Fórmula UNO

BAHREIN 2022 | Lo que ahora ya sabemos y todo lo que nos falta averiguar sobre la nueva Fórmula Uno

En resumen: podrá haber un campeonato con más protagonistas que en el anterior. No es poco para el arranque. Pero falta determinar todavía si las carreras van a ser más movidas y entretenidas. Algunas señales hay, faltan otras. Porque fue un arranque menos vibrante que el de 2021 pero con otro impacto.

Ciudad de México, 22 de marzo (MaremotoM).- Cuarenta cinco Grands Prix de Fórmula 1 llevaba la Scuderia Ferrari sin victorias. La última, Singapur 2019, había acabado en un 1-2. Luego, el desierto. “¿Firmar ya el segundo puesto? No, vinimos a competir”, declaró Mattia Binotto al iniciar el primer fin de semana de Fórmula 1 de 2022, descubriendo sus intenciones. “Tenemos al menos la misma potencia que los rivales y posiblemente un poco más también”, agregó. La escuadra de Maranello llevaba mucho tiempo preparándose para este arranque y nadie puede declararse sorprendido por el resultado final. El 1-2 de Charles Leclerc y Carlos Sainz corta aquella espantosa racha sin triunfos y nos propone una serie de interrogantes sobre el inicio del Mundial que podrían acomodar el escenario de lo que se viene. Sacar demasiadas conclusiones es apresurado; intentar recoger las enseñanzas del primer GP, en cambio, es muy válido.

¿Ferrari se vuelve candidato a ganar el campeonato?

La casa de Maranello, no ya una fábrica de autos sino una religión deportiva, volvió a ganar en Fórmula 1. Los tifossi ya deliraban con el hecho de que la última vez que un auto rojo había marcado la pole en la carrera inicial del campeonato había sido en 2007, gracias a Kimi Raikkonen: ese fue, también, el año del último título…

Es pronto para decirlo, porque Sakhir es un circuito de características especiales, que favorece la tracción y la velocidad en recta antes que otros atributos, pero las Ferrari se mostraron absolutamente consistentes con lo que habían mostrado en las pretemporadas y a nadie sorprendió este resultado.

Leclerc se tomó revancha de lo que le sucedió en este mismo circuito en 2019, cuando perdió una victoria increíble a poco del final, y lo celebró con todo: pole-position, record de vuelta, la mayor cantidad de vueltas en punta… y la sensación de que conduce una máquina, la F1-75, de extraordinario rendimiento.

¿A qué se debe? ¿A un motor fabuloso que, como sugiere Binotto, puede ser el más potente de la categoría? ¿A un diseño racional, acaso muy convencional, pero suficientemente balanceado, que le permite al auto dispone de una tracción impecable? ¿A unos pontones largos que suponen un importante aumento de downforce sin tanto drag penalizante? ¿A una caja de velocidades con relaciones más cortas, que le permiten acelerar mucho mejor que los rivales? Seguro que es una mezcla de todo eso.

Fórmula UNO
Ferrari, dos en el podio. Foto: Cortesía formulauno.com

Pero no solo: la operación fue perfecta. Dos veces el campeón mundial Max Verstappen intentó un undercut sobre Leclerc, y Ferrari respondió en los pits con detenciones inferiores a los 3 segundos. Y Leclerc condujo a lo grande. “Está manejando en un nivel superior”, lo elogió su compañero Sainz el sábado. El monegasco parece entender un poco más las extensiones de performance de este coche respecto a su colega madrileño.

“No podíamos haber esperado nada mejor”, señaló el vencedor. “Ferrari está propiamente de vuelta, con un 1-2, dónde el equipo tiene que estar”, sentenció su compañero español.

Esto recién empieza. Pero si se mantiene desarrollando con propiedad esta F1-75, claro que puede pelear el título.

¿Pero el Red Bull RB18 no era el mejor coche del 2022?

Eso parecía concluirse tras las prácticas y, eventualmente, aún después de que Verstappen perdiera la pole por un error en las últimas dos curvas de su vuelta rápida, cuando hasta ahí venía siendo el más veloz. Inclusive, Ferrari sospechaba que los coches de Milton Keynes poseían un ritmo superior en carrera.

