Adrián Oropeza

Desafío, el nuevo disco del baterista de jazz Adrián Oropeza

Es el cuarto álbum discográfico como solista del músico mexicano. Para el compositor, el nombre del álbum se refiere al desafío de romper esquemas y adaptarse a una nueva realidad, de mantenerse creativo en un nuevo entorno y seguir creyendo en su música en medio de tiempos de incertidumbre.

Ciudad de México, 7 de junio (MaremotoM).- El Centro Nacional de las Artes (Cenart), institución perteneciente a la Secretaría de Cultura, fue sede de la presentación del disco de jazz Desafío, la reciente producción discográfica de Adrián Oropeza, un proyecto que inició un par de meses antes de la pandemia, pero que concluyó en medio de la incertidumbre de un mundo convulsionado por la covid-19.

Teniendo en mente un sonido más enérgico que respondiera al momento que vivimos como humanidad, el baterista y compositor mexicano grabó este proyecto discográfico. La primera sesión de grabación de Desafío inició a finales de enero del 2020, sin pensar que tardaría ocho meses en regresar al estudio para poder concluirlo. Esto se convirtió en uno de los retos más complicados que se han presentado en la trayectoria de Oropeza.

Te puede interesar:  La programación del Festival Internacional Cervantino, Caifanes en la clausura
Adrián Oropeza
El trío de Adrián Oropeza en Desafío. Foto: Cortesía

Para el compositor, el nombre del álbum se refiere al desafío de romper esquemas y adaptarse a una nueva realidad, de mantenerse creativo en un nuevo entorno y seguir creyendo en su música en medio de tiempos de incertidumbre.

Las seis piezas que componen esta nueva producción (“Matinal”, “Motion”, “Para Elián”, “Collage”, “Sol de Otoño” y “Desafío”) integran una propuesta sonora que incorpora el bajo eléctrico, el piano, la batería y la percusión electrónica; tres de ellas cuentan con la voz como cuarto instrumento. Una de las canciones suma al violín y otra cuenta por primera vez con una letra, lo que aporta una sonoridad totalmente sui generis en el estilo musical de Adrián Oropeza.

Este disco sucede a Texturas (2008), Mezcal (2011) y Amaneceres (2015) y contó con Iván Barrera, quien además de interpretar el bajo eléctrico y el violín, fungió como productor musical y se encargó de la mezcla y masterización. El pianista Daniel Vadillo también asumió el rol de arreglista para varios de los temas y la cantante venezolana Mariella Bethencourt interpretó tres temas, además de crear la letra de la canción “Para Elián”.

Comments are closed.