“Cien años de soledad”, ¿a la televisión?

Dinero de por medio o quizás tratar de llegar a mucha gente, hicieron también que los hijos de Gabriel García Márquez, vayan a participar como productores ejecutivos de la serie y dejaron muy claro antes de firmar el acuerdo que el escritor dejó en vida algunas condiciones.

Ciudad de México, 16 de marzo (MaremotoM).- Todos las novelas y cuentos de Gabriel García Márquez (1927-2014) no han sido llevados bien al cine o a la televisión. Como si ese mundo del surrealismo que diera en llamarse “el realismo mágico” no cupiera en una pantalla.

“Esa no es una buena noticia”, dijo la periodista Andrea Sosa Cabrios al responder el entusiasmo de una usuaria en Twitter. Precisamente, como festejo del cumpleaños 92 para Gabo, la obra maestra que lo llevó al Nobel, Cien años de soledad, tendrá su serie en Netflix.

Pareciera ser algo que te garantiza tu lugar en el mundo presente: ¿tendrá serie de Netflix?, pregunta uno de manera mecánica a algún artista, mientras que ellos, que vendieron su obra como Paco Haghenbeck (El diablo me obligó que en la televisión se llamó Diablero) están felices y van a seguir usando el nombre de Netflix, aunque la cadena haya comprado solo el primer libro y el uso libre de los personajes.

Dinero de por medio o quizás tratar de llegar a mucha gente, hicieron también que los hijos de Gabriel García Márquez, vayan a participar como productores ejecutivos de la serie y dejaron muy claro antes de firmar el acuerdo que el escritor dejó en vida algunas condiciones.

“Eso siempre fue para nosotros una condición (que sea rodada en español), que también fue lo que llevó a que Gabo no quisiera vender el libro a Hollywood. Bueno, también tuvimos otra condición de filmar parte de la obra en Colombia; claro, no fue absoluta porque yo comprendo que la producción de una serie es un aspecto complejo. Realmente, que se haga en español y en Colombia cumple con dos de los deseos más importantes para la familia”, dijo Gonzalo García Barcha a El Tiempo, periódico colombiano.

¿SERÁ REALMENTE BUENO CONOCER MACONDO?

¡Bienvenidos a Macondo!, fue el slogan elegido por Netflix para anunciar el acuerdo con Rodrigo y Gonzalo, será adaptada para una serie original en español de Cien años de soledad, publicada por primera vez en 1967 y, desde entonces, ha vendido más de 50 millones de copias y se ha traducido a 46 idiomas en todo el mundo.

Te puede interesar:  “El abuso era parte de mi vida y tenía mucho que ver con mi familia”: Belén López Peiró

“Durante décadas, nuestro padre se mostró reacio a ceder los derechos cinematográficos de Cien años de soledad porque creía imposible realizarla bajo las limitaciones de tiempo de una película y pensaba que producirla en un idioma que no fuera el español no le haría justicia”, señaló Rodrigo García (notable cineasta que ha hecho, entre otras cosas, El secreto de Albert Nobbs).

“Pero, en la actual época dorada de las series —con el nivel de talentosos escritores y directores, la calidad cinematográfica y la gran recepción mundial del contenido en idiomas extranjeros—, el momento no podría ser mejor para llevar una adaptación a las audiencias globales de Netflix. Estamos muy entusiasmados de apoyar a Netflix y a los creadores en este proyecto, y ansiosos por ver el producto final”, añadió.

Las redes sociales se pronunciaron en un primer momento con gran escepticismo y escritores como Jaime Mesa dijeron algo que nos dejó pensando a todos.

“Pensamos que Cien años de soledad es “inadaptable” por el lenguaje, narrador, por nuestros sentimientos hacia el libro (y por mil motivos más: objetivos y subjetivos).

Porque “es literatura pura” y compleja. De alguna forma pensamos que el cine es incapaz de la fidelidad o de esa reproducción y lo vemos mal y parasitario.

“No se puede traducir ‘eso’ a lenguaje cinematográfico”, pensamos.

Pero nunca descartaría intentarlo.

La pregunta es: ¿qué podría hacer el cine con “eso”?

Eso me intriga y apasiona.

No pensar en fidelidad ni copia ni reproducción ni en qué medio logra decir más que otro.

¿De qué forma podríamos mostrar “eso” que tan claro y entrañable es en el libro?

¿Cómo se “traduce” en imágenes? ¿De qué va Cien años de soledad y qué la hace ser?

Los que adaptan cinematográficamente son, antes que nada, grandes lectores. El paso siguiente es la imagen. Y, sobre todo, no tener miedo a ser infieles ni a ninguna obra u autor o lectura.

De eso se trata la adaptación cinematográfica.”.

La serie seguramente traerá una gran lectura otra vez de la novela, algo que por supuesto nos alegra muchísimo. Vamos a ver.

Comments are closed.