Escuela Nox

Como cualquier docente tuvimos que cambiar nuestra visión a causa de la pandemia: Magali Velasco

La escuela ha tenido tanto éxito, con autores muy apreciados como Julián Herbert y Rocío Cerón, que se ha extendido a la Universidad de Veracruz, donde la directora de Letras en Xalapa, Magali Velasco, le ha dado la bienvenida.

Ciudad de México, 26 de enero (MaremotoM).- Nox es una escuela especial y diferente en donde enseñamos a contar historias, a imaginar mundos posibles, a construir lenguajes únicos. En Nox buscamos abrir la mente y el espíritu de los alumnos: queremos volverlos más libres, más audaces. Ese es el anuncio de Nox, una idea del poeta y escritor León Plascencia y de la traductora y escritora Petronella Zetterlund.

La escuela ha tenido tanto éxito, con autores muy apreciados como Julián Herbert y Rocío Cerón, que se ha extendido a la Universidad de Veracruz, donde la directora de Letras en Xalapa, Magali Velasco, le ha dado la bienvenida.

Por eso hemos ido a buscarla, para descubrir esta nueva propuesta docente en México.

ENTREVISTA A MAGALI VELASCO Y A PETRONELLA ZETTERLUND

“Ya queríamos conversarte de lo que hemos venido haciendo la Escuela de Letras Españolas de la Universidad Veracruzana con la Escuela de Escritura Creativa Nox. Nace de la necesidad de continuar los trabajos durante la pandemia. Ya llevamos cerca de dos años trabajando. Cómo son estos talleres de escrituras creativas y el diplomado que se está ofreciendo nos tiene muy orgullosos”, dice Magali.

“A partir de este año contamos con un diplomado en Escritura Creativa, gracias al trabajo de Magali Velasco es flexible, es decir, que con cinco laboratorios podemos aspirar al título. El alumno puede elegir los cursos que le interesen. Es un modelo muy elástico”, afirma Petronella.

Magali Velasco
Un libro fundamental. Foto: Cortesía

“Los cursos siguen ofreciéndose también de manera independiente”, agrega.

La cantidad de dinero que gastan los alumnos en universidades extranjeras, precisamente por la falta que hace que las universidades se metan en esta aventura docente.

Te puede interesar:  En un día sin mexiquenses, la ciudad se para: Emiliano Ruiz Parra

“Nuestro convenio de colaboración. Muchas veces un programa de Letras no contempla la parte creativa, sin embargo, la gran demanda de los estudiantes es muy vasta. Era complicado dar espacios creativos, hasta que con esta colaboración nos ayudó mucho. Está nutriendo a la facultad y podemos desde la universidad pública dar un sustento. Tenemos en Nox espacios para becarios y ha sido muy enriquecedora esta colaboración, pues esos chicos se quedan en otro taller”, dice Magali.

¿Cómo está el plan docente aquí y cómo está en Suecia?, le preguntamos a Petronella.

“No me atrevo a hablar de la universidad de Suecia, a pesar de que estuve trabajando en esa universidad mucho tiempo. Los espacios de Nox son para experimentar, son laboratorios colaborativos, no está el profesor que guía, que opine, sino que todos tienen el derecho de hablar”, afirma.

“Como cualquier docente tuvimos que cambiar nuestra visión a causa de la pandemia. En el caso de la facultad el gran salto cuántico de la virtualidad, teniendo que usar los libros electrónicos, el cambio se acelera”, afirma Magali.

“La recepción por parte de los profesores de la facultad fue muy optimista. Nuestro presupuesto no nos alcanza para pagar ese aspecto creativo o traer pensadores a Xalapa, nos han quitado todas esas partidas”, afirma Velasco.

Escuela Nox
León Plascencia y Petronella Zetterlund, responsables de Escuela Nox. Foto: Cortesía Facebook

“No puedo ni expresarte porque toda la mañana estuvimos discutiendo cómo dar clases en la modalidad híbrida, nos están dando a los docentes las cosas que como institución deberían resolverlas. Por ejemplo, no hay Internet”, agrega.

“Nox es una continuación de una escuela creativa que tuvo León en Guadalajara. Queremos abrir en lugar de cerrar. Los profesores los buscamos entre nuestras redes personales para que correspondan a este perfil, de comunicar en lugar de guiar”, afirma Petronella.

Comments are closed.