Checo Pérez

Cómo Checo Pérez logró su primer triunfo en Fórmula Uno: En paz consigo mismo y al sonoro rugir del cañón

Ciudad de México, 7 de diciembre (MaremotoM).- La de Sergio “Checo” Pérez en el Grand Prix de Sakhir fue una victoria de cifras redondas:

190 carreras disputadas por el piloto de Guadalajara hasta conseguir su primer triunfo;

10 años de campaña del mexicano en persecución del logro tan soñado;

50 años desde la última victoria de un piloto de México en el Mundial de Fórmula 1, desde el triunfo de Pedro Rodríguez en el Grand Prix de Bélgica de 1970

110 pilotos han conseguido, con el suyo en Sakhir, un triunfo en el Mundial

70 años de Mundial de Fórmula 1, un aniversario que nos trajo uno de los torneos más extraordinarios de los que se tenga memoria.

Tampoco es necesario que todo sea tan redondo porque, no importa lo que suceda, Checo se siente capaz de enderezarlo: desde el último lugar en la primera vuelta hasta el primero en la última. 87 (vueltas) no es un número redondo, pero 86 podría serlo, porque fue lo que le tomó al piloto de Racing Point transformar una frustración en la mayor alegría de su carrera deportiva.

Checo Pérez
Una victoria increíble y justa. Foto: F1 Facebook

En una temporada en la que el mexicano ya acumuló méritos suficientes como para ser considerado el tercer mejor piloto del torneo, solo detrás de Lewis Hamilton y de Max Verstappen, la victoria parecía una cuestión de estricta justicia. Y es una paradoja que llegue justo una semana antes de lo que podría ser su Grand Prix final en Fórmula 1.

La destreza básica de Checo está a la vista: su estilo de conducción tan gentil con las cubiertas en la era en que el caucho es el máximo limitante de la performance, lo han hecho subir en la tabla de resultados y en la consideración. Dueño de una consistencia en carrera que solo encuentra parangón en el campeón Hamilton, el mexicano ha venido edificando una temporada sensacional, sin errores evidentes, vapuleando de manera sostenida a su compañero de equipo y elaborando, finalmente, tareas antológicas como el segundo lugar en el GP de Turquía o lo que parecía un podio asegurado en el pasado GP de Bahrein, hasta que el motor claudicó.

Largada en Sakhir: Pérez se acomoda por afuera mientras su némesis Leclerc encara por adentro. Otra largada lenta de Bottas, como en el GP de Bahrein, disparó un incidente en la primera vuelta.

El toque que le propinó Charles Leclerc en la primera vuelta pudo haber sido letal, pero lo dejó vivo. Último pero respirando. Cuando Mercedes parecía el único equipo capaz de completar el Grand Prix con una sola parada -hasta que comenzaron las neutralizaciones- Pérez era el único que podía sostenerse en esa corriente, el que parecía destinado al tercer escalón del podio. Inclusive con la segunda parada, tras quedar detrás de su compañero Lance Stroll, seguía amenazando.

Esa segunda parada, al cabo, era imprescindible: Checo sentía que había arruinado su cubierta delantera izquierda, con una bloqueada detrás del safety-car, que por un momento lo descorazonó. Era el segundo golpe en pocos giros. El equipo lo confortó en la radio y el coche hizo el resto.

Te puede interesar:  La siniestra historia del “Mengele de Franco”
Checo Pérez
“Sergio merece continuar en la Fórmula 1”, aseguró Otmar Sznafnauer. Foto: Cortesía

Ni los Renault ni los McLaren poseían la velocidad en línea del Racing Point, y la manera en la que dispuso de Alex Albon mostró lo rápido que podía ser. “El auto se sentía como una limousine”, contó más tarde antes de subirse al podio “Se sentía tan sencillo. Tenía un ritmo tremendo y habíamos andado tan bien durante todo el fin de semana”.

Con 125 puntos en 14 carreras (de las 16 disputadas), suma más de 50 puntos más que su compañero Stroll y le lleva 13 puntos a Daniel Ricciardo, que es el único que puede quitarle el cuarto lugar del certamen de pilotos. El australiano corrió los 16 Grands Prix del 2020. Si el motor Mercedes no hubiera defeccionado una semana atrás…

Una infidencia: Ted Kravitz, el hombre que la TV británica pone en los pits durante cada Grand Prix, contó que en el momento en que Checo llegó a la cola de Stroll, tras la segunda parada, preguntó al equipo si podía pasarlo. Y la radio solo le devolvió silencio… El canadiense seguirá conduciendo en la escuadra de su padre Lawrence durante 2021, mientras el futuro del mexicano continúa siendo una incógnita.

“Este resultado me da un poco más de paz interior. Lo que ocurra ya no está en mis manos. Yo quiero seguir. Si no puedo correr en el próximo año, estará de vuelta en 2022”, aseguró antes del podio. Albon, el segundo piloto de RedBull, llegó sexto: tiene 93 puntos en el torneo, 32 menos que Checo con dos carreras más disputadas.

Con su tercer set de cubiertas, presionó a Stroll para llevarlo al error, superó a Esteban Ocon por el lado exterior de la pista y ganó su derecho a subirse al podio. La demostración de que Mercedes no es un equipo infalible le permitió pasar a la punta, y aunque George Russell venía descontándole en el final cuando una de sus cubiertas sufrió una pinchadura, está en discusión el hecho de que su triunfo era inexorable. “Creo que lo alcanzaba”, afirmó el inglés, lógicamente decepcionado. “Tenía ritmo para defenderme”, sostiene Checo.

Es la primera vez que un coche de color rosado vence en el Mundial de F-1.

“Sergio merece continuar en la Fórmula 1”, aseguró Otmar Sznafnauer, el team principal de Racing Point. “Ha hecho una gran temporada y seguro que será cuarto en el Mundial de pilotos. Definitivamente se merece un lugar en la grilla del 2021”. Seguramente es lo mismo que advierte la directiva de la Fórmula 1, Ross Brawn y otros directivos de Liberty Media. En la época en la que manejaba como quería a la máxima categoría, Bernie Ecclestone se encargaba de arreglar pases en las sombras, acomodando pilotos en distintos equipos. Ecclestone ya no está, pero es difícil creer que esa práctica oculta se perdió definitivamente. La F-1 perderá mucho si uno de sus pilotos más diestros deja de correr entre la indiferencia y la inoperancia.

¿O necesitan un sonoro rugir de cañón para despertarse?

Fuente: Pablo Vignone / Original aquí.

Comments are closed.