Mapa de las lenguas

Con entusiasmo y vitalidad, se renueva el “Mapa de las lenguas”

En cinco años se publicará a 60 nuevos autores latinoamericanos para que sean leídos en todo el continente. No está nada mal el entusiasmo.

Guadalajara, Jalisco, 2de diciembre (MaremotoM).- Claudio López Lamadrid (Barcelona, 1960) fue editor de Tusquets, Círculo de Lectores y Galaxia Gutenberg. Tras la fusión de Grijalbo Mondadori con el grupo Random House, pasó a ocupar el cargo de director editorial de la división literaria de Random House Mondadori, formada por los sellos Debate, Lumen, Caballo de Troya y Mondadori.

También desempeñó el cargo de coordinador editorial del grupo en España y América y era el director editorial de Penguin Random House, mayor grupo editorial del mundo y que en 2014 adquiriera Alfaguara y los demás sellos literarios que eran propiedad de la española Santillana. Hasta que este año (el 11 de enero) se murió sorpresivamente. Tenía apenas 59 años y presentar la renovación de Mapas de las lenguas, por parte de todos los editores de Penguin, funcionó un poco como hacerle homenaje a su legado, a los cientos de aprendizaje que dejó su labor de editor.

Mapas de las lenguas, era para Claudio López Lamadrid, “una herramienta que ha funcionado muy bien y que era muy necesaria. Nos va a dar muchas alegrías y va a permitir que los libros viajen de país en país, lo cual constituye una verdadera obsesión para los editores”.

¿QUÉ ES AHORA MAPA DE LAS LENGUAS?

Alfaguara y Literatura Random House crearon entonces Mapa de las lenguasy hoy, un puñado de directores de la editorial, se reunieron en el marco de la 33 Feria Internacional del Libro en Guadalajara, para contar cómo ha sido hasta ahora el programa y cómo se renueva para el próximo año. Juan Díaz, director de España, quien dijo que “estar reunidos aquí es un efecto de la globalidad, que representamos y a la que aspiramos. En Mapa de las lenguasestamos empeñados a que todos nuestros autores se conozcan en el territorio hispanohablante”.

Juan Ignacio Boido, el director de Argentina, quien contó que “cuando hablamos por primera vez de este programa hubo un entusiasmo casi juvenil. Encontrar la palabra mapas fue dar con un nombre para un proyecto que teníamos y que no le terminábamos de encontrar la forma. Su nombre fue como darle un nombre a una revista, a un movimiento artístico, descubre en eso un paraguas que termina de contener la idea que teníamos”.

Te puede interesar:  LECTURAS | La intemporalidad perdida, de Anaïs Nin

“La idea es de una vitalidad tremenda con la que siempre trabajamos en la literatura latinoamericana. Cada país tiene mucha autonomía para publicar autores locales y esa diversidad le da mucha fortaleza a la editorial en cada nación. La literatura latinoamericana es tremendamente vital, que circula, los autores se hablan, hay circuitos literarios muchas veces invisibles a ojos de los grandes medios, de los grandes catálogos, todo eso genera una comunidad alrededor de la lengua que a nosotros nos interesa acompañar”, agregó.

Mapa de las lenguas
Mapa de las lenguas, en la presentación en la FIL. Foto: MaremotoM

“Se inició el proyecto con mucho éxito en España, porque allí sí tuvimos muchas reimpresiones, sin embargo en Latinoamérica, al permitir que cada uno tuviera su propio mapa, esto se diluyó. Ahora volvemos con las lecciones aprendidas, para generar un mapa único. En todos los países publicaremos los mismos 12 títulos a lo largo del año”, explicó Melanie Jösch Krotki, directora de Chile.

Más allá de los problemas logísticos, explicados por Gabriel Iriarte, director de Colombia, “que todos los países publiquen el mismo libro, que se difunda y que puedan ir los autores a cada nación”,  estos son los autores que integran el mapa del año que viene: los españoles Eider Rodríguez (Un corazón demasiado grande) y Manuel Jabois (Malaherba), la colombiana Pilar Quintana (La perra), la chilena Nona Fernández (Voyager), el uruguayo Juan Andrés Ferreira (Mil de fiebre), el argentino Julián López (La ilusión de los mamíferos), los peruanos Francisco Ángeles (Adiós a la revolución) y Gustavo Rodríguez (Madrugada), los mexicanos Luis Jorge Boone (Toda la soledad del centro de la tierra) y Eduardo Antonio Parra (Laberinto), el boliviano Rodrigo Hasbún (Los años invisibles) y la argentina Agustina Bazterrica (Cadáver exquisito).

“Yo soy lector de autores argentinos, pero a todos los he comprado cuando viajo para allá. Ahora con este mapa comienzan a cambiar las cosas”, dijo Eduardo Antonio Parra, autor de la reciente Laberinto, integrante de Mapas de las lenguas, presentado por Mayra González Olvera, editora de Alfaguara México.

En cinco años se publicará a 60 nuevos autores latinoamericanos para que sean leídos en todo el continente. No está nada mal el entusiasmo.

Comments are closed.