Cartas desde tecla

CARTAS DESDE TECLA | Tiempos de Zozobra: de Ramón López Velarde a Ricky Martin

Zacatecas, 16 de agosto (MaremotoM).- Zozobra, qué palabra tan zeta, tan repetitiva, tan hermosa. Hace 100 años Ramón López Velarde, nuestro abanderado del modernismo en la poesía e ínclito zacatecano, publicaba el libro que llevara por título ese, Zozobra. Una obra con poemas magnánimos y uno que otro que aún espanta a más de un incauto.

Precisamente para conmemorar la publicación del libro de Velarde, la semana pasada en su ciudad natal Jerez, Zacatecas, la Primera No Dama, Beatriz Gutiérrez Müller inauguró los Fandangos de la Lectura como parte de la Estrategia Nacional de Lectura del Gobierno Federal.

El evento, más allá de toda parafernalia y máscaras de buena voluntad, tuvo una bondad indiscutible: que los jerezanos leyeran a Ramón López Velarde y supieran que fue un poeta y no el fundador del campo de futbol que lleva su nombre. Todos leyeron poemas de Zozobra: Beatriz lo hizo bien, el gobernador de Zacatecas Alejandro Tello la libró, y el presidente municipal de Jerez también lo logró, a pesar de que se enfrentó a palabras muy alejadas del léxico Godín, aunque quizá fue porque se persignó primero.

Cartas desde tecla
Ricky Martin y la bandera gay. Foto: Alejandro Ortega Neri

No faltó quien tuviera tropiezos, ni quien con la presunción del que lee, lo hiciera con un ritmo exagerado. Leer poesía es como coger me dijo un buen amigo, todo está en el ritmo y la respiración. Ahí lo recordé. Pero así como a muchos embelesa la poesía de corte provinciano y católico de Velarde, no faltó quien se persignara como el alcalde cuando alguien leyó “Te honro en el espanto”, ese poema oscuro y necrofílico que incluso la banda mexicana de metal gótico Anabantha hiciera canción.

He pensado que a los zacatecanos nos pesa mucho el espíritu de Velarde. Lo llevamos inoculado como una vacuna y así como nos orgullecemos del aire de provincia y presumimos el azul inigualable del cielo, así también sacamos lo más oscuro de nosotros para ciertos rituales.

Te puede interesar:  Yucatán, un destino para todo el año

El nombre del libro centenario de Velarde, Zozobra, además de ser una palabra con un ritmo sui generis, su significado también nos representa. El sentimiento de tristeza, inquietud y angustia nos acompaña. La “Suave Patria” que dejó Velarde ya no es la misma, aún tiene su encanto con la diferencia con que ahora ya no lo percibimos tanto por andarnos cuidando de las balas o el odio.

Los últimos días la zozobra nos ronda a los zacatecanos. La violencia no cesa y hay mucho discurso de odio hacia los colectivos de la diversidad sexual. Justo ayer el Congreso del Estado de Zacatecas rechazó el dictamen para el matrimonio igualitario arguyendo su respeto a la familia, y mientras lo celebran, en otras partes no perdonan la ignominia.

Cartas desde tecla
La violencia no cesa y hay mucho discurso de odio hacia los colectivos de la diversidad sexual. Foto: Alejandro Ortega Neri

Lo más curioso es que el próximo mes el cantante boricua Ricky Martín estará cerrando la Feria Nacional de Zacatecas, alguien que se ha declarado abiertamente gay, casado y con hijos adoptivos que obviamente para la concepción de muchos no es una familia natural. Lo más curioso es que lo trae el gobierno del PRI, el del Gobernador que también es pro familia natural y el de la primera dama que lanza oraciones a diestra y siniestra por Facebook. Lo más curioso es que seguramente como es un evento de primera lo diputados y esos políticos estarán en palcos exclusivos aplaudiendo los movimientos del puertorriqueño.

Para los que fueron a abogar por la familia natural, lo que eso quiera decir, quizá la zozobra les llegué si no alcanzan boletos, o bien cuando Ricky ose ondear la bandera de arcoíris, no lo sé. Pero mientras eso suceda, mientras a los que odiaron los recorra el espíritu facetico de Velarde, los del orgullo gay seguramente estarán gozando de lo lindo, pues sus ganas de amar y bailar no caben en la cajita pequeña de la doble moral.   

Comments are closed.