Sin embargo, todo se vino abajo con el problema que acabó con los dos autos en las tres vueltas finales, cuando estaban en posición de podio. Un verdadero shock para un equipo con tan alto concepto de sí mismo.

Los dramas de Verstappen habían arrancado mucho antes, con los inconvenientes que sufrió con el comando. “Era imposible doblar”, afirmó. “Un montón de problemas con los que tenemos que lidiar. Una carrera así te puede costar un campeonato”, sugirió, aunque la evidencia reciente no lo respalda...

Fórmula UNO
Lewis Hamilton y Charles Leclerc. Foto: Cortesía formulauno.com

“Fue una carrera brutal para nosotros”, aceptó Christian Horner, el team principal. “El problema en los dos autos fue el mismo”, confirmó, sin concretar la razón. “Por lo menos sabemos que tenemos un buen auto”.

Según Sergio Pérez, el daño fue probablemente causado por un problema de la bomba de combustible. “Básicamente en la última vuelta se bloqueó completamente el tren trasero. Y el motor se murió”.

Verstappen se había quejado durante la carrera, cuando el equipo no lo dejó presionar a Leclerc en los dos undercuts que tiró, y también al final: “No había suficiente equilibrio en el coche, era muy difícil de conducir. El ritmo no era sorprendentes. Es cierto que a este nivel los problemas ocurren, pero no deberían”.

Para una escudería tan marketinera, tan adepta a los golpes de escena, lo que ocurrió en Sakhir fue un desastre.

¿Mercedes podrá pelear los títulos mundiales?

Antes de la carrera, el team principal Toto Wolff bromeó asegurando que era más sencillo nominar qué era lo que funcionaba en el auto, porque la lista era más corta que la de las cosas que no funcionaban… Y todo el fin de semana Mercedes compitió tratando de limitar daños y de evitar el papelón.

Sin dudas lo consiguió: el W13 se mostró en carrera un poco menos nervioso, el porpoising se vio atenuado, y aunque el equipo parece por momentos avanzar a ciegas en todos los terrenos (los únicos que calzaron gomas duras en un momento, creyendo poder estirar paradas, para darse cuenta que casi no tenían grip con ellas), parece haber identificado las áreas problemáticas. “Tenemos mucho drag”, comunicó Wolff. “Nos están faltando algunas partes”.

Te puede interesar:  El crimen como un cálculo del destino en La ira de Dios

Hamilton acabó subiendo al podio gracias a los dramas de RedBull pero su mejor vuelta (la 53a, 1m36s228, a 202,469 km/h) fue casi 4 km/h más lenta que el record de vuelta de Leclerc (1m34s570, a 206,018 km/h, en el giro 51, un par de minutos antes). Aún así se permitió la ironía: “es una pena para RedBull…”

Fórmula UNO
Un día malo para Max Vertappen Foto: Cortesía formulauno.com

La pregunta se responde mejor con una frase de Wolff: “No sé si encontraremos la bala de plata (para resolver los problemas) muy pronto. Mientras lo hacemos, necesitaremos algunas carreras para desbloquear la verdadera performance del coche”.

¿La batalla Leclerc-Verstappen será el epicentro del interés en este torneo?

Estuvo servida, y pudo haber sido más intensa si el campeón del mundo hubiera estado completamente cómodo en su coche, lo que no ocurrió. Es de esperar que siga repitiéndose y, si Mercedes soluciona rápidamente su presente, puede sumarse Hamilton.

“Traté de ser tan inteligente como me fuera posible en la lucha con Max, frenando temprano en la curva 1 y eso funcionó en dos ocasiones. Recuperé mi primera posición y me siento muy feliz de que haya funcionado”, resumió el vencedor.

“La lucha entre Max y Charles fue fantástica”, aplaudió Horner. “Si vamos a tener una temporada de estas batallas, ¡qué campeonato va a ser!”.

¿Se puede correr mejor en esta Fórmula 1 2022, como se esperaba?

