La grasa abdominal

Cómo perder grasa abdominal

¿Te cuesta perder esos kilos de más que se acumulan alrededor de tu cintura? Te aseguramos que no estás solo. En un día cualquiera, casi la mitad de los adultos estadounidenses están a dieta para perder peso y solo unos pocos tienen éxito.

Por el doctor Bret Scher

Ciudad de México, 25 de marzo (MaremotoM).- La dificultad para perder peso es preocupante, especialmente en lo que respecta a la grasa del vientre, también conocida como grasa visceral, abdominal o troncal. El impacto de la grasa abdominal es más serio que el aspecto estético. Está asociado con la enfermedad metabólica, diabetes tipo 2 y otros problemas de salud graves.

Esto puede sonar deprimente pero, con la información correcta, puedes elegir una dieta que se enfoque específicamente a este problema. Esta guía te explicará todo lo que necesitas saber sobre la grasa abdominal y te dará consejos para deshacerte de ella de por vida.

¿Qué es la grasa abdominal y por qué es importante?

Las personas tienden a llevar la grasa de dos maneras distintas: debajo de la piel (como grasa subcutánea) o en el abdomen y los órganos internos circundantes (como grasa visceral). Esta última es la que muchas veces se conoce como “grasa abdominal”.

La forma en que se lleva la grasa se basa en varios factores: la genética, la edad, el género y el estilo de vida. Todos ellos desempeñan un papel. Pero la buena noticia es que puedes tomar el control y perder la grasa abdominal innecesaria.

La grasa abdominal
La buena noticia es que puedes tomar el control y perder la grasa abdominal innecesaria. Foto: Cortesía

Cómo medir la grasa abdominal o visceral

Un estudio por resonancia magnética (IRM) o una tomografía computarizada (TC) se consideran actualmente los estándares de oro para medir la grasa visceral y abdominal. Una radioabsorciometría DEXA, que utiliza un haz de rayos X de dosis baja, produce resultados similares y puede resultar más asequible. Otros estudios como las escalas de bioimpedancia son menos precisas, pero pueden encontrarse fácilmente.

Cuando el acceso a las herramientas de imágenes es limitado, una técnica simple es medir la talla de la cintura. Las recomendaciones generales son que los hombres mantengan su cintura por debajo de 101 cm (40 pulgadas) y que las mujeres mantengan su medida por debajo de 89 cm (35 pulgadas). Pero algunos grupos étnicos, como los asiáticos del sur, tienen límites más bajos, de 90 cm (35 pulgadas) para hombres y 80 cm (31 pulgadas) para mujeres.7

Medir tu cintura te permite hacer un seguimiento de los resultados y seguir tus progresos. Puede ayudarte a determinar si la dieta te está ayudando a reducir el riesgo de enfermedad crónica.

Te puede interesar:  Tendencias en el mundo de las apuestas online

Si está perdiendo peso, pero la medida de tu cintura (o la grasa del vientre) no reduce, tendrías que cambiar tus métodos para perder peso.

También puedes medir la cadera y calcular la relación cintura-cadera (medida de la cintura dividida entre la medida de la cadera). El objetivo para los hombres es de 0,9 y para las mujeres es de 0,8.10

La grasa abdominal
La grasa abdominal. Foto: Cortesía

¿Por qué la grasa abdominal es importante?

La grasa abdominal se asocia con un mayor riesgo de varias enfermedades, entre ellas:

enfermedad metabólica

diabetes tipo 2

enfermedad del corazón

inflamación

La grasa abdominal está asociada incluso con una vida más corta. Incluso las personas con “peso normal” con grasa abdominal extra tienen un mayor riesgo de complicaciones de salud. 

Como vimos en el 2020, una mayor cantidad de grasa visceral está relacionada con un mayor riesgo de complicaciones graves de Covid-19.

Afortunadamente, el exceso de grasa en el abdomen puede reducirse. Los estudios muestran que su reducción mejora la salud metabólica y es probable que mejore la salud general.

Pero no toda pérdida de peso conduce a una reducción de la grasa abdominal. En un estudio, las personas que hicieron un ayuno de 10 días perdieron peso, pero perdieron masa corporal magra en su mayoría y no grasa. Los participantes que comieron una dieta cetogénica perdieron masa grasa sin perder masa corporal magra. 

La grasa de la barriga, también conocida como grasa abdominal o visceral, está relacionada con un mayor riesgo de múltiples enfermedades. Las pruebas de imagen, como las exploraciones DEXA o las IRM, son más eficaces para medir la grasa abdominal, pero las técnicas simples como medir la talla de la cintura o la relación cintura-cadera también son muy útiles. Afortunadamente, los cambios en el estilo de vida pueden disminuir la grasa abdominal y mejorar la salud general.

La grasa abdominal o visceral está relacionada con considerables riesgos para la salud, como el síndrome metabólico, la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardíacas.

Afortunadamente, puedes perder la obstinada grasa abdominal con algunos cambios específicos en el estilo de vida. Una combinación de alimentación baja en carbohidratos, ejercicio de intensidad entre moderada y alta y ayuno intermitente, puede ayudarte a reducir la grasa alrededor de la cintura.

Fuente: Diet Doctor / Original aquí.

Comments are closed.