Navidad en Alemania

Cómo sobrevivir a la Navidad 2021 en Alemania

Tener un buen banquete navideño parece un verdadero reto en 2021. Las diferencias de opinión pueden convertirse rápidamente en intensas discusiones navideñas. Aquí una guía centrada en las tradiciones navideñas alemanas.

Ciudad de México, 20 de diciembre (MaremotoM).- Desde cocinar la comida adecuada hasta cantar los villancicos más melodiosos, pasando por las normas de distanciamiento social, las fiestas son también un campo de minas que podría convertir fácilmente esa época tan maravillosa del año en un asunto bastante caótico.

Aunque varias culturas celebran la Navidad con sus propias tradiciones, hay algunas reglas generales que se aplican, especialmente cuando se trata de la comida. La Navidad es una época de comidas aromáticas, invernales y reconfortantes, con mucho sabor, tanto si se celebra en Nochebuena como en el día de Navidad.

En Alemania, por ejemplo, el tiempo que precede a la Navidad es muy goloso. Durante las cuatro semanas de Adviento, la gente disfruta de los dulces del día de San Nicolás (el 6 de diciembre), de las casas de pan de jengibre, del vino caliente en los mercados navideños, de los calendarios de Adviento llenos de chocolate y de las reuniones navideñas con muchos productos horneados.

Navidad en Alemania
Platillos de Navidad. Foto: Cortesía

El pescado también es una opción

Quizá sea ésta una de las razones por las que muchos alemanes prefieren optar por una “cena de pobres” en Nochebuena, después de semanas de excesiva indulgencia. Suele consistir en pescado frito o cocido -típicamente carpa- acompañado de una ensalada de patatas y chucrut.

El consumo de pescado es especialmente común entre los católicos, para quienes las comidas ligeras son un signo de ayuno y reflexión en los días importantes del calendario eclesiástico. Muchos acuden a la misa de medianoche en Nochebuena, la conocida como misa del gallo, dejando la cena para después. La idea es que no conviene hacer una comida pesada a las dos de la madrugada.

Otras familias incluso consideran que la preparación del pescado es demasiado exigente y optan por sustituirlo por salchichas. Al fin y al cabo, a casi todo el mundo le gusta una buena salchicha en Alemania. De hecho, estadísticamente hablando, este es el elemento más común en el menú de Nochebuena.

La cena perfecta

Otros consideran que la reunión de la familia durante las fiestas es una celebración, por lo que renuncian a la tradición alemana de la carpa o la salchicha y optan por la verdadera: ganso asado con todos los adornos.

Te puede interesar:  Fisher’s House arranca Festival Culinario con el chef Arturo Pérez Manrique

Se trata de una comida abundante que requiere mucha preparación y que normalmente incluye ciertas guarniciones. El ave se suele rociar con hierbas como la mejorana e ingredientes como cebollas, ciruelas pasas y castañas. La salsa se prepara con los jugos que caen en una bandeja en el fondo del horno mientras el ganso se asa durante horas.

Esta comida se acompaña de col roja y de albóndigas, que pueden hacerse con patatas o con pan duro. Se pueden añadir manzanas asadas con mucho clavo como otro acompañamiento, aunque mucha gente lo prefiere como postre.

Mientras tanto, algunos hogares adoptan un enfoque diferente, pero igualmente tradicional, presentando liebre estofada como comida de Navidad. El conejo en cuestión se ablanda en vino durante días antes de ser hervido en especias y verduras como un guiso.

Y para los que quieren romper con las viejas tradiciones, está la solución suiza: Muchos alemanes poseen la vajilla adecuada para hacer fondue o raclette durante las fiestas. Al igual que la fondue, la raclette se basa en el queso, pero implica una base de patatas cocida y mucha imaginación. Se puede añadir a la creación cualquier cosa, desde cebollas y embutidos hasta piña e incluso rodajas de plátano, siempre que se cubra con queso apestoso.

Este enfoque suizo suele acompañarse de vino caliente o Jagertee, una potente mezcla de té con especias y grandes cantidades de ron.

COVID en la cena de Navidad

La pandemia de COVID significa que hay aún más cosas que tener en cuenta. Todo planificador de Navidad decente tiene que tomarse en serio las normas de distanciamiento social.

Para empezar, asegúrese de que hay una mascarilla para cada silla de la mesa, así como abundante desinfectante para las manos. También puede insistir en hacer pruebas de COVID el mismo día para minimizar las cadenas de infección. Puede enviar por correo pequeños kits de pruebas junto con las invitaciones originales.

Y, lo que es más importante, si nota que ha dejado de saborear y oler mientras preparaba la perfecta liebre estofada o la deliciosa carpa, es probable que tenga que suspender la fiesta y autoconfinarse  durante las Navidades.

Fuente: DW / Original aquí.

Comments are closed.