Evelyn Romero

Desde la poesía podía contar la historia de la búsqueda del gato: Evelyn Romero

Su poemario Gato, ¿estás ahí? (FCE) fue elegido por María Baranda, Monique Zepeda y Roxana Elvridge-Thomas recibió la suma de 200,000 pesos mexicanos y la publicación de la obra bajo el sello del Fondo de Cultura Económica.

Ciudad de México, 23 de junio (MaremotoM).- ¿Poemas para niños? ¿Poemas para todos? Eso es lo que hace la escritora Evelyn Moreno, quien ha ganado el premio de la Fundación para las Letras Mexicanas y el Fondo de Cultura Económica, Hispanoamericano de Poesía para Niños 2020.

Su poemario Gato, ¿estás ahí? (FCE) fue elegido por María Baranda, Monique Zepeda y Roxana Elvridge-Thomas recibió la suma de 200,000 pesos mexicanos y la publicación de la obra bajo el sello del Fondo de Cultura Económica.

Precisamente, ahora el libro tiene tapas amarillas y unos dibujos maravillosos del artista catalán Joan Negrescolor, quien hizo una excelente interpretación de los poemas.

ENTREVISTA EN VIDEO A EVELYN MORENO

“La poesía es para todos, aunque este es un libro para niños, lo puede disfrutar un adulto”, dice Evelyn Romero en entrevista.

“Hay poemas que son como un tipo de rezo, el gato no está, está ausente, pero le hablamos a ese tipo de conciencia, como si fuéramos escuchados por él”, afirma.

Las mascotas son miembros de la familia, “nos recuerdan esa parte instintiva y salvaje, es importante que conserven esas cualidades de animales. Muchas veces queremos humanizar a las mascotas, pero qué tan importante es aprender del instinto de los animales”, dice.

Te puede interesar:  AZOTEA DE LIBROS | El berrinche de Moctezuma, de Nuria Gómez Benet

“Somos capaces de conectar con las mascotas y de generar vínculos y por eso nos duele si se van, si tardan en volver o si ya no regresan o si se enferman y se mueren”, afirma.

Evelyn Romero
Somos capaces de conectar con las mascotas y de generar vínculos y por eso nos duele si se van. Foto: Cortesía

Escribir poesía para niños no es fácil. “El proceso fue curioso porque yo estaba escribiendo cuentos infantiles, pero había algo que me faltaba afinar en la voz narrativa, empecé a leer poesía y quedé tan maravillada y no me quise salir de ahí. Esta idea de una niña que perdió a su gato, la puedo narrar desde la poesía. No necesito contar una historia para hablar de esta búsqueda”, expresa.

“Quisiera que hubiera un pequeño hilo que pudiera tejer los primeros poemas con los últimos. Fue algo azaroso, pero también un descubrimiento para mí. Desde la poesía podía contar la historia”, dice la autora que encontró el Premio Hispanoamericano de Poesía para niños y mandó el poemario.

“Es mi primer libro y resultó ser el elegido por el jurado, una gran motivación para mí”, afirma.

“Finalmente, estamos hechos de historia y la poesía puede convivir con cualquier género, se entreteje, convive y lo que quise es partir de una idea narrativa para escribir estas imágenes y estos versos, que despierten algo del lector”, agrega.

Joan Negrescolor es el ilustrador, que “usa una paleta de colores impresionante. Vi su trabajo y me encantó. Él hizo su lectura y su propuesta, no tengo ninguna objeción, los niños pueden sentirse asombrados por la narrativa de Joan”, afirma.

Comments are closed.