Marisabel Macías

Cómo reflexionar sobre tu propia vida desde la perspectiva feminista: Marisabel Macías

En estos días de coronavirus, hay varios talleres que lleva adelante Marisabel, impulsada también por la librería Utópicas y más allá de hacerle propaganda a sus temas notables, nos encanta indagar sobre eso que se estudia, no ya en las universidades, sino como verdadera vocación y haciendo una carrera paralela que nunca termina.

Ciudad de México, 7 de abril (MaremotoM).- ¿Cursos sobre feminismo? ¿Tendremos que tomarlo? Pero si todos sabemos todo sobre el patriarcado y la nulificación de la mujer. Mmm. No es cierto. El feminismo, dicho así, con una categoría casi filosófica, casi sociológica, se nos aparece como el galimatías más indescifrable. No sabemos qué decir ni mucho que pensar en cuántas son las filósofas, las pensadoras, tampoco mucho que aplicar a nuestra vida sencilla y menos cómo identificar cada cosa buena de cada persona que razona sobre este tema, sin temor a por ello a convertirnos en una persona que sólo ve la realidad desde una persiana.

Marisabel Macías es de Los Mochis, estudió la carrera de Filosofía en la Universidad de Baja California y sólo vio a dos filósofas feministas por gusto de los profesores. Claro que luego se formó con varias pensadoras, leyendo, tomando cursos, haciendo además la lucha en contra del patriarcado en esta ciudad y en este país al que muchos llaman “asesino”.

En estos días de coronavirus, hay varios talleres que lleva adelante Marisabel, impulsada también por la librería Utópicas y más allá de hacerle propaganda a sus temas notables, nos encanta indagar sobre eso que se estudia, no ya en las universidades, sino como verdadera vocación y haciendo una carrera paralela que nunca termina.

Marisabel Macías
Curso sobre el segundo sexo. Foto: Cortesía

–¿Cómo estás llevando el tema del coronavirus?

–Pues mejor de lo que esperé en un principio, afortunadamente, aunque en el caso de mi familia no tanto, mi padre sigue trabajando y eso me preocupa mucho. En lo personal, hay algunos asuntos de ansiedad, en esta situación nueva. Hay muchas otras personas que no tienen ciertas cosas que yo tengo y eso crea mucha ambivalencia.

–Fuiste una de las primeras que sacó un curso por Internet, cuéntame un poco

–Hace un año, más o menos, que vengo trabajando con la librería Utópica. Ahí doy unos círculos literarios, teníamos uno empezado y traté de pasarlo a lo virtual, pero las integrantes me dijeron que no. Lo que les gustaba era el espacio que se conformaba. Le comenté a la librería y me dijeron que les propusiera cursos virtuales. Lo que les propuse fue Diario de una feminista y es filosofía, ejercicios escriturales, trabajos de introspección varios, para mujeres que reflexionaran sobre su propia vida desde la perspectiva feminista. La sorpresa fue que a los tres días ya estaba el cupo cubierto.

Marisabel Macías
La metodología es feminista, tiene que ver con el conocimiento situado y la importancia de la historización. Foto: Facebook

–¿Cómo son los cursos, los talleres?

–La metodología es feminista, tiene que ver con el conocimiento situado y la importancia de la historización. El programa que les propuse es hablar de la genealogía femenina, el rescate de las ancestras, las mujeres que participan tuvieron que hacer su propia genealogía o empezar un diario a partir de las historias que pudieran rescatar, conjugando memoria e imaginación, de las mujeres de su familia. La segunda sección se trató de un trabajo de autoconocimiento, un trabajo de fotografías, en el tercero trabajaremos autoestima (una perspectiva de Marcela Lagarde) y terminaremos con la dimensión erótica, con muchas propuestas feministas.

Te puede interesar:  Kathryn Nesbitt: Creo que ahora todas las puertas están abiertas

–¿Cuál es la técnica?

–Son 17 personas las que participan. Al principio intentamos unirnos por Hangout y el primer día fue un desastre con esa plataforma. Perdimos la primera media hora, hasta que una chica estaba asociada a Zoom y tuve que contratar la membresía de esa empresa, donde ya no se limita el tiempo.

Marisabel Macías
El tema del feminismo fue totalmente autodidacta. Foto: Facebook

–Es muy interesante el tema del feminismo, ¿cómo te fuiste formando?

–El tema del feminismo fue totalmente autodidacta. Mi licenciatura es en Filosofía, tengo esa vena crítica de que todo lo cuestiona. Me interesé más al principio por la literatura y me interesé por el feminismo al ver todo este sistema de desigualdad literaria, en La Paz, la ciudad donde me encontraba.

–¿La filosofía no está igual?

–En mi carrera sólo conocí a dos filósofas. Mis profesores nos mostraban a dos porque a ellos les gustaban, no porque estuvieran en el programa. Tuve todos referentes varones. No tenía una conciencia tan clara, sólo sabía que había algo que no me cuadraba. En mi grupo de filosofía éramos sólo tres mujeres, siempre trataban de corregirnos, de guiarnos, era algo normalizado, pero para nada aceptable. Empecé a buscar y di con unas conferencias que son muy famosas, de la Escuela Rosario de Acuña, en España, que organizan coloquios cada año. Descubrí la teoría feminista, la filosofía feminista, hasta ahí era mi único acercamiento. No podía conseguir muchos libros, allí en La Paz. Hasta que llegué a la ciudad de México, hace tres años y entré en un curso sobre feminismo, ahí empecé a descubrir un mundo. Mi experiencia docente, las capacitaciones que me habían dado y empecé a armar estos talleres.

–Uno piensa mucho en la literatura, pero la filosofía está muy retrasada también

–Creo que existe un bloqueo en este país para teorizar sobre el tema de las mujeres, con una perspectiva feminista como tal. Para mí fue ser consciente que la filosofía tiene un gran trabajo, pero hay que reconocer que existe esta otra parte del feminismo, hay que implementarlo dentro de las aulas. Hay que cambiar la estructura total de lo que se enseña, de lo que se difunde, se promueve y lo que se entiende por filosofía. Creo que se va a ser un trabajo muy largo.

Marisabel Macías
Curso sobre Una habitación propia. Foto: Cortesía

–Nómbrame a algunas pensadoras y filósofas del feminismo

–Una de las más admiradas es Amelia Valcárcel, sigue viva y a veces las podemos ver porque la traen a México la cátedra Alfonso Reyes. Alicia Puleo también. No es filósofa pero me encanta como razona y articula Marcela Lagarde. Tengo mucha cercanía con las españolas, aunque también está la escritora Kate Millett, Simone de Beauvoir, una de las filósofas feministas que debemos rescatar. Otra es Nuria Varela, una reportera que es una gran divulgadora.

–¿Cuál es el próximo taller?

–Tenemos a dos círculos literarios en puertas. Uno es el del Segundo sexo y el otro es el de Una habitación propia. Mi correo es marisabel676@gmail.com y por Utópica, en Instagrama y en Facebook.

Comments are closed.