Rodolfo Walsh

Cómo es el corto animado sobre Rodolfo Walsh preseleccionado para el Oscar

Un oscuro día de injusticia, un cortometraje dirigido por los argentinos Daniela Fiore y Julio Azamor, relata en diez minutos los últimos momentos del escritor desaparecido en 1977 y ya ganó varios premios. Ahora podría competir por la estatuilla más cotizada de la industria del cine.

Por Diego Rojas, para Infobae Cultura

Ciudad de México, 30 de enero (MaremotoM).- 1977. Marzo. Un hombre camina por un barrio de la capital y en cada buzón que encuentra deposita un sobre que indica el destinatario, pero no el remitente. Camina disimulando tranquilidad. En la esquina de Entre Ríos y San Juan el hombre divisa otro buzón rojo. Deposita un sobre más. Entonces los ve. Se le abalanzan, él saca su pistola escondida en la cintura, dispara una vez. Los otros también disparan.

Será la última vez que se vea con vida a Rodolfo Walsh, el autor de Operación Masacre, que había depositado en los buzones varias copias de su “Carta de un escritor a la Junta Militar’’, una denuncia como un cross a la mandíbula de la dictadura que cumplía un año en el poder. Ya era otoño. La fecha: 25 de marzo de 1977.

Rodolfo Walsh
Un corto animado homenajea al gran escritor. Foto: Cortesía

Un oscuro día de injusticia, un corto animado dirigido por Daniela Fiore y Julio Azamor, relata en diez minutos los últimos momentos del escritor y militante Walsh. La realización no sólo da cuenta del enfrentamiento entre Walsh y sus captores en plena vía pública sino que muestra los afectos del escritor: su compañera Lilia Ferreyra, su hija Vicky, que se adivina en un portarretratos. El título del corto juega con el de uno de los cuentos más famosos de Walsh, Un oscuro día de justicia.

La producción es el único corto animado argentino preseleccionado para participar de los premios Oscar. De llegar a cumplirse esta posibilidad, seguramente el espíritu de Walsh usaría la tribuna hollywoodense para dar su mensaje y testimonio. Conversamos con Daniela Fiore, una de las directoras, acerca de su corto.

–¿Por qué Rodolfo Walsh?

–Mira, es un escritor que admiramos mucho en el equipo. Julio Azamor escribía para la revista La mirada cautiva, del Museo del cine, y había escrito un relato sobre el último día en la vida de Rodolfo Walsh. Lo leímos y nos gustó muchísimo. Pensamos que era una buena historia para contar y como homenaje nos dijimos que era perfecto.

–Walsh además de escritor era militante Montonero. ¿El homenaje se centra en alguno de estos aspectos?

–Nosotros cuando contamos esa historia rescatamos al Rodolfo Walsh escritor, pero también rescatamos su lucha. No hay señalamientos sobre qué Walsh es y el espectador interpreta lo que quiera. Pero nosotros como directores quisimos contar la historia de ese último día y cómo defendió su causa. También pensamos en su hija Vicky y quisimos mostrar un poco la relación entre el padre y la hija. Más allá de la militancia, creo que trata un poco acerca de la tristeza ante la pérdida de la hija… El corto inicia con él mirando el portarretrato con la foto de la hija. Quisimos que se lo viera recordándola y a partir de esa imagen surge todo el corto.

Te puede interesar:  El único eclipse solar total del 2021 tendrá lugar este fin de semana

–El corto incrementa el dramatismo con el enfrentamiento a los tiros con los hombres de la dictadura que lo vigilaban.

–Los dos lo atacan y Walsh responde. Lo que pasó exactamente no se sabe, Walsh es un desaparecido. Lilia, que era en esos momentos su mujer, decía que ella le había regalado un arma para que se defendiera en caso de que los fueran a secuestrar. Quisimos mostrar que él muere en la lucha.

–Esos servicios de tareas se transforman en lobos, ¿es por algo en particular?

–Nosotros hicimos una búsqueda. Julio Azamor es nuestro director y el director de arte, e hizo un planteo estético inicial haciendo los personajes, los fondos, todo realista.El aspecto poético lo agregamos desde el guión. Al escribirlo queríamos representar a los represores como bestias o lobos. Surgieron otras escenas como ojos o sonrisas gigantes. Julio dibuja cosas un tanto surrealistas y dijo: “Mostremos la angustia de la persecución que puede sentir Walsh a través de miradas” y pensamos en lobos gigantes. La forma de representar a los represores cobró más fuerza y creemos que hubo una buena aceptación del cortometraje y yo creo que ese es uno de los fuertes de la película.

 Rodolfo Walsh
Hacer animación es muy difícil y lleva muchísimo tiempo. Foto: Cortesía

–El corto fue preseleccionado para los Oscar, pero también ganó varios premios.

–El corto tiene un recorrido por varios festivales y el premio del Festival de Derechos Humanos, el premio al mejor corto de animación en la Habana, es candidato para los Cóndor de Plata, y al ganar el festival Chilemonos, en Chile, quedó preseleccionado para la terna de mejor corto de animación en los premios Oscar. Faltan dos pasos más, pero ya estamos clasificados.

–Además del planteo narrativo, la animación tiene un gran trabajo técnico.

–Hacer animación es muy difícil y lleva muchísimo tiempo. Para que te des una idea, para hacer Un oscuro día de injusticia usamos 12.000 hojas entre los dibujos en lápiz y los dibujos en tinta y terminarlo nos llevó un año y medio. Cada segundo que ves son 12 dibujos, todo a mano, todo dibujado y después pintado a mano con pincel. Fue hecho por un equipo reducido y mucho esfuerzo. A pulmón.

Fuente: Infobae Cultura / Original aquí.

Comments are closed.