Magaly Pinal

Dieci7iete Editorial y UANL reeditan Lampa vida, de Daniel Sada

Con la dirección editorial de Jaime Mesa, este libro llegó a manos de Magaly cuando estaba libre de derechos y además “porque nos agradó, fue editada en 1979, se te hace agua la boca cuando lo lees. ¿Cómo hacemos para sobrevivir? Es la pregunta de la novela, con un buen lenguaje y con muchas analogías”, dice.

Ciudad de México, 16 de diciembre (MaremotoM).- Magaly Pinal, directora del joven sello independiente Dieci7iete Editorial, del estado de Nuevo León y socia además de Canto Editorial, un sello juvenil, acaba de publicar Lampa vida, la primera novela del desaparecido y extrañado escritor Daniel Sada.

Con la dirección editorial de Jaime Mesa, este libro llegó a manos de Magaly cuando estaba libre de derechos y además “porque nos agradó, fue editada en 1979, se te hace agua la boca cuando lo lees. ¿Cómo hacemos para sobrevivir? Es la pregunta de la novela, con un buen lenguaje y con muchas analogías”, dice.

Lampa Vida
Lampa Vida, el libro de Daniel Sada. Foto: Cortesía

“Hicimos coedición con la UANL y es nuestra primera coedición, junto al maravilloso Antonio Ramos”, dice.

Daniel Sada es autor de El límite (1996), Todo y la recompensa (2002), Ese modo que colma (2010), Lampa vida (1980), Albedrío (1988), Una de dos (1994, llevada al cine en 2002) y Porque parece mentira la verdad nunca se sabe (1999, Premio José Fuentes Mares) y Luces artificiales (2002), Ritmo Delta (2005, Premio Nacional de Narrativa Colima), La duración de los empeños simples (2006), Casi nunca (2008, Premio Herralde de Novela) y Ese modo que colma (2010) y los poemarios Los lugares (1977) y Aquí (2008).

Te puede interesar:  LECTURAS | Prólogo de José Emilio Pacheco a su traducción de De profundis, de Oscar Wilde

Lampa vida narra la historia de una pareja: Hugo Retes, un payaso fracasado que viaja de pueblo en pueblo tratando de divertir a la gente. Entretanto, conoce en Camoatí a la Lola Tuñín, una mujer pueblerina, de quien cree enamorarse y con quien huye.

Ante la imposibilidad de enfrentar las cosas serias de la vida, trata de mantener la relación a base de mentiras. Esta huida representa una manera de eludir su verdadera condición de fracasados, a la vez que, durante el viaje, ambos entienden el amor como esperanza de salvación.

Magaly Pinal es de Monterrey, allí estudió y allí trabaja, está contenta con Lampa Vida, con ilustraciones de Abel García y prólogo de la viuda de Daniel Sada, Adriana Jiménez.

Daniel Sada
El eternamente extrañado. Foto: Cortesía

Ha sacado también Crónicas de una pandemia, con 14 autores, coordinado por Isaí Moreno, que regala por Internet. “Son unos cuentazos, en donde hay de todo, un libro que nos da mucho orgullo, que es divertido y lacrimógeno”, afirma.

“Amo la literatura desde niña y mi hermana maestra compró las enciclopedias, unas 10 de cuentos infantiles y yo me los leí todas. Leí Mujercitas y desde chica me dije: me voy a dedicar a los libros”, expresa.

“Los libros me educaron mucho, en el arte, en la música, porque tuve hermanos que también se dedicaron a los libros y tuve muchos ejemplos en la casa”, dice Magaly.

Comments are closed.