Lionsgate +

Bienvenido Lionsgate+ a la guerra del streaming

Lionsgate+ adelantó algunas de sus producciones hispanoamericanas. La cineasta argentina Lucía Puenzo, su par española Teresa Fernández Valdés y el exactor porno Nacho Vidal estuvieron en la presentación. Ya no es Starz, ahora es Lionsgate +.

Ciudad de México, 21 de octubre (MaremotoM).- A fines de septiembre, la empresa Starz anunció que cambiaría el nombre de su plataforma de streaming para América latina. Había demasiadas confusiones entre “Starzplay”, que existía aquí desde 2021, con el segundo VOD lanzado por Disney.

Entonces, los directivos de Starz recurrieron a una marca que transmite incluso mejor el “compromiso de ofrecer historias audaces que traspasan los límites y desafían las expectativas”, según dijo entonces Superna Kalle, presidenta de canales internacionales de la empresa. Bienvenido Lionsgate+, entonces, a la guerra del streaming.

Y no es que le falten armas para la pelea a la plataforma con nombre flamante: entre su contenido original se encuentra Gaslit, la serie sobre Watergate protagonizada por Julia Roberts y The Serpent Queen, que revisa la vida de Catalina De Medici en la piel de Samantha Morton.

Y hay más títulos notables, como Normal People, The Great y P-Valley, tanto de producción propia como hechos para el servicio VOD por productoras como Fremantle. Eso sí, no hay que buscar allí programas infantiles ni reality shows. “Nuestro compromiso de ofrecer historias audaces y seleccionadas en las que traspasamos los límites y desafiamos las expectativas sigue siendo el mismo”, aseguró Kalle la semana pasada en la Ciudad de México, durante el acto con el que Lionsgate+ celebró su “rebranding” y adelantó algo del material producido en Hispanoamérica.

Lionsgate +
Teresa Fernández Valdés, Nacho Vidal y la actriz María de Nati. Foto: Cortesía

Entre las novedades, hay una que se destaca: la segunda temporada de la celebrada Señorita 89, centrada en mostrar el detrás de la escena de los concursos de belleza en México en la década del ’80.

“Siempre es un misterio si una serie o una película va a tener una vida feliz y va a hacer contacto con la gente”, explicó la cineasta argentina Lucía Puenzo, que es la showrunner del envío, durante el show en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, a unos pasos del Zócalo.

“La verdad es que Señorita 89 ha tenido una recepción muy feliz no sólo en México y América latina sino en países muy lejanos. Nos hizo muy felices que nos confirmen la segunda temporada, que se meterá con la década del ’90, con lo que ocurrió en el mundo de la belleza y los medios en esa década”.

Puenzo, que hace dos semanas terminó de filmar en la Argentina su película Los impactados, comenzó el rodaje de la segunda temporada de Señorita 89 el lunes pasado, tras unos días de febril preproducción en México.

Lionsgate +
Autoras y elenco de Yellow. Foto: Cortesía

Tengo que confesar que casi no hay diferencias entre hacer una serie para Lionsgate+ o una película en la Argentina porque soy una privilegiada: me permiten escribir las series con las autoras que quiero, elegir mi equipo técnico y el elenco, editarlas en la Argentina con mi productora Historias. Elijo el equipo de editores… Entonces, la absoluta libertad que le pongo a mis series es algo que tengo que valorar y agradecer. Nos llevamos muy bien con los ejecutivos, con la gente de Fábula y Fremantle y me siento con total libertad. Yo no quiero a mis series menos a mis películas, esa es la verdad, sólo que son de trancos más largos. Los rodajes de las series son 14 semanas, mi última película fue de 5. Entonces, la única diferencia es la escala”, dijo la directora de XXY, Wakolda y El niño pez.

