Billie Eilish

Billie Eilish, el Síndrome de Tourette y el adiós a Kobe Bryant

Billie Eilish está acompañada por su hermano, el creativo Finneas, quien cuando ganó uno de sus Grammy le hizo una dedicatoria “a todos esos que están en una habitación haciendo canciones. También con eso pueden ustedes obtener un Grammy”, dijo el autor, junto con Billie, de When We All Fall Asleep, Where Do We Go?.

Ciudad de México, 27 de enero (MaremotoM).- Vi en el cine la película de Edward Norton, quien además protagonizaba a una persona que tenía Síndrome de Tourette. Era un poco gracioso y el actor, por supuesto, reaccionaba con esos instintos del humor.

El síndrome de Gilles de la Tourette (síndrome de Tourette o ST) es un trastorno neurológico que se manifiesta primero en la infancia o en la adolescencia, antes de los 18 años. El síndrome de Tourette se caracteriza por muchos tics motores y fónicos que perduran durante más de un año. Por lo general, los primeros síntomas son movimientos involuntarios (tics) de la cara, de los brazos, de los miembros o del tronco. Estos tics son frecuentes, repetitivos y rápidos. El primer síntoma más habitual es un tic facial (parpadeo, contracción de la nariz, muecas). Pueden reemplazarlo o agregarse otros tics del cuello, del tronco y de los miembros, según la Tourette Asociation of America.

La película de Edward Norton es Huérfanos de Brooklyn y durante el transcurso me aburrí un poco, bostecé de vez en cuando, sin embargo, no puedo olvidarme del protagonista, de su mal y de la fotografía que hunde todo en una imaginación delirante. Como si la película no fuera real, fuera más bien una realidad puesta en el filme y todos estuviéramos en esa historia con un hombre que no puede hablar bien o que en el fondo dice las cosas que nosotros nos guardamos.

Eso mismo quizás le pase a la adolescente estadounidense Billie Eilish, quien también padece Síndrome de Tourette y que anoche, en los Grammy, se adueñó de tantas estatuillas, fue sin duda la reina en una noche oscura, lamentándose todos por la horrible y temprana muerte de Kobe Bryant y que esas coreografías con adolescentes en ropa interior, con el rap un poco afuera del mundo, con esos hombres de 70 años que –otra vez- intentan que pensemos que Aerosmith es un grupo de rock, le dieron paso a esta niña envuelta en ropa demasiado grande para ella y con unas uñas larguísimas pintadas de verde, al igual que su pelo.

Te puede interesar:  La Murga Xicohtl, una explosión de géneros musicales a ritmo de carnaval
Billie Eilish
Billie Eilish sufre Síndrome de Tourette. Foto: Facebook

Por un lado festejamos el triunfo de Billie, por el otro, vemos que ni siquiera tanto capitalismo, tantos medios, tanta publicidad, pueden esconder la sensibilidad de la gente. No sé qué hubiera pasado 20 años atrás, pero estoy segura de que una persona con Síndrome de Tourette no hubiera llegado a la fiesta de los Grammy, ni siquiera el rapero asesinado en Los Ángeles en 2019, Nipsey Hussle, hubiera sido homenajeado por John Legend.

Billie Eilish está acompañada por su hermano, el creativo Finneas, quien cuando ganó uno de sus Grammy le hizo una dedicatoria “a todos esos que están en una habitación haciendo canciones. También con eso pueden ustedes obtener un Grammy”, dijo el autor, junto con Billie, de When We All Fall Asleep, Where Do We Go?.

Con 18 años, la cantante ha obtenido los siguientes premios Grammy: mejor artista nuevo, grabación del año, álbum del año y canción del año. También logró, entre otros, el premio a mejor álbum vocal pop.

Billie Eilish
Finneas y Billie, dos hermanos al servicio de la música. Foto: Facebook

“Escribimos un disco sobre la depresión y los pensamientos suicidas y el cambio climático y sobre ser el chico malo, sea lo que sea que eso signifique”, dijo también Finneas O’Connell.

Ayer hicieron historia y fue una bocanada de aire fresco en una noche tremenda y melancólica.

Comments are closed.