La China Mendoza

El archivo de María Luisa “La China” Mendoza: descripción de la memoria

El premio “Magda Donato”, nombrado en honor de la fallecida actriz era en opinión de “La China”, el “más limpio de las codornices”. Fue, además, el único premio que recibió por obra publicada y que dedicó a “los mis muertos, los tres poetas, por dármelo: Magda Donato, José Carlos Becerra y Manuel Mendoza Albarrán (su padre).

Ciudad de México, 17 de mayo (MaremotoM).- “Yo soy periodista, que esto quede bien claro que no me arrimo al fogón de los escritores, que soy escriba del diario, que no me las he hecho, que no me las doy, que ni falta que me hace nada que no sea un periódico donde escribir”. (Excélsior, martes 19 de diciembre de 1972). Con estas palabras, María Luisa “La China” Mendoza, recibió el premio “Magda Donato” de Literatura a su primera novela Con Él, conmigo, con nosotros tres (Joaquín Mortíz, 1971). Con su característica habla barroca y colorida declaró categórica: “La mujer sale ya de la adolescencia del espíritu”. “Esta gran felicidad es el fruto inocente de quererlo todo: quiero una cuerda para saltar, quiero el lomo dulcísimo del caballo, las dos hojas de un halcón, los dedos del árbol de mi ventana (Excélsior, martes 19 de diciembre de 1972).

El premio “Magda Donato”, nombrado en honor de la fallecida actriz era en opinión de “La China”, el “más limpio de las codornices”. Fue, además, el único premio que recibió por obra publicada y que dedicó a “los mis muertos, los tres poetas, por dármelo: Magda Donato, José Carlos Becerra y Manuel Mendoza Albarrán (su padre).

Valga esta anécdota a manera de ejemplo de las muchas vidas de María Luisa Mendoza, nuestra China, contenidas en manuscritos originales de producción literaria variada: cuento, ensayo y novela; fotografías; una numerosa producción periodística consistente en mecanuscritos fechados desde 1956 hasta 2018; columnas y escritos para los periódicos Excélsior; Hoy; La jornada; El nacional; El sol; El Universal; El gallo; El día; La palabra y para las revistas México Cinema, Mujeres; Confidencias; Teatro; Siempre; Solidaridad; Nexos.

Registros de ponencias sobre la mujer y otros documentos de gran valor histórico, periodístico y literario, están contenidos en el archivo de la escritora guanajuatense que se encuentra actualmente bajo resguardo del Programa Editorial Universitario de la Universidad de Guanajuato.

La China Mendoza
La China Mendoza. Foto: Archivo personal de Maria Luisa “La China” Mendoza
De las fotografías: D.R.© Universidad de Guanajuato

El archivo hemerográfico, fotográfico y documental que María Teresa Mendoza, hermana, albacea y única sobreviviente de la escritora guanajuatense depositó a mediados del 2019, tiene como antecedente la donación testamentaria que hiciera “La China” Mendoza de su acervo bibliográfico a la Universidad de Guanajuato durante el primer rectorado de Juan Carlos Romero Hicks, sellando de esta forma el amor y la veneración que siempre manifestó tener hacia su gentedad, es decir, hacia su familia y amistades guanajuatenses.

Ocurrido el fallecimiento de la escritora, el 29 de junio de 2018, hermana y sobrinas, respetando su voluntad, realizaron dicha donación. Así fue creado el Fondo María Luisa “La China” Mendoza con la biblioteca personal de la escritora depositado en la Sede Valenciana del Campus Guanajuato.

Si bien, el archivo se encuentra actualmente cerrado al público, ya se trabaja en su rescate y conservación para la difusión e investigación en la historia cultural de México a partir de la década de 1950 hasta tiempos recientes.

Yolanda Ibarra Munguía, especialista en la preservación, conservación y restauración de documentos y patrimonio documental, es la encargada del trabajo de restauración y recuperación del archivo. Como buena especialista que sabe lo que tiene entre las manos, dice que, además su rescate “sirve para crear conciencia en la importancia de conservar el patrimonio documental a través de la implementación de medidas de conservación preventiva, y en la intervención de los bienes deteriorados, se tiene la finalidad de revalorarlos y devolverle su uso y su función para que siga formando parte del patrimonio documental al