Whisky Bushmills

Bushmills, el whisky más antiguo del mundo

Carlos Espinoza, con un verdadero espíritu didáctico, nos contó que Bushmills pertenece a una familia irlandesa y que el país ahora ha puesto a la marca en los nuevos billetes del Banco de Irlanda, con los alambiques de The Old Bushmills Distillery. Se celebraba así los 400 años de la destilería (1608 – 2008), con una fábrica que ha visto pasar de todo, teniendo en cuenta además los avatares de Irlanda y su confrontación con la corona inglesa.

Ciudad de México, 11 de abril (MaremotoM).- Hace poco publicábamos una nota, en donde recomendábamos al Whisky Bushmills Single Malt 16 años, como uno de los mejores en una lista. Su paso por tres tipos de maderas le dan a Bushmills 16 una gama de sabores dulces y afrutados con aromas característicos a maderas finas. Se trata de un whisky proveniente de Irlanda, de la región de Buschmills, de donde se deriva su nombre, con 40.0 % de volumen de alcohol. Pasa durante de 16 años por barrica de jerez.

El sábado 9 de abril, convocados por el restaurante Bistrot Marion y por el escribajista Alonso Arreola, pudimos asistir a una cata de este whisky, a cargo de Carlos Espinoza.

El catador es además fotógrafo y bajista de stick (el “palo eléctrico”) y fue una noche mágica, donde estábamos rodeados por escritores, médicos y todos un poco sabedores de whisky, pero que al mismo tiempo desconocíamos todo no sólo de la marca de la que íbamos a hacer la cata, sino de ese mundo a veces misterioso que rodea a las bebidas.

Carlos, con un verdadero espíritu didáctico, nos contó que Bushmills pertenece a una familia irlandesa y que el país ahora ha puesto a la marca en los nuevos billetes del Banco de Irlanda, con los alambiques de The Old Bushmills Distillery. Se celebraba así los 400 años de la destilería (1608 – 2008), con una fábrica que ha visto pasar de todo, teniendo en cuenta además los avatares de Irlanda y su confrontación con la corona inglesa.

Espinoza nos dijo que la receta del whisky es la misma desde el inicio de los tiempos y nos dio a probar una bebida con el 63 % de alcohol, que es la malta con la que se prepara la receta del whisky. Desde las aguas del río Bush, la levadura, la cebada malteada (fue muy divertido al contestar qué es la cebada malteada, una pregunta que le hizo el médico Alfredo Valdez) y el mejor single malt que tiene una receta antigua, que no cambia y que es, además de la película de Kenneth Branagh, un orgullo de Belfast.

Te puede interesar:  Todos Santos & Pescadero Culinary Experiences: un gran homenaje a la cocina de La Baja
Whisky Bushmills
Espinoza nos dijo que la receta del whisky es la misma desde el inicio de los tiempos. Foto: Cortesía

El whisky desde la malta hasta el de 21 años regala un perfume de Irlanda muy especial, con una historia muy divertida cuando la palabra whisky todavía no existía. “A la bebida se la llamaba antes Uisge Beatha, que significa agua de vida. Esta agua de vida la preparaban los monjes, con hierbas, con esencias aromáticas, después que descubren potable como tal el destilado, la usaban como medicina. En ese momento el whisky era muy diferente como la conocemos en la actualidad”, afirma.

Whisky Bushmills
Un trago de whisky mientras afuera llovía. Foto: Cortesía

Para el embajador de Bushmills, hay que tomar el whisky derecho, en una marca que ha recorrido un camino muy largo desde que se fundó en 1608. “La industria se desarrolló hasta el siglo XIX, donde se convierte en el número uno, era el destilado predilecto del mundo”, dice.

En el siglo XX se vino la Primera Guerra Mundial, la guerra por la Independencia de Irlanda, la prohibición de los Estados Unidos, la Segunda Guerra Mundial, “así que la supervivencia fue muy complicada y seguir con la tradición de hacer whisky de malta. A través de 1910 podemos hablar de un resurgimiento de la marca”, dijo Carlos Espinoza.

Entre las condecoraciones destacan premios por la alta calidad y el excepcional sabor de nuestros tres Single Malt: Bushmills 10 años, Bushmills 16 años y Bushmills 21 años.

Whisky Bushmills
Carlos Espinoza, el experto en whisky. Foto: Cortesía

Lo único realmente que se ha cambiado es la tecnología que utiliza, pero el proceso es igual al de hace 400 años. “El tema de la guarda en barrica, que se realiza en la destilería, es parte de la familia Kane que trabaja en la tonelería. La mezcla la realiza Helen Mulholland, la primera Master Blender, quien tiene la enorme responsabilidad de cuidar al whisky durante su largo periodo de maduración, pero también de establecer las mezclas entre caldos para crear las expresiones que hoy pueden disfrutarse”.

La cata se hizo primero un cóctel para comenzar, pero luego fue un whisky derecho para degustar los diferentes destilados.

Marión Díaz hizo unos platos que sirvieron para “maridar” el whisky favorito, entre ellos un primer bocado con queso camembert lavado de Lactography y camarones con coco y salsa de maracuya y mango.

Whisky Bushmills
El maridaje con un whisky derecho hará que los aromas y sabores se equilibren. Foto: Cortesía

El maridaje con un whisky derecho hará que los aromas y sabores se equilibren o se potencien según sea el caso y jugar con todos estos elementos nos llevará a descubrir nuevas sensaciones y nuevos sabores que suelen ser inesperados y sorprendentes. Es importante saber la calidad de la chef del Bistrot M, que hicieron de esta cata una experiencia inolvidable.

Comments are closed.