DE LIBRO ALBEDRÍO | La vocación de Guillermo del Toro

Ciudad de México, 10 de julio (MaremotoM).- A pesar de que se habla todos los días de la impopularidad de Twitter, sigo siendo asidua a esa belicosa red social, reina de los dimes y diretes del mundo, aunque también de noticias agradables, hay que decirlo. Guillermo del Toro también es fiel a Twitter y hace casi un año dio un breve recorrido por lo que él llama su colección de tiliches, pero que ha organizado muy bien y lo guarda en The Bleak House, una propiedad con más de diez mil piezas entre libros, esculturas, artefactos y la friolera de siete mil películas en diversos formatos. Alrededor de quinientos de esos tiliches fueron exhibidos en Los Ángeles, Minneapolis y Canadá, haciendo salivar a los fanáticos mexicanos que se preguntaban cuándo podrían verse en México. Pronto hubo una respuesta: junio de 2019. Para decepción de muchos seguidores, Del Toro confirmó en diversas entrevistas que la exhibición de sus objetos, tendría como única sede en México el MUSA (Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara), que será la última vez que se exhiban en conjunto y no viajará a otro lado salvo aquellas piezas que donará a diversos museos alrededor del mundo para su exhibición permanente.

En casa con mis monstruos
Guillermo del toro, contó que la exposición ya se mostró en Los Ángeles. Foto: Cortesía

Total, que para verla habré de agarrar la maleta y volar a Guadalajara, pero mientras se acomodan los astros para que eso suceda (o alguien me regale el boleto de avión y un par de noches en Casa Fayette o en Demetria) pueden echar un vistazo al libro que lleva el mismo título y fue recientemente publicado por Editorial Turner, de la mano del propio curador de la exhibición, Eugenio Caballero, quién preparó coordinó el contenido de la exhibición a manera de catálogo y nos ofrece un paseo por el universo del cineasta con una selección de las ocho salas que conforman En casa con mis monstruos. Añade una entrevista que realizó Leonardo García Tsao a Guillermo del Toro, donde se habla de sus orígenes, influencias familiares, literarias, cinematográficas y hasta religiosas.

Te puede interesar:  Expone Mr. Brainwash en la galería LS

Quien piense que se encontrará únicamente material relacionado con las películas del director, se llevará una grata sorpresa porque más allá de eso están los ejes que dieron forma a cada uno de los personajes creados por él: arte original de películas de animación, cómics, objetos de alquimia y magia, esculturas de personajes de películas y escritores de cabecera del cineasta; arte conceptual de algunos clásicos de cine, objetos relacionados con anatomía y patología (cuenta Del Toro que en su adolescencia investigaba acerca de anomalías en el cuerpo, tumores y otras enfermedades, lo que antes de darle inspiración para crear personajes lo convirtió en un joven hipocondriaco). Hay un capítulo dedicado al cuarto de lluvia, donde explica que The Bleak House está diseñada en parte como una réplica de la casa de su abuela, y una de las habitaciones está ambientada como una tarde lluviosa:

“Construí este cuarto porque en Los Ángeles no llueve y a mi me gusta escribir con lluvia; quería una casa exacta como la que soñaba cuando era niño, con un cuarto en el que lloviera a toda hora”.

En casa con mis monstruos
El libro editado por Turner. Foto: Cortesía

Al cuarto de lluvia le siguen ilustraciones de cuentos de hadas y victorianos, fotos de una enorme biblioteca, arte pop y obras que abordan temas como la muerte, lo sobrenatural, el apocalipsis y lo infernal. Hay un espacio en el libro (y en la exhibición) dedicado especialmente a Frankenstein, personaje que marcó la vida de Guillermo del Toro: “”En el momento que descubrí a la criatura –dice–, descubrí en ella a mi alma gemela”.

Ocho capítulos, uno por cada sala de exhibición, un apartado central donde se incluye parte de la extensa conversación entre Del Toro y Leonardo García Tsao, cuyo portal es una guía elaborada por Eugenio Caballero, a manera de introducción, que invitará a viajar entre páginas y fotografías por la vocación de Guillermo del Toro: amar la imperfección y el realismo fantástico que solo se perciben en la oscuridad.

Comments are closed.