Carolina Caycedo

Carolina Caycedo, una muestra que abre el sábado en el Museo del Chopo, defiende a peces y a pescadores

Este sábado 29 de enero, en la Galería Central del Museo Universitario del Chopo, la artista presenta Espiral para sueños compartidos, una instalación colgante de gran formato y que es parte de Be dammed, un proyecto de largo aliento en contra de la privatización del agua en diversas regiones de América Latina.

Ciudad de México, 27 de enero (MaremotoM).- El discurso de la colombiana residente en Los Angeles Carolina Caycedo es un discurso ecologista. No solo defiende a los peces y a la comunidad que vive en los mares, sino que también aboga por los pescadores artesanales, tan atacados por la industria pesquera.

Este sábado 29 de enero, en la Galería Central del Museo Universitario del Chopo, la artista presenta Espiral para sueños compartidos, una instalación colgante de gran formato y que es parte de Be dammed, un proyecto de largo aliento en contra de la privatización del agua en diversas regiones de América Latina.

Mediante diferentes estrategias que incluyen video, instalaciones y performance, señala el daño causado por las grandes presas en el paisaje natural y social.

ENTREVISTA EN VIDEO A CAROLINA CAYCEDO

“Espiral para sueños compartidos continúa una serie de Cosmotarrayas, una serie hecha con redes artesanales de cuatro regiones de México. Estas redes es puntualizar los diferentes conocimientos que la misma red encarna. Los cuerpos de agua, las personas que hacen las redes, los pescados, los camarones, las relaciones que existen entre ellos, los humanos y los no humanos”, dice en entrevista Carolina Caycedo.

“Hay relaciones de sustento y esas relaciones destaca la soberanía alimentaria, que se ven impactadas por la infraestructura hidroeléctrica, las mareas, las inundaciones, las cosas que se hacen sin ver las corrientes del agua”, afirma.

Uno de los componentes de este proyecto es la serie Cosmotarrayas, se trata de piezas realizadas con redes tejidas a mano por comunidades rivereñas afectadas por iniciativas extractivistas. Su colaboración con comunidades incluye distintas geografías, entre ellas Colombia, Brasil, Guatemala y Filipinas.  “Las Cosmotarrayas pueden ser leídas como el cosmos de las personas que he conocido y sus historias de despojo y resistencia operan como una conexión entre mi participación en la comunidad y mi práctica de estudio”, precisa la artista.

Carolina Caycedo
El sábado en el Museo del Chopo. Foto: Cortesía

Las 11 redes de pesca que utilizó provienen de comunidades pesqueras de la Cooperativa Mujeres del Manglar, en Zapotalito, Oaxaca; Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo; Cooperativa Norte de Tecuala, Nayarit; y la Colectiva Mujeres del Golfo, de Baja California Sur.

“Estos pequeños pescadores artesanales, hacen una profunda conexión con la tierra y el agua. Saben cuándo hay que pescar, si pescan peces muy pequeños los vuelven al agua. Han conservado estos ecosistemas por año. Yo insisto en el término artesanal, contra una pesca industrial corporativa, que arrasa con todo”, expresa.

Te puede interesar:  ¿Por qué vale más la muerte de unos que de otros?: Ximena Santaolalla

“Hay organizaciones políticas que trabajan en favor de los pescadores artesanales, funcionan bajo la idea de comunidad colectiva”, agrega.

“Estoy muy privilegiada y honrada de que el Chopo decidiera apoyar mi trabajo. Las redes además fueron pagadas para la pieza, dando un sustento económico a la comunidad. Es un museo multigeneracional, estoy muy emocionada”, afirma.

Carolina Caycedo
Las redes de las comunidades. Foto: Cortesía

El trabajo de Carolina Caycedo está centrado en la unión indivisible entre el ser humano y la naturaleza. Desdibuja su concepción como recurso, como un mero objeto de estudio y explotación.  Su práctica artísticay su involucramiento en movimientos de resistencia, operan contra la explotación desmedida de los elementos naturales, el colapso de los ecosistemas, las afectaciones a las economías locales y la consecuente crisis ambiental.

Carolina Caycedo participa en movimientos de resistencia territorial, economías solidarias y vivienda como derecho humano. Su obra es un llamado para establecer protecciones legales para los derechos de la naturaleza. Contribuye a la construcción de la memoria histórica ambiental, como elemento fundamental para el cese de la violencia contra comunidades y el medio ambiente. Busca plantear reflexiones sobre justicia ambiental, transición energética y biodiversidad cultural.

Carolina Caycedo (Londres, 1978). Artista multidisciplinaria colombiana nacida en Londres, actualmente vive en Los Ángeles. Algunas de sus exposiciones individuales son: Care Report, en Muzeum Sztukoi, Łódź, Polonia; Wanaawna, Río Hondo and Others Spirits, en el Museo de Arte del Condado de Orange, California; Cosmotarrayas, en ICA, Boston; From the Bottom of the River, en MCA, Chicago. En 2019 su trabajo fue parte del 45 Salón Nacional de Artistas Colombia, Bienal de Arquitectura de Chicago, Sector Cinematográfico de Art Basel, en Basilea, y Artista Wanlass en Residencia 2020, en Occidental College, en Los Ángeles. Participa en Borderlands 2020-2022, en el Center for Imagination de la Borderlands-Arizona State University, y en el Vera List Center for Art and Politics. Es parte de Los Ángeles Tenants Union y del movimiento social Ríos Vivos Colombia.

Ha realizado residencias en The Huntington Gardens, Libraries and Art Collections, en San Marino, y en el programa California DAAD artists-in-Berlín, entre otros. Ha recibido apoyo de Creative Capital, California Community Foundation, Departamento de Asuntos Culturales de Los Ángeles, Harpo Foundation, Art Matters, Ministerio de Cultura de Colombia, Arts Council UK y Prince Claus Fund.

Comments are closed.