Todavía es demasiado pronto para decirlo, pero se produjeron tanto pelotones apretados como filas indias inconmovibles con autos separados por segundos. Esa batalla de Leclerc y Verstappen en la vuelta 17 y sucesiva permite suponer que es probable que, una vez que los equipos terminen de entender por completo estos nuevos coches, eso puede suceder más a menudo.

“Mostramos que la posibilidad de correr de estos autos tiene que tener una fuerte consideración hacia el futuro”, declaró Ross Brawn, el director técnico de la Fórmula 1 y uno de los cerebros de estos cambios. “Tenemos que seguir trabajando para entender cómo hacer grandes autos de carrera y continuar desarrollándolos en esta dirección”. Es una visión interesada la de Brawn que habrá que balancear. El crédito está abierto.

¿Pero no era que las nuevas cubiertas de 18 pulgadas iban a durar más?

Se especulaba con que este caucho flamante podía resistir mejor la degradación y, por lo tanto, los pilotos no tendrían tanta necesidad de cuidarlos, de hacerlos durar mientras aceleran. Pero Sakhir es una pista de alta abrasividad y eso se sufrió particularmente. Las dos paradas mínimas que preveía Pirelli no alcanzaron. Carrera nocturna, asfalto más frío, nuevas limitaciones para precalentar las cubiertas, todo influye. Y probablemente no mejorará la semana próxima en Arabia Saudita.

¿McLaren está condenado a un año horrible?

Un arranque espantoso: 14° Daniel Ricciardo y 15° Lando Norris, sin haberse despegado casi nunca del fondo del pelotón. Cuando el MCL36 apareció en pista en Bareclona, causó buena impresión. Desde entonces, cada día empeora todo. Los problemas con los frenos delanteros complicaron hasta las vueltas de clasificación, y la carrera acabó siendo un suplicio. “Una experiencia dolorosa para todo el equipo”, la calificó el TP Andreas Seidl.

Fueron la escuadra más desteñida del arranque. En teoría el equipo subestimó las necesidades de frenado de estos autos. Es un problema más grave de lo que parecía en su momento. Y probablemente esté enmascarando otros. “Estamos analizando en detalle por qué no somos competitivos y trabajando todo lo que podemos para sacarle rendimiento al auto lo más rápido posible”, agregó Seidl. Cortinas de humo. La situación es delicada.

¿Cómo calificar la actuación de Haas?

El equipo norteamericano con base en Inglaterra y recursos italianos se había vuelto un poco la gran comedia de la Fórmula 1 a partir de las apariciones de su team principal, Günther Steiner, en la serie de Netflix Drive to Survive y, en el pasado reciente, en la explosiva química de sus pilotos, Mick Schumacher y Nikita Mazepin. No había un solo elemento en danza que pareciera posibilitar tomar en serio a la escuadra.

Pero la escuadra se había tomado en serio el 2022: una oficina técnica en Maranello, con ingenieros de Ferrari “marginados” por el tope presupuestario, conducidos por el talentoso Simone Resta, con más horas de túnel de viento que cualquiera de sus competidores (salvo Williams), y una unidad de potencia muy robusta y competitiva suministrada por la escuadra de Maranello.

Luego, todo el episodio Mazepin permitió el regreso de Kevin Magnussen y el salto terminó de completarse. Haas no logró un solo punto en todo 2021, y ya sumó 10 en la primera prueba de 2022. ¡Está tercero en la Copa de Constructores, detrás de Ferrari y de Mercedes! Seguramente no se sostendrá ahí, pero si se especulaba con que el pelotón medio iba a estar liderado por Alpine y Alpha Tauri (en cualquier orden), Haas podrá pelear con ellos de manera directa como no lo podía hacer el año pasado.

En 2018 terminaron el Mundial de Constructores en quinta posición. Podrían aspirar a igualar esa marca, ¿por qué no?

En resumen: podrá haber un campeonato con más protagonistas que en el anterior. No es poco para el arranque. Pero falta determinar todavía si las carreras van a ser más movidas y entretenidas. Algunas señales hay, faltan otras. Porque fue un arranque menos vibrante que el de 2021 pero con otro impacto.

Fuente: Página de Pablo Vignone / Original aquí.

Comments are closed.