Brittany Kaiser

Brittany Kaiser: “Mark Zuckerberg está ayudando con la campaña de Donald Trump”

Entrevistada por La dictadura de los datos, el libro de Harper Collins que vino a promover aquí, la estadounidense –ex de Cambridge Analytica- denuncia al creador de Facebook con todas las palabras.

Ciudad de México, 12 de diciembre (MaremotoM).- Una memoria explosiva de la denunciante de Cambridge Analytica, Brittany Kaiser, La dictadura de los datos (Harper Collins), abre el telón de la industria de datos de mil millones de dólares, revelando la verdad inquietante sobre cómo se monetizan sus datos, las empresas que se benefician de su información más personal, cómo Cambridge Analytica explotó estas debilidades para ayudar a elegir a Donald Trump y cómo podría volver a suceder fácilmente en 2020.

Cuando Brittany Kaiser se sentó por primera vez con Alexander Nix, el carismático jefe de la firma de consultoría política boutique con sede en el Reino Unido Cambridge Analytica, creía que los datos personales (la información recopilada sobre usted desde su teléfono inteligente, redes sociales y hábitos en línea) podrían ser una fuerza para el bien. Kaiser, un joven profesional en ciernes, había trabajado en la campaña de Obama de 2008, había estado trabajando en consultoría política y estudiando cómo los datos podrían usarse con fines humanitarios, especialmente para prevenir el genocidio. Todo eso cambió después de que ella accediera a formar parte del equipo de rápido crecimiento en Cambridge Analytica. Lo que comenzó como una contratación de trabajo poco probable (Kaiser, un demócrata de mentalidad liberal que trabajaba para Cambridge Analytica, que fue financiado por el multimillonario conservador y eventual patrocinador de Donald Trump, Robert Mercer) pronto se convirtió en algo mucho más nefasto, ya que Brittany comprendió los tremendos riesgos de los datos no regulados. industria planteada a nuestra privacidad y nuestra democracia.

Ahora, por primera vez, Kaiser comparte la dramática e inquietante historia de su tiempo en Cambridge Analytica en su totalidad, detallando la verdad sobre lo que sucedió en Cambridge Analytica, cómo la compañía explotó las políticas de privacidad negligentes de Facebook y las leyes de privacidad y datos laxas de los Estados Unidos. Para manipular votantes y cómo podría volver a suceder fácilmente en 2020. Al contar la historia detrás del ascenso y la caída de Cambridge Analytica, Kaiser detalla cómo fue llevada a la economía sumergida de la explotación de datos, explicando cómo Cambridge Analytica influyó en el comportamiento en línea de las personas armando sus datos contra ellos. para difundir noticias falsas y mensajes racistas, primero en el Reino Unido durante el período previo al referéndum del Brexit y luego durante las elecciones presidenciales de los EE. UU. de 2016. A raíz de las elecciones en los EE. UU. A medida que la horrible realidad de la que había sido parte se hizo cada vez más evidente, Kaiser tomó la difícil decisión de abrazar la verdad en lugar de huir de ella, dejándola con una sola opción: convertirse en el silbato delator.

Brittany Káiser
La dictadura de los datos. Foto: Cortesía

Repleto de historias nunca antes reveladas y personajes ricamente dibujados, Targeted entra en las reuniones secretas con el personal de campaña de Trump como Corey Lewandowski, Kelly Anne Conway y Steve Bannon, que detalla las promesas que Cambridge Analytica hizo para ganar su negocio y el enorme costo personal. a Kaiser que vino con su éxito. El resultado final es una historia de advertencia con un mensaje que resulta vital para nuestra democracia en el período previo a las elecciones de 2020. A medida que los legisladores de todo el país llegan a un acuerdo con las mejores formas de confrontar a los gigantes de la tecnología como Facebook y Amazon sobre cuestiones de privacidad de datos, Targeted ofrece una visión interna de las verdaderas apuestas de estas decisiones, argumentando que la acción contra la industria de datos es no solo justificable, es esencial para garantizar la seguridad a largo plazo de nuestra democracia.

Ve el documental en Netflix Nada es privado.

–Después de leer el libro, hoy es un día un poco de llorar. Hoy en Argentina acaba de asumir un Presidente que va a tratar de arreglar el país que destruyó Macri durante cuatro años. Tú denuncias a Mauricio Macri en el libro, como un fabricante de mentiras

–Estas noticias falsas no son fáciles de reconocer, la información no es fácil de reconocer y aun cuando plataformas como Facebook y Twitter no les hace registrar su identidad, es difícil evitar que los trolls y los bots creen cuentas falsas. Hasta ahora hemos visto la destrucción de las últimas grandes elecciones, tanto en Argentina, como en Brasil, en los Estados Unidos, en el Brexit en Reino Unido. Por eso es que decidí el gran riesgo de hacer esto, porque espero que lo que hemos visto en los últimos años sea lo peor que hayamos visto en nuestra vida y que ahora haya esta conciencia para tener la oportunidad de detenerlo. Espero que la gente nueva en el poder decida tomar la protección de datos y que la ley de privacidad sea una parte importante de su gestión.

–Está muy bien lo que dices del futuro, pero pienso en Bolivia, precisamente…

–Por desgracia es muy fácil que una revolución negativa sea posible y que estén siendo patrocinadas por el mejor postor. Esto se debe a que nuestras leyes actuales y la tecnología no nos protegen en realidad. También mucha gente no está educada en cuanto a la digitalización. Este podría ser el mayor problema, que nadie entienda que lo que ve es distinto de lo que está en la persona de al lado. Cada quien tiene su propia realidad y que está siendo pagada por una persona más poderosa. Aunque sé que no va a ser rápido ni sencillo arreglar estos problemas hay tres cosas que podemos hacer. Una de ellas es educarnos acerca de nuestros datos y cómo protegernos en línea, lo segundo sería trabajar con el gobierno, llamar a nuestros legisladores y decirles que nos importa reglamentar esta industria y luego pensando en cómo se usa la tecnología en forma más ética.

