Derrocaron al mejor presidente de la historia de Bolivia

Buenos Aires, 11 de noviembre (MaremotoM).-En diciembre de 2005 ganó con el 54% de los votos y asumió un 22 de enero de 2006 convirtiéndose así en el primer presidente indígena de Bolivia. “Si cuando termino mi presidencia no bajé la pobreza, habré fracasado, más allá de las cosas que hayamos obtenido. Todo lo demás serán excusas”, le decía el presidente de la Nación argentina, Mauricio Macri, al diario La Nación en julio 2016.

En Bolivia las necesidades básicas estaban tan postergadas que la pobreza no se mide como acá sino que hay 2 pobrezas para tratar. La pobreza extrema en Bolivia descendió más de la mitad en los últimos 13 años, es decir, de 38,2% en 2005 a 15,2% en 2018. Asimismo, la pobreza moderada decreció de 60,6% en 2005 a 36,4% en 2017.

La derecha de sillón de las grandes ciudades no soporta perder una elección por los votos del área rural. Es que en esa zona la pobreza extrema tuvo mejoras más pronunciadas, tomando en cuenta que entre 2005 y 2018, ese indicador disminuyó de 62,9% a 33,4 por ciento%. Esto se logró con transferencias condicionadas en efectivo, como el Bono Juancito Pinto, la Renta Dignidad y el Bono Juana Azurduy, los incrementos sostenidos de los salarios por encima de la tasa de inflación.

Evo Morales
Evo Morales, pintada. Foto: Facebook

Pero también en los pueblos de Bolivia se ve la mano de la gestión de Evo Morales en la construcción de canchas de fútbol de césped sintético. Igual que en Argentina con el Fútbol Para Todos las críticas recibidas hacia esta inversión hacían foco en que ese dinero debía ir destinado a la creación de escuelas y hospitales.

Te puede interesar:  Poe, ese genio de la melancolía y el dolor al que hay que volver siempre

“Son cosas que le dan a la gente un vivir mejor. El fútbol es el deporte más importante para los bolivianos que viven en esas áreas. Trabajan desde las 4 de la mañana hasta las 5 de la tarde: el partido después de la jornada es esencial para ellos. Siempre lo han jugado en canchitas de tierras, en baldíos con arcos hechos con piedras. Ahora pueden jugar en césped”, precisa el analista político, encuestador y periodista boliviano Mario Cañipa.

Las canchitas de fútbol inauguradas en todo Bolivia no fueron magia, ni capricho fueron políticas de Estado. Según el Ministerio de Comunicación, la unidad de proyectos espaciales y más específicamente el programa ‘Bolivia cambia, Evo cumple’, entre 2007 y 2018 hicieron 1.781 obras vinculadas al deporte.

“Yo nací en un pueblo pequeño en el interior de Bolivia y la verdad que todas las canchas eran de tierra y más en el sector del Altiplano donde es difícil tener una cancha de pasto natural por el clima. La verdad que no existían canchas. Hay muchos equipos en el interior participando en torneos regionales y la verdad que entrenar y jugar en esas canchas era imposible. Evo tomó un pedido de los pueblos. Yo al principio decía porqué tantas canchas pero hablando en los pueblos sentí que lo pedían como una necesidad. Y ahora tienen canchas de pasto sintético que es algo maravilloso”, contó en el programa de radio La Zurda Magica Victor Choque, el presidente y fundador de Bolivia FC, el equipo de la inmigración boliviana en Argentina nacido en 2004.

No derrocaron a cualquier presidente. Derrocaron a un presidente indígena. No derrocaron a cualquier presidente. Derrocaron al mejor presidente de la historia de Bolivia.

Comments are closed.