Cristina Rivera Garza

Cristina Rivera Garza, una de nuestras mejores escritoras, recibe el Premio Xavier Villaurrutia

Es, como nuestro poeta adorado Xavier Villaurrutia, alguien que no le tiene ningún miedo a la pluma y a lo que ella despierta. Plantea siempre un debate, tan necesario en nuestra literatura, en nuestro pensamiento, que hay como una especie de ansiedad cuando viene algún libro de Cristina.

Ciudad de México, 5 de julio (MaremotoM).- Hablar de Cristina Rivera Garza es hablar de lo más alto de la literatura mexicana, una estela que se va por el mundo y que la constituye como una de nuestras máximas creadoras.

Hay quien protesta por este libro, El invencible verano de Liliana (Literatura Random House) que recibirá esta tarde el Premio Xavier Villaurrutia, en el sentido que La autobiografía del algodón le parece todavía mejor libro.

Antes había escrito Había mucha neblina o humo o no sé qué, su acercamiento crítico a Juan Rulfo, en un libro que ya es un clásico y que en ese entonces levantó polémica.

Es, como nuestro poeta adorado Xavier Villaurrutia, alguien que no le tiene ningún miedo a la pluma y a lo que ella despierta. Plantea siempre un debate, tan necesario en nuestra literatura, en nuestro pensamiento, que hay como una especie de ansiedad cuando viene algún libro de Cristina.

Cristina Rivera Garza
El invencible verano de Liliana, una edición de Literatura Random House. Foto: Cortesía

En el caso del que hoy recibe el premio, dice el jurado que es por los feminicidios, aunque hay que decir que el tema de la violencia, de la sangre, de la impunidad y de lo que es vivir en México, Rivera Garza lo trata desde el origen de su obra, desde Dolerse. Textos desde un país herido. (México: Sur+, 2011), hasta Los muertos indóciles. Necroescrituras y desapropiación.

Todo ello lo ha hecho con un rigor indomable y al mismo tiempo con una alegría por vivir y por poder escribir que la hace además una escritora sumamente querida en el ambiente.

Su técnica literaria consiste precisamente en hacer novelas como “un descanso del yo”.

Lo dijo en Monterrey: “Siempre he creído que escribir narrativa, una novela, es una especie de descanso del yo. No escribo para expresarme a mí misma, sino que escribo para producir un mundo que otros han compartido. Hacer toda la investigación que sea posible para que mi imaginación pueda moverse con mayor libertad”, dijo.

Te puede interesar:  Colombia seguía teniendo un sistema aristocrático del siglo XIX en el siglo XXI: Santiago Gamboa

“Uno escribe a través de obsesiones y enigmas. No hago una diferencia entre las investigaciones. Lo que creo es que para escribir de algo, de lo que uno no sabe, más vale hacer mucho trabajo. No creo para nada es que la imaginación va a llegar a hacer su trabajo, nosotros primero tenemos que hacer un trabajo para la imaginación”, expresó.

Cristina Rivera Garza
Cristina Rivera Garza, elegida en forma unánime por el premio que cumple 20 años. Foto: Cortesía

Hoy, a las 19 horas, cuando reciba de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Literatura (CNL) y la Sociedad Alfonsina Internacional, el Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores 2021, lo hará una de nuestras mejores creadoras. Una de esas para sentirse orgullosa, leerla siempre y sentir que la literatura sirve para algo.

El 16 de julio de 1990, Liliana Rivera Garza, fue víctima de feminicidio. Era entonces una muchacha de 20 años, estudiante de arquitectura en la UAM-Azcapotzalco. Tenía años ya tratando de terminar su relación con un novio de la preparatoria que insistía en no dejarla ir. Unas cuantas semanas antes de la tragedia, Liliana por fin tomó una decisión definitiva: en lo más profundo del invierno había descubierto que había en ella, como bien lo había dicho Albert Camus, un invencible verano. Lo dejaría atrás. Empezaría una nueva vida. Haría una maestría y después un doctorado; viajaría a Londres. La decisión de él fue que ella no tendría una vida sin él. Esa es la sinopsis de Un invencible verano de Liliana.

Cristina Rivera Garza (Matamoros, 1964) es traductora, crítica y autora multipremiada, cuya obra ha sido traducida a diversos idiomas. Ha publicado bajo el sello de Literatura Random House El mal de la taiga, La cresta de Ilión, Había mucha neblina o humo o no sé qué, así como las obras Nadie me verá llorar y La muerte me da, entre otras. Es además fundadora del Doctorado en Escritura Creativa en Español en la Universidad de Houston. Y acaba de recibir, hace unos días, la beca MacArthur, la así llamada beca para genios y el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso, en Chile.

Comments are closed.