Te puede interesar:  Este libro toca emociones de mi niñez, a través de la biología y los animales: León Cuevas
Brittany Kaiser
Sí y es por eso que tengo un gran problema con Mark Zuckerberg ahora mismo. Foto: MaremotoM

–También en el futuro está Donald Trump, ¿qué va a pasar con él el año que viene?

–Sí y es por eso que tengo un gran problema con Mark Zuckerberg ahora mismo. Facebook ahora tiene una política en donde si tú eres político todo lo que digas es digno de estar en las noticias, incluso si estás mintiendo. Eso quiere decir que los partidos políticos pueden decir lo que quieran a los ciudadanos de cualquier país y ellos o Facebook no van a estar regulados de la misma forma que nosotros estamos regulados. Yo tengo que vivir con los estándares de la comunidad, no puedo difundir esta información, pero Donald Trump lo puede hacer. Puedes ver qué tan fácil es utilizar la práctica de supresión de votos, el racismo, el sexismo, para hacer que la gente se desentienda de la política, se deje involucrar y por eso es que creo que Donald Trump tendría que ser enjuiciado, incluso antes de que la situación de Ucrania sea un problema. Es interesante que me hagas esa pregunta el día de hoy, porque hace un par de horas el Congreso de los Estados Unidos emitió dos artículos de juicio político en contra de Donald Trump. Pensar qué es lo que va a pasar desde ahora y no sólo en las elecciones, sino al final del juicio político, temo que se ponga mucho peor porque Trump está tratando de quedarse en el poder. Los dictadores tratan de quedarse en el poder, aun cuando la gente los quiera sacar. Mark Zuckerberg está ayudando con la campaña de Donald Trump.

–Estas malas decisiones con respecto a las redes sociales, ¿No podrían ser buenas decisiones? En lugar del clasismo, uniéramos a la gente…

–Sí tenemos leyes en contra de la discriminación. Y tenemos leyes en contra de la supresión de votos. El problema ahora es la ética y la educación. Ya tenemos leyes que protegen de estas cosas, uno de mis proyectos principales es la fundación Own your data (El dueño de tus datos), para poder enseñarle a los niños a entender los datos, la ciberseguridad, como ser éticos en las redes sociales, cómo identificar al ciberbullying y protegerse de ello. Nosotros nos crecimos con equipos digitales en nuestra escuela, pero ahora los estudiantes necesitan todos estos conocimientos. Va a ser muy difícil y un camino largo para que los adultos se interesen en esto y protegerse de las redes sociales, pero si empezamos con los niños, la próxima generación no tendrá que ver este problema.

Brittany Kaiser
Sí, definitivamente, porque si algo no es verdad puede haber millones de personas que lo vean antes de que alguien empiece a decir que no es verdad y a criticarlo. Foto: MaremotoM

–Más allá de lo que hagas, de lo que haga el libro, el documental, el poder de la fake news es muy poderoso

–Sí, definitivamente, porque si algo no es verdad puede haber millones de personas que lo vean antes de que alguien empiece a decir que no es verdad y a criticarlo, que es algo en lo que Facebook ha tratado de ayudar, porque ahora están vigilando a ver si las fotos o los videos fueron manipulados, no van a quitar el contenido de Facebook, pero te van a avisar que el contenido no es original. Esa es una herramienta útil para que la gente empiece a saber que lo que están viendo no es la realidad misma. Pero tenemos mucho que pensar en la regulación de uso de inteligencia artificial, que puede recrear las caras de las personas en forma fácil y no podemos distinguir la realidad de las personas de la fantasía.

–Tú misma, han corrido muchas fake news, diciendo por ejemplo que eres traidora, pareces Edward Snowden, a Julian Assange…¿te sientes cercana a ellos?

–Siempre he respetado a los informantes y a los activistas de derechos humanos y lo que están haciendo por el bien público, porque es un sacrificio muy grande. Yo soy muy afortunada porque cuando salí tuve mucho apoyo, mucha gente creyó en mí y creen en la causa. Querían ayudarme a difundir mi mensaje, como Harper Collins, como Netflix, la mayoría de los activistas de derechos humanos e informantes no tienen esa posibilidad. Cuando era más joven leía los casos de Julian Assange, el de Edward Snowden y sentí mucha emoción acerca de lo que ellos han sacrificado, para poder ayudar a los demás. Cuando preparaba mi tesis lo hice acerca de los presos políticos, porque es gente que ha perdido su libertad en busca de ayudar a los demás.

–¿Cuánto vale la información en estos momentos y cuánto vale tu vida?

–Los datos son ahora el activo más valioso en la tierra, más que el petróleo y la gasolina, los datos regulan todo, es una industria trillonaria. Es imposible cuantificar porque el valor es exponencial, dependiendo de lo que quieras hacer con ellos. El valor de la vida también es exponencial, no puedes poner una etiqueta de precio y es por eso que es muy importante considerar la ética de cómo se utilizan los datos y cómo podemos proteger a la vida humana con los usos de los datos para el bien. La única forma de hacerlo es asegurar los derechos individuales. Nos están explotando desde hace mucho tiempo y es hora de ponerle un alto.

Comments are closed.