Christine

Christine, la fallida historia de la vida trágica de la periodista Chubbuck

La película llamada Christine, que comenzó a pasar Netflix esta semana, es de 2016, está dirigida por Antonio Campos y protagonizada por Rebecca Hall, una actriz inglesa, que está muy bien en su personaje, aunque la película es una historia fallida, como su suicidio.

Ciudad de México, 10 de enero (MaremotoM).- “De acuerdo con la política de Canal 40, empeñado en ofrecerles a todo color lo último en sangre y entrañas, están ustedes a punto de presenciar una primicia: un intento de suicidio en directo”, dijo la joven de 29 años antes de apretar el gatillo de su revólver”, el 15 de julio de 1974, en Sarasota, Florida.

La joven, que se suicidó frente a la pantalla, ponía así todo su desacuerdo con la política que estaba llevando a cabo la compañía, en una manifestación de la profesión por la que todavía hoy seguimos en debate.

Christine
Christine, la historia de un suicidio. Foto: Cortesía Netflix

La película llamada Christine, que comenzó a pasar Netflix esta semana, es de 2016, está dirigida por Antonio Campos y protagonizada por Rebecca Hall, una actriz inglesa, que está muy bien en su personaje, aunque la película es una historia fallida, como su suicidio.

Es cierto que la mujer sufría de depresión, tenía una vida desordenada (con una madre equivocada, según las leyes de Freud, una madre que la amaba pero que no la comprendía y que quería vivir su vida más allá de su bella hija), pero lo que se perdió el filme es hacer centro en el debate que planteaba Christine.

Te puede interesar:  Alejandro Maci presentó su documental sobre María Luisa Bemberg en Mar del Plata: "Se adelantó décadas en su posición feminista"

¿Es el periodismo la obra de alguien inteligente que plantea dudas y críticas sobre el entorno o es una máquina para ver (o hacer click) desde el sofá de la sala?

Es cierto que a lo mejor Christine Chubbuck tal vez se hubiera suicidado en otros contextos (siempre que alguien se suicida uno debe de pensar que está sufriendo una depresión gigante, más allá de la realidad circundante), pero en medio del canal de noticias donde obtuvo la muerte, plantea un caso que va más allá de su suicidio.

Lo que era el periodismo para una mujer en los ’70. Lo que significaba querer llevar a cabo un debate sobre la profesión, hacer que el jefe (siempre un varón) le hiciera caso y por otro lado ilusionarse sobre el posible amor de un compañero de la televisión que sólo ve en nosotros la proyección de su frustración, eso no está en el filme.

La vida de Christine Chubbuck está bien llevada y uno puede ver esta película centrada precisamente en el individuo, algo que normalmente plantea el cine estadounidense. Pero quedan muchas cosas para reflexionar, a 46 años del hecho tremendo que narra.

Comments are closed.