Camille Paglia

Camille Paglia, la feminista odiada y amada por igual

En el auge de #MeToo, Paglia se ha convertido en la voz disidente. Para ella, el feminismo es fundamental porque lo entiende como remover todas las barreras que encuentran las mujeres para avanzar en lo político y lo profesional. Pero se opone a ver a todas las mujeres como víctimas, sin voz ni voluntad; ella dice que eso sólo lleva a una cultura retrógrada. Paglia cree que las mujeres, sobre todo de clase acomodada, pueden y deben defenderse solas. Además, critica el aburguesamiento del movimiento feminista, que desde los 70 se habría transformado en elitista y sólo centrado en el avance profesional.

Ciudad de México, 2 de enero (MaremotoM).- Es una de las feministas más fieras, y al mismo tiempo, una de las mayores críticas del movimiento feminista contemporáneo. Polémica, dura y siempre brillante en la lógica de sus reflexiones, la académica Camille Paglia es una de las voces más reputadas al momento de analizar el mundo actual, siempre desde la crítica.

Paglia nació y se crió en el Estado de Nueva York. Creció viendo a un tipo de feminismo que la apasionó, mujeres aventureras y de armas tomar como Amelia Earhart o Katharine Hepburn. Paglia fue a Yale -le gusta remarcar que era la única mujer homosexual en la universidad en esa época- y luego fue apadrinada por Harold Bloom. Comenzó haciendo clases en los años 60 en Bennington College y desde 1984 se convirtió en profesora de la Universidad de las Artes en Filadelfia, donde trabaja hasta hoy.

Paglia escribió como tesis de graduación de Yale su libro Sexual Personae, el que demoraría más de una década en llegar a librerías, siendo rechazado por varias editoriales. Cuando fue publicado, fue un éxito total. Ahí analiza la cultura occidental, con la teoría que el paganismo siempre ha ganado en nuestra civilización, con la fuerza del desorden y del sexo. Se enfrentó al feminismo por “romantizar” las razones de la violencia o el choque de géneros. Desde entonces que Paglia es considerada una feminista altamente polémica.

Te puede interesar:  ¿Por qué vale más la muerte de unos que de otros?: Ximena Santaolalla

En el auge de #MeToo, Paglia se ha convertido en la voz disidente. Para ella, el feminismo es fundamental porque lo entiende como remover todas las barreras que encuentran las mujeres para avanzar en lo político y lo profesional. Pero se opone a ver a todas las mujeres como víctimas, sin voz ni voluntad; ella dice que eso sólo lleva a una cultura retrógrada. Paglia cree que las mujeres, sobre todo de clase acomodada, pueden y deben defenderse solas. Además, critica el aburguesamiento del movimiento feminista, que desde los 70 se habría transformado en elitista y sólo centrado en el avance profesional.

Por estos pensamientos y más -se pueden encontrar en español en el libro recién lanzado en España, Feminismo pasado y presente-, es que Paglia es llamada “la feminista maldita”, y amada y odiada por igual. Camille Paglia

Feminismo pasado y presente, Editorial Turner

¿Quién decide, y con qué autoridad, lo que está o no está permitido pensar o decir sobre políticas de género?

Camille Paglia es la feminista maldita, la que dice cosas que nadie desea oír. Como que si una broma nos ofende, hay que responder con otra. Que las mujeres, si quieren ser iguales a los hombres, no deben recibir una protección especial. Y que el gusto por la belleza no siempre oculta machismo.

En esta recopilación de ensayos se encuentra una defensa de las mujeres sureñas, desde Scarlett O’Hara a Ava Gardner. Un alegato a favor de la educación sexual diferenciada para niños y niñas, ya que viven su sexualidad de manera diferente. Una charla animando a las mujeres a no vivir como víctimas, sino a asumir que el mundo es peligroso y que deben adaptarse a él. Y, sobre todo, una defensa apasionada de la libertad de la mujer, con todas sus consecuencias.

Nadie como Camille Paglia para hacer preguntas incómodas. Pocas veces un libro tan breve como este habrá dado pie a tanta polémica, tantas ideas encontradas y tantos motivos para reflexionar.

Fuente: Mujeres bacanas / Original aquí.

Comments are closed.