Abril y su sombra

Desde Ecuador llega a México Abril y su sombra, obra que indaga en los recuerdos de una vida

En escena la actriz desnuda su mente, muestra su colapso y logra la empatía con el público. Expone el drama a través de lo absurdo con tintes existencialistas y uno que otro encuentro con el humor negro. Se estrena en la Ciudad de México con dos funciones especiales, martes 15 y miércoles 16 de noviembre, a las 20:30 h, en La Teatrería

Ciudad de México, 9 de noviembre (MaremotoM).- En ciertos periodos de la vida, la monotonía y la sensación de vacío siempre lleva a cuestionarse sobre la existencia personal, hacia dónde se está dirigiendo el futuro y si lo que se ha hecho a lo largo de los años pudo hacerse mejor para alcanzar los parámetros de éxito preestablecidos. Es ese momento de caos y reflexión en el que se encuentra Abril y su sombra, una obra que llega desde Ecuador por primera vez a México con tan solo dos funciones en La Teatrería.

Se trata de un monologo que lleva a los espectadores a adentrarse a la mente de una mujer que vive con depresión, ansiedad e insomnio. Es interpretado por Alejandra Corman, que desdobla a tres personajes en escena y a su vez, también es la dramaturga y directora de este montaje, siendo su primera obra de formato largo dentro de su trayectoria artística.

Abril vive con temas de salud mental que en los últimos años –con el impacto de la pandemia de COVID-19– se han agraviado y que aún están en proceso de visibilizar, aceptar y tratar. Aunado a esto, ella también se enfrenta a las exigencias sociales que tiene como mujer a determinada edad.

Abril y su sombra
Abril y su sombra en La Teatrería. Foto: Cortesía

Así es que una noche en la que no logra concebir el sueño, tal vez con la esperanza de hallar a un culpable de su derrumbe personal, decide visitar varios recuerdos de su niñez, adolescencia y adultez. En esta investigación ella descubre la causa, pero también la cura para sanar así misma.

Aunque la obra profundiza en temas delicados, es importante mencionar que expone el drama a través de lo absurdo con tintes existencialistas y uno que otro encuentro con el humor negro, que toca al corazón porque habla del amor, la amistad y de temas que aquejan actualmente. En escena la actriz desnuda su mente, muestra su colapso y logra la empatía con el público, puesto que todos han pasado por momentos muy parecidos a los de este personaje.

Corman asegura que la obra surgió a manera de escape para “gritar” lo que dentro de ella se acumulaba: “Abril me gritó que necesitaba nacer en un momento donde colapsaron muchas cosas y mi corazón roto me llevó a sanar de cierta manera al escribir esta obra, interpretarla y darle vida. Es importante recordar que, como artistas, el arte nos salva y a veces se nos olvida que podemos crear”, puntualizó.

Alejandra Corman radica en México desde 2020, cuenta con una amplia carrera artística en Ecuador. Ha escrito y dirigido más de 10 obras de microteatro y ha trabajado en cine y televisión con directores como Gabriela Calvache e Iván Mora Manzano. Abril y su sombra supone su primer unipersonal en donde combina su visión y estilo junto con el de Gabriela Ruiz (Enchufe TV), quien dirige la obra con ella.

Te puede interesar:  Sontag, la crítica que siempre estuvo en búsqueda de la ficción

Cabe destacar que el unipersonal empezó a escribirse en México, pero se estrenó por primera vez en Ecuador, Quito.

El equipo está integrado en su mayoría por ecuatorianos que buscan dejar lo mejor de su trabajo en esta puesta en escena para conquistar al público mexicano. Alejandra Corman es la directora, actriz y dramaturga, cuenta con el apoyo de Gabriela Ruiz en la codirección, Ariana Coral en el diseño de escenografía, Ana Poveda en el diseño de vestuario y Marcela Ribadeneira en el diseño gráfico.

En la producción se encuentran Roberto Wohlmuth, Matilde Castañeda y Alejandra Corman. La canción que acompaña la puesta es de la banda ecuatoriana Mamá Vudú, llamada Plazma.

Abril y su sombra se estrena en la Ciudad de México con tan solo dos funciones, los días martes 15 y miércoles 16 de noviembre a las 20:30 horas, en La Teatrería (Tabasco 152, Col. Roma Norte, Alcaldía Cuauhtémoc).

Actriz, directora y dramaturga ecuatoriana radicada en México. Es Licenciada en Periodismo y ejerció principalmente en revistas culturales. Inició su carrera artística en el 2010, cuando se mudó a Barcelona, España a estudiar actuación. A su regreso, adquirió experiencia como directora de casting de cine. Trabajó en este campo en películas como La mala noche, de Gabriela Calvache; Gafas amarillas, de Iván Mora Manzano; entre otras.

A la par, se formó como guionista audiovisual en distintos laboratorios y talleres hasta que decidió cursar la Maestría. La escritura estuvo siempre presente, desde sus primeros años en el periodismo, pero su acercamiento al teatro fue gracias a Arístides Vargas (Casa Malayerba), en donde verdaderamente inicia su faceta de dramaturga.

Ha escrito y dirigido más de una docena de obras cortas y se ha mantenido activa como actriz para cine, televisión y teatro en obras como Mujer de cascarón, dirigida por Martha Ormaza, (idea original de Alejandra); Amanecí como con ganas de morirme, dirigida por Carlos M. Gonzáles; entre otras. En el 2018 formó parte del prestigioso Conservatorio de Verano del Art of Acting Stella Adler Studio, en Los Ángeles; y desde 2020 vive en Ciudad de México.

Abril y su sombra supone su primer unipersonal en donde combina su visión y estilo como directora, actriz y escritora en una pieza que la enfrenta con sus propias frustraciones como mujer y como artista. Fue acreedora a un premio como guionista de cine, ganando una beca para ir a Festival de cine de Bolivia y la última película en la que colaboró como directora de casting fue Fango, del director Diego Araujo. Actualmente también se desempeña como creadora de contenido.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*