El Bajío

Carmen Titita Ramírez Degollado celebra medio siglo de sabores mexicanos: cumpleaños de El Bajío

1972 fue el año que vio nacer en Avenida Cuitláhuac, Azcapotzalco, a El Bajío, restaurante fundado por Raúl Ramírez Degollado y Alfonso Hurtado Morellón. Este nombre proviene de las raíces y el lugar de infancia de estos dos visionarios, quienes por un lado deseaban mantener cerca -de alguna manera- a sus familias y la región que los vio crecer, el Bajío, y por el otro, el tipo de alimentos que querían ofrecer, carnitas estilo Michoacán, chicharrón y barbacoa.

Ciudad de México, 6 de octubre (MaremotoM).- El Bajío, restaurante fielmente dedicado a la cocina mexicana y sus tradiciones, está de fiesta, ya que el próximo 18 de octubre cumplirá medio siglo de enaltecer, salvaguardar y dar a conocer la cocina tradicional mexicana.

1972 fue el año que vio nacer en Avenida Cuitláhuac, Azcapotzalco, a El Bajío, restaurante fundado por Raúl Ramírez Degollado y Alfonso Hurtado Morellón. Este nombre proviene de las raíces y el lugar de infancia de estos dos visionarios, quienes por un lado deseaban mantener cerca -de alguna manera- a sus familias y la región que los vio crecer, el Bajío, y por el otro, el tipo de alimentos que querían ofrecer, carnitas estilo Michoacán, chicharrón y barbacoa.

Sin embargo, la vida daría un vuelco y la enfermedad de Raúl Ramírez Degollado llevó a la disolución, en buenos términos, de la sociedad con Hurtado Morellón y trajo la incorporación cada vez más recurrente de su esposa, Carmen “Titita” Ramírez Degollado.

Ocho años después, tras el fallecimiento de Raúl Ramírez, “Titita” comenzó a hacerse cargo del negocio familiar, dando un giro épico a lo que su esposo había iniciado. Ahora El Bajío se transformaba en ese lugar en el que Carmen Ramírez vertía el profundo amor que sentía por la cocina así como la herencia culinaria que tenía tanto de Puebla, por parte de su madre, como de su bella Veracruz (lugar en donde creció) por el de su padre.

Fue así como aparecieron en la carta de El Bajío platillos que hoy son emblema, tal es el caso del pipián verde -favorito de “Titita”-, el mole Xico, las empanadas de plátano y la salsa negra de piloncillo y chile seco.

Además, no solo el menú cambiaría, sino que las artesanías y arte mexicano decorarían poco a poco cada espacio del restaurante (sello del establecimiento) y las mayoras, aquellas cocineras de tradición con su sazón inigualable, ocuparían un lugar fundamental dentro de la cocina de “El Bajío”.

El Bajío
De esta forma el restaurante se fue consolidando entre el gusto de los colonos y de los citadinos. Foto: Cortesía

De esta forma el restaurante se fue consolidando entre el gusto de los colonos y de los citadinos. Así, con los años, El Bajío albergó a artistas, músicos, escritores y cocineros de gran prestigio, entre los que destacó la visita de Ferrán Adriá en 2003 quien declaró a la prensa que había comido en el mejor restaurante de cocina tradicional del mundo.

Te puede interesar:  Ojos que no ven, paladar que no siente

En 2006 Carmen Titita decidió asociarse con Lino de Prado, Cesáreo Fernández y sus hijos para crecer.  Así el establecimiento entraría en otra etapa, la apertura de su primera sucursal en el centro comercial Parque Delta fue el inicio de su expansión. Contando actualmente con 18 sucursales ubicadas entre Ciudad de México y Estado de México, y manteniendo, por supuesto, su matriz Cuitláhuac.

El hijo mayor de los fundadores, Raúl Ramírez Degollado, Director General de El Bajío se ha encargado de que la tradición familiar se mantenga y el número de restaurantes crezca. De los 19 restaurantes merece especial mención  El Bajío de Centro Histórico, ubicado en la calle de Bolívar número 14, que reside en una casa Patrimonio de México y cuenta con espectaculares salones que conservan la magia de los herrajes, ventanales, columnas y escaleras del siglo XlX.

El Bajío
Este mes se celebran los primeros 50 años de vida de El Bajío. Foto: Cortesía

Este mes se celebran los primeros 50 años de vida de El Bajío y para ello, se visten de manteles largos con la presentación del libro El Bajío. Medio siglo de cocina tradicional mexicana, en donde se rememora este viaje, sus recetas y los recuerdos de distintas personalidades, quienes han vivido experiencias únicas en este fantástico lugar. “Nunca imaginé que algún día celebraríamos los primeros 50 años de una gran empresa que nació como un pequeño negocio familiar y que hoy tiene 18 sucursales”, se leen las palabras de Carmen Ramírez Degollado en la presentación de este ejemplar.

Hoy en día El Bajío es un referente de la cocina tradicional mexicana, y Carmen “Titita” Ramírez Degollado junto con su familia y equipo, sus guardianes. “La felicidad no me cabe en el corazón, cuando pienso que es una hazaña maravillosa de la vida, poder sentir la alegría de estar presente en la celebración de medio siglo de existencia de la gran familia que es El Bajío y sus restaurantes”, menciona emocionada “Titita”.

El Bajío es sin duda un ejemplo que comprueba la unión, la tenacidad y el empeño de las familias mexicanas pero también resguarda el talento, creatividad y belleza de sus artistas y artesanos que se entremezclan con los sabores y aromas excepcionales de la gran y singular cocina mexicana.

En marzo del 2023 será cuando El Bajío cruce el océano para aterrizar en Madrid, en donde el sabor mexicano y la sazón de Titita conquistarán nuevos paladares.

 

Comments are closed.