Baltasar Garzón

Baltasar Garzón, defensor de Julian Assange, viene al Hay Festival

Baltasar Garzón relatará su fascinante trayectoria como jurista experto en delitos contra los derechos humanos y hablará de su ilustre defendido, Julian Assange, entre el 5 y el 8 de septiembre en Querétaro.

Ciudad de México, 17 de junio (MaremotoM).- El juez Baltasar Garzón (1955) corre todos los días, está en figura y acaba de sacar un libro que se llama En punto de mira, donde ha puesto gran parte de su vida profesional.

Ciudadano español, ha enfrentado al franquismo y su legado por todos los medios, en una actitud que revela que España (con 130 mil) es el segundo país del mundo en desaparecidos, después de Camboya, “y no ha habido ninguna respuesta por parte de la justicia y las que ha habido se hicieron de forma brutal como se hicieron”, ha dicho en el programa de Buenafuente.

“En España hay muchas dosis de franquismo que no se han superado, donde todavía existe la Fundación Francisco Franco, una fundación de exaltación al fascismo y todavía no se han reconocido los crímenes, no hay justicia ni una comisión de la verdad”, expresó.

“A la derecha en España se le consiente todo y el PP tiene una posición ganada precisamente por el franquismo todavía a tope en nuestro país”, dijo.

El ex magistrado cumplirá su condena de inhabilitación por interceptar conversaciones de los cabecillas de la trama Gürtel (caso de corrupción del PP) en mayo de 2021, que cumplirá cuando él tenga 66 años y mientras tanto cumple funciones de abogado, en este caso como defensor de Julian Assange, fundador de Wikileaks.

Mientras esta nota se escribe, Garzón andará de acá para allá pues se ha confirmado que el Gobierno del Reino Unido está dispuesto a dar inicio al proceso de extradición a Estados Unidos de Assange, de 47 años, quien se encuentra en la actualidad en la prisión londinense de Belmarsh.

“Desde 2012 defendemos a Julian Assange en forma gratuita. Lo que se ha hecho con él ha sido muy grave. Aprovechar un delito inexistente, cuyas pruebas inconsistentes han sido silenciar a Wikileaks, que ha mostrado documentos estremecedores y lo único que han hecho los países es tratar de machacar al mensajero”, expresó Garzón.

“Seguiremos dando la batalla hasta el final, porque es Julian Assange es un símbolo de la libertad de expresión”, agregó.

Baltasar Garzón es el segundo de los cinco hijos de una humilde familia de Torres, Jaén. Estudió en los seminarios de Baeza y de Jaén, pero poco después, abandonó los estudios eclesiásticos. Sus padres siempre quisieron la mejor educación para sus hijos lo que llevó a que toda la familia se trasladase a Sevilla y su padre cambiara su profesión de agricultor por la de empleado de gasolinera.

En la capital andaluza, Baltasar se licenció en Derecho en el año 1979. Después de superar las oposiciones a judicatura siendo el número 11 de su promoción, comenzó su carrera el 13 de febrero de 1981 en el Juzgado de Primera Instancia de Valverde del Camino. Después de varios destinos más, en febrero de 1988 tomó posesión de su plaza como titular del Juzgado Central de Instrucción núm. 5 de la Audiencia Nacional.

Te puede interesar:  QUE LA CIENCIA TE ACOMPAÑE | 32% más chances de morir

Como uno de los cuatro jueces encargados de instruir causas contra el terrorismo y el narcotráfico, en la Audiencia Nacional instruiría numerosos casos contra la organización terrorista ETA y otros varios vinculados al tráfico de drogas, como las operaciones Nécora –con la que desarticuló la organización de Laureano Oubiña-, y Pitón -con la detención de los integrantes del llamado clan de los Charlines-.

En 1993, fue nombrado Secretario de Estado para el Plan Nacional Sobre Drogas después de presentarse como independiente en las listas del PSOE a las elecciones de ese año y obtener el acta de Diputado al Congreso por Madrid. Durante el tiempo que ocupó este puesto coordinó siete Ministerios y a las Consejerías de las 17 Comunidades Autónomas con competencia en la materia, además de coordinar la política internacional del Gobierno en esa materia.

Tras dimitir del cargo de Secretario de Estado y renunciar al acta de diputado, se reincorporó a su puesto como magistrado de la Audiencia Nacional. En 2005 ejerció como Senior Fellow al Center on Law and Security y como Catedrático en el King Juan Carlos I of Spain Center, ambos organismos dependientes de la Universidad de Nueva York. A su regreso, un año después, regresó a su actividad como Magistrado-Juez a la Audiencia Nacional. En 2008 se declaró competente para investigar los crímenes del franquismo, aunque poco después se inhibió en favor de los juzgados territoriales donde se encuentran las fosas de las víctimas.

Después de varias querellas por prevaricación, en 2010 el Tribunal Supremo le abrió juicio oral y fue suspendido en sus funciones, cuya condena cumplirá en 2021. Al poco tiempo, la Fiscalía de la Corte Penal Internacional en La Haya le designó Consultor externo. Desde el 3 de abril de 2012, Garzón, que es doctor honoris causa por la Universidad de Jaén y por veinte universidades más en el extranjero.

Para nosotros, los latinoamericanos siempre lo tendremos muy cerca porque es el juez que ordenó la detención del dictador chileno Augusto Pinochet

Fue la noche del 16 de octubre de 1998, en la London Clinic de Londres, cuando el juez español Baltazar Garzón emitió en la víspera una orden internacional de detención y solicitó su extradición a España por una querella criminal en el marco de la Operación Cóndor, la coordinación de las dictaduras latinoamericanas para perseguir y eliminar opositores. Fueron 503 días de reclusión y aunque el Reino Unido finalmente no autorizó el traslado a España, el caso marcó jurisprudencia global sobre los crímenes de lesa humanidad.

Este año, el Hay Festival de Querétaro, en su cuarta edición, entre el 5 al 8 de septiembre, estará Baltasar Garzón, quien relatará su fascinante trayectoria como jurista experto en delitos contra los derechos humanos y hablará de su ilustre defendido, Julian Assange.

Comments are closed.