un precio de 70 millones de dólares, consiguiendo a la vez colocar a su obra como la tercera creación que más precio ha alcanzado en subasta por parte de un artista vivo, Mike Winkelmann A.K.A Beeple, lo cual no es poca cosa sobre todo teniendo en cuenta lo novedoso del mercado de los NFTs.

Casinos Online
Las criptomonedas cobran importancia. Foto: Cortesía

Criptomonedas y NFTs; la puerta de entrada a la blockchain

 Teniendo en cuenta que, al menos por el momento, los criptoactivos presentan un nivel de riesgo muy alto, tanto que de invertir en ellos no se debería arriesgar más de lo que uno se puede permitir perder, lo cierto es que las criptomonedas y los NFTs se han convertido en la forma más popular en la que el gran público ha comenzado, muchas veces sin saberlo, a utilizar la blockchain, una tecnología que está llamada a mejorar el intercambio, la custodia, la seguridad y la trazabilidad en la obtención y utilización de datos en todo tipo de redes; empresariales o públicas, abaratando y agilizando el uso de un recurso, los datos, que para algunos será el oro o el petróleo del siglo XXI.

Comments are closed.