Inauguración de la FIL

Con reclamos a la cultura y a la educación, inicia la 33 Feria Internacional del Libro en Guadalajara

Con la India como invitado de honor, la feria cumple 33 ediciones y además de David Huerta, este será un encuentro para Mario Vargas Llosa, quien viene a presentar su reciente novela Tiempos recios, la del reciente premio Planeta, con su historia Terra Alta y por supuesto, para la presencia rutilante de Siri Hustvedt, quien mañana dará la conferencia magistral de apertura.

Guadalajara, Jalisco, 30 de noviembre (MaremotoM).- “Necesitamos avenidas no sólo para la cultura comunitaria, sino para una concepción de la cultura como factor estratégico de construcción de ciudadanía e impulso económico”, dijo con un tono conciliador pero firme Raúl Padilla López, durante la inauguración de la XXXIII Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

El presidente del Comité Organizador estaba en la mesa central, al lado del premiado David Huerta, de las autoridades de la India, del nuevo presidente de la CANIEM, Juan Luis Arzoz Arbide y de la secretaria de Cultura, la polémica y cuestionada Alejandra Frausto, entre otros.

“Tenemos qué lamentar que la educación –particularmente la superior–, la ciencia y la cultura, si nos atenemos a indicadores de rezago, no fueron prioridad en los sexenios anteriores. Esperaríamos que ahora, que se despliegan fuertes impulsos transformadores en el país, estos rubros fueran el principal pivote del desarrollo nacional”, dijo.

“Compartimos el propósito de llevar la educación superior al mayor número posible de jóvenes y el de brindar apoyos a los sectores más vulnerables. Pero, justamente por ello, resulta difícil entender que, para efectos prácticos, en el presupuesto federal se recorte el financiamiento a las universidades públicas y se frene su capacidad de crecimiento y mejora de la calidad. Cualquier alternativa que no ponga énfasis en la calidad del aprendizaje, corre el riesgo de perpetuar la inequidad, en lugar de aminorarla”, agregó.

“Deseo dejar constancia de nuestro reconocimiento a la Lic. Alejandra Frausto Guerrero, Secretaria de Cultura del Gobierno de la República, por su empeño en construir una política cultural vigorosa y diversa, a pesar de las limitaciones presupuestales y de diseño institucional que enfrenta este sector”, afirmó en un tono de amabilidad aunque sus palabras fueron fuertes y en más de una oportunidad consiguió el aplauso.

Inauguración de la FIL
Raúl Padilla López. Foto:Natalia Fregoso /FIL

Como cuando dijo que “los empeños ideológicos, explicables en el ámbito de la política y la decisión gubernamental, son lesivos para la integridad, la honestidad y la libertad en el ámbito del arte, la ciencia y la cultura. Estos espacios están obligados a la plena libertad de pensamiento, haciendo de la crítica el sustento de su vitalidad. Sin la libertad intelectual y la madurez cognoscitiva que se origina en la cultura, no hay ciudadanía democrática, ni por lo tanto, gobiernos democráticos”.

“Es por ello que desde este espacio de diversidad e interculturalidad, hacemos votos para que Estado y sociedad asuman a la cultura como una auténtica prioridad, demostrando que la transformación nacional solo es posible si se construye desde la base de las ideas, el pensamiento crítico y el fomento a las diversas manifestaciones culturales”, concluyó.

Te puede interesar:  LECTURAS | Prólogo de José Emilio Pacheco a su traducción de De profundis, de Oscar Wilde

DESDE EL ESTADO SOBERANO DE JALISCO

Con la India como invitado de honor, la feria cumple 33 ediciones y además de David Huerta, este será un encuentro para Mario Vargas Llosa, quien viene a presentar su reciente novela Tiempos recios, la del reciente premio Planeta, con su historia Terra Altay por supuesto, para la presencia rutilante de Siri Hustvedt, quien mañana dará la conferencia magistral de apertura.

Inauguración de la FIL
Raúl Padilla López ofreciendo el discurso de bienvenida. Foto: Secretaría de Cultura

Muchos escritores, muchos libros, muchas editoriales comerciales e independientes, todo está aquí. Como hoy decía David Huerta, “los poetas pescan en redes” y los periodistas también, en este terrible mar que durará 9 días alrededor de la literatura y todo lo que hay alrededor.

Hoy, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, fue una presencia combativa frente al gobierno de Andrés Manuel López Obrador. No se esperaba menos de este joven gobernante, con muchos problemas en su región, teniendo en cuenta que pertenece al PAN y que es un firme opositor al gobierno federal. En este punto, con Alejandra Frausto presente, cabría preguntarse si tiene sentido escuchar tantos cuestionamientos a la cultura y al gobierno, sin poder responder. Es como poner la cara para que te la cacheteen en uno de esos dibujos animados de la televisión.

Es cierto que Alfaro le hablaba a su gente, a los de Guadalajara, pero en una Feria Internacional como es esta, ¿no convendría no hacer este tipo de discursos?

“Quienes rehúyen al debate y al diálogo franco no asisten a encuentros como este. Esta cualidad, la del debate abierto a todas las voces, es sin duda su máximo atributo y el que debemos defender como lectores, pero sobre todo como ciudadanos demócratas”, dijo Alfaro.

Pabellón de la India Invitada de honor la Feria Internacional del libro en Guadalajara, México, Sabado 30 de Noviembre del 2019. ( © FIL/Pedro Andres.)

“Aquí no podemos guardar silencio, cuando se pretende imponer una idea monolítica de lo que significa lo nacional. Nuestro silencio de hoy, por miedo o por displicencia, nos cobrará una factura muy cara mañana”, agregó.

“Las declaratorias de guerra a la delincuencia fueron un fracaso, vamos a hundir al país si pensamos que a quienes quieren controlarnos con el miedo le vamos a dar un abrazo. Había que desmantelar el viejo régimen, sí, pero cometeríamos un error histórico si justificamos la destrucción del orden institucional del estado de derecho a partir de la premisa de que nada funciona. Era urgente separar el poder económico del poder público, sí, pero vamos a colapsar la economía si profundizamos la desconfianza y el temor del sector privado, simulando una relación estrecha que se limita a actos protocolarios con las cúpulas”, fue el análisis político de Alfaro.

“¿Expresar nuestras ideas nos pone en un perfil de confrontación con el Presidente de México?”, fue la pregunta del Gobernador, quien en otro tramo dijo “no más silencio, no más cabezas agachadas, esto no le sirve a México”. Se despidió exclamando: “Bienvenidos todos al estado libre y soberano de Jalisco”.

Comments are closed.