Natasha Dupeyrón, una de las actrices de la serie (que viene de protagonizar la película Cuando sea joven junto a Verónica Castro) , sí marcó diferencias entre el trabajo para Lionsgate+ con el resto de su carrera: “Yo empecé en novelas y la verdad es que aprendí mucho, pero me costaba mucho conectar con los personajes. Luego hice cine, que es lo que más me gusta y de pronto llegaron las series y fue algo increíble porque son pocos capítulos, pero me da tiempo de conectar y puedes tocar temas mucho más poderosos, fuertes, y que la mayoría de las personas no se atreven a hablar. En este caso, Señorita 89 toca el tema de los concursos de belleza, que solamente le traen cosas negativas a la sociedad, y que plataformas como Lionsgate+ apoyen es increíble. Te vuelves una mejor persona, una mejor actriz, tienes oportunidad de crecer en muchas formas”.

Te puede interesar:  Entregan La Catrina a Trino… y el “CaTrino”, a Andrés Bustamante

“Es un viajezote”, reflexionó jocosa Eréndira Ibarra (Matrix Resurrecciones, Sense 8), quien aparecerá en otra de las producciones que anunció la plataforma: Yellow, creada por Sofía Auza. “Cuando empezó esto de las plataformas decíamos ‘ahora sí vamos a atravesar fronteras’, pero creo que nadie, ni en sus sueños más locos, imaginó lo que estamos viviendo ahora. Como actriz, obviamente extraño las salas de cine, pero me encanta que cualquier persona, en cualquier lugar, pueda estar consumiendo estos proyectos que hacemos con tanto amor. Podemos trascender fronteras gracias a plataformas como Lionsgate+”.

Otro de los títulos que presentó la plataforma y que seguramente generará revuelo cuando se estrene el 11 de diciembre es Nacho, una serie producida en España sobre la vida de la otrora estrella porno Nacho Vidal.

“Lo que hemos hecho nosotros es meternos en la entraña de lo que es la industria, no hemos hecho una serie porno”, aseguró en México la showrunner Teresa Fernández Valdés. “Entiendo que casi todo el mundo practica sexo en su vida íntima, entonces quizás hay cierto interés en conocer por qué la industria de porno mueve tantísimos millones y sigue siendo tan importante. Creo que hay interés en ver qué hay detrás de eso y la serie se lo muestra”.

“Muchas veces se habla de que la juventud consume porno y se convierte en referencia, que qué rol asume la mujer en el porno…”, continuó Fernández Valdés. “Esta es una serie que se trata desde una mirada femenina y entonces invitamos a todo aquel que sienta que el porno puede ser una agresión a explicar a las nuevas generaciones que efectivamente la única fuente de información no puede ser el porno porque el porno es ficción. Esto es de lo que trata la serie: de abrir los ojos al mundo y decirles ‘Ojo, chicos, esto es ficción. El sexo puede ser de muchas maneras, pero hay que hablar de límites, hay que hablar de consentimiento y de muchas cosas’. Y se puede hacer riéndose”.

Pero claro, la figura más esperada de la noche en antiguo edificio ubicado en el centro histórico de CDMX era el propio Nacho Vidal. “Desde el minuto cero les dije que podían contar lo que les diera la puta gana”, confesó la exestrella porno. “Lo único que he intentado respetar y resguardar es a mis hijos y a sus madres, porque cada uno sigue teniendo su camino y su vida. Hubo movidas que mis hijos no tienen por qué saber en una serie de televisión, sobre todo si no lo saben de mi boca. Pero fue muy fuerte ver la recreación de lo que yo había vivido. De hecho, cuando estábamos con los guiones, estaba con Teresa y muchas veces tenía que irme de la habitación a llorar, porque era revivir ciertas cosas”.

“Ahora mismo estoy a mil años luz de la industria pornográfica”, confesó Vidal, quien dejó de actuar y dirigir en ese rubro en 2014, tras protagonizar o estar detrás de cámaras en más de 600 películas. “No tengo nada que ver ni quiero saber absolutamente nada con una industria que es el reflejo de la sociedad en la que vivimos, que es fría y enferma. Tu ves la pornografía de ahora y no ves ni un beso. Yo necesitaba besar a la mujer. O lo más vendido o visto ahora es “madrastra” o “padrastro” o un niño que se folla a su mamá o a su abuela. ¿Qué te hace entender eso? Que la sociedad está jodidamente enferma. Entonces, yo no tengo nada que ver con esa pornografía”.

Fuente: Página 12 / Original aquí.

Comments are closed.