Red Hot Chili Peppers

CALIFORNICATION | 20 años del gran disco de Red Hot Chili Peppers

La esencia de Red Hot Chili Peppers, su actitud punk, su música entre el funk y el rock y por lo mismo difícil de clasificar, de definir, alcanzó con Californication cotas altísimas, reforzadas por la ya conocida calidad que entrega la agrupación con cada uno de sus videos.

Ciudad de México, 2 de junio (MaremotoM).- Nos gusta mucho hablar de todo lo relacionado con Red Hot Chili Peppers, una de las últimas grandes bandas del rock contemporáneo. Pero Californication, el séptimo disco de estudio de Flea, Frusciante, Kiedis y Smith, excede los favoritismos que uno pudiera albergar de antemano, para constituirse no sólo en un hito en la historia de la agrupación (a la altura de su gran disco de 1991, Blood Sugar Sex Magik), sino también en una referencia importante para los melómanos de la época y de esta época.

Fue el gran disco para escuchar en el discman y años más tarde en el iPod. El volátil Frusciante se expresa mejor que nunca y tras las hermosas canciones de un Kiedis inspiradísimo están la mano y el corazón del productor histórico de la banda, Rick Rubin.

El sexo y las drogas fueron el tema convocante en 15 canciones que dejaron atrás la pálida colaboración del guitarrista de Jane’s Addiction, Dave Navarro, y trajeron a nuestro adorado John de nuevo a casa.

La esencia de Red Hot Chili Peppers, su actitud punk, su música entre el funk y el rock y por lo mismo difícil de clasificar, de definir, alcanzó con Californicationcotas altísimas, reforzadas por la ya conocida calidad que entrega la agrupación con cada uno de sus videos.

Son 15 hits, es decir, 15 sencillos, en un disco que no cansa aunque uno lo escuche una y otra vez. Vendió más de 15 millones de copias por el mundo y son innumerables las leyendas que se tejen alrededor de los extravagantes métodos de grabación empleados por Rubin para sacar lo mejor de sus muchachos.

Los críticos dicen que Californicationestablece un cambio de estilo musical trascendente para RCHP, pero los fans de hueso colorado no están tan seguros. Si fuera por ello, los inquietos Flea y Kiedis ponen con cada disco de la banda otro ladrillo en esa pared que los pinta como una de las más originales y propositivas del planeta.

Anthonny Kiedis tiene hoy -increíblemente-57 años y debe recordar el 8 de junio, cuando se cumplan los 20 años, el lío que tuvieron con la serie llamada igual, en un juicio que se resolvió fuera de los tribunales.

El grupo entabló una demanda contra la productora Showtime el 19 de noviembre de 2007 a causa del nombre de la serie, que también fue el nombre del disco y el tema de lanzamiento de la banda (Californication, 1999).  

Discutieron bastante y no sabemos en qué quedó, pero para nosotros ese es el nombre de la canción y del disco que tanto hizo por nosotros y que sigue haciéndolo.

Te puede interesar:  La Adictiva arranca el 2022 con su nuevo sencillo Si te mirara

Una banda que tuviera un cantante como Anthony Kiedis, un bajista como Flea, un baterista como Chad Smith y un guitarrista como John Frusciante no podría nunca haber fallado.

Red Hot Chili Peppers
La banda cuando Californication, con John Frusciante y todo. Foto: RHCP

Se trata de la confluencia de cuatro talentos naturales que en plena adolescencia mostraron sus altas capacidades para la música y, tal vez, sus ineficacias para cualquier otra actividad que no fuera andar desnudos por las playas de California, tomar drogas duras hasta quedarse ciegos, surfear, tatuarse y, por supuesto, expresarse mediante un funk rock original y casi perverso que poco a poco fue dándoles fama mundial.

Aun así, no estamos diciendo que la historia de Red Hot Chili Peppers, una de las agrupaciones más longevas y exitosas del rock contemporáneo, fue sencilla. Por el contrario, la tragedia estuvo siempre al pie de guerra, desafiando la continuidad del proyecto y rompiendo el corazón de los integrantes.

Nacida en 1983 en California, de la unión fraternal de Kiedis y Flea, apodo del bajista y trompetista australiano Michael Peter Balzary, RHCP picó piedra a fuerza de rap, saltos gimnásticos en el escenario y mucha frescura sonora, con músicos que ya no pertenecen a la agrupación.

Hillel Slovak fue el guitarrista fundacional y uno de los que empezó la historia, tal como lo remarcó Flea cuando la banda fue inducida en 2012 al Salón de la Fama y el músico de origen israelí fallecido en 1988 a causa de una sobredosis de heroína cuando apenas tenía 26 años fue honrado también por los organizadores, al igual que Frusciante, que a esas alturas tampoco integraba ya los RCHP.

Red Hot Chili Peppers
La banda hoy, sin John Frusciante, con Josh Klinghoffer. Foto: RHCP

“El hecho de que honren a Slovak y lo reconozcan nos parece hermoso, no es que nosotros no lo honremos y adoremos todos los días, pero se siente maravilloso que lo incorporen, así como a John Frusciante, claro, quien nos dio tanto y rockeó tanto con nosotros”, dijo entonces el bajista.

Jack Irons fue el baterista inicial y tampoco está. Se trata de un viejo rockero, muy reconocido, formado al lado de Joe Strummer, que llegó a formar parte también de Pearl Jam y Eleven y quien hoy timonea una sólida carrera en solitario.

El disco Californication, salido en 1999, es un trabajo de referencia para esa transformación planetaria que se manifestó no sólo desde el almanaque.  

Pagaron un precio muy alto por ello y a menudo su propia vida estuvo en peligro a causa de los excesos, como si la muerte de Slovak no hubiera bastado para alejarse de la heroína.

El precio alto que pagaron se ha visto compensado por discos importantísimos que hoy son valorados como clásicos irrefutables de la música contemporánea. Desde el impresionante Blood Sugar Sex Magic, de 1991, hasta el no menos trascendental y ya citado Californicationque el 8 de junio cumple 20 años.

Comments are closed.