Cuando la literatura desborda el libro

En el marco del día internacional del libro, “Librosvivos” realizó un encuentro en el Instituto Mexicano para la Justicia en Coyoacán, donde se dieron cita las actrices Diana Bracho y Evangelina Sosa.

Ciudad de México, 25 de abril (MaremotoM).- “Librosvivos” es una plataforma de literatura expandida creada por José María Arreola que desde hace casi tres años ha sacado del librero a “vivir los libros”.  Esto con ayuda de diversos músicos, actores y escritores que con su participación logran ese acto como de alquimia donde un cuento, una novela o un libro de historia son personificados. Su creador ha declarado que para él es “literatura extendida, me imagino al libro saliéndose de la biblioteca como un acto de rebeldía.”

En el marco del día internacional del libro, “Librosvivos” realizó un encuentro en el Instituto Mexicano para la Justicia en Coyoacán, donde se dieron cita las actrices Diana Bracho y Evangelina Sosa, así como el actor Mauricio Isaac, Nelly Rosales Plascencia y Chema Arreola. Ellos nos hablaron de las novedades de esta plataforma que presentó sus versiones personificadas del cuento La cena, escrito por Alfonso Reyes;  del libro Confabulario, de Juan José Arreola y UANL 85, libro que habla de la historia de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

En el escenario los actores realizaron este juego escénico en el que se convierten en libros, al respecto, Diana Bracho declaró “ser un cuento de Alfonso Reyes no es poca cosa. Sin embargo, no me preocupaba tanto eso, sino la situación de que Alfonso Reyes cuando escribió este cuento, lo escribió en noches muy inquietas, deprimido y en una situación de vida difícil. Lo escribió no con mucho agrado pero el cuento le fue ganando. Cuando lo presentó al editor, ya incorporado a la serie de cuentos que conforman el libro El plano oblicuo, le pidió que lo pusiera al final porque le parecía “malito”; pero el editor le dijo que no, que el cuento resultaba importante y sería éste el que abriera el libro. Como actriz he tenido muchos personajes pero nunca me había tocado ser la palabra misma. No hay nada más increíble para un actor que entrar en el mundo de la imaginación pura. Yo creo que el mejor instrumento del actor es la imaginación y cuando entras en la imaginación de un escritor como Alfonso Reyes  tienes que dejarte llevar”.

Te puede interesar:  Juan José Arreola, una herencia cultural literaria

Los creadores de “Librosvivos” aseguran que es un generador de asombro, de marketing artístico, para que el público viva la sensación de estar dentro o frente a un libro -incluso, en alguna de sus partes-, en tiempo real y utilizando, según el tipo de activación, todos sus sentidos. Así, recurre al teatro, a diversas artes escénicas y a otros lenguajes y códigos que están implícitos en nuestras creaciones.

Reunión para hablar de los libros. Foto: MaremotoM

José María Arreola, dentro de la dinámica imaginativa que promueve su plataforma, declaró “nunca he entrevistado libros” y le preguntó a Mauricio Isaac, que se convierte en Confabulario, cómo vivía la polifonía propia de ser este libro, a lo que el actor respondió “son muchos años de acostumbrarme a tener un rinoceronte en mi cuerpo, una araña u hombres enamorados. Al principio era desconcertante porque no entendía por qué de pronto era yo una hormiga, por ejemplo. Ahora se lo agradezco porque veo el resultado que tengo con mis lectores y veo cómo se maravillan con mis historias.”

Evangelina Sosa, que representa el libro de la historia de la Universidad Autónoma de Nuevo León, concluyó “soy un libro histórico y espero que por ser histórico no sea aburrido, al contrario, estoy lleno de historias desde la fundación de la UANL. Estoy muy orgullosa de ser el libro para conmemorar los 85 años de la Universidad”.

Comments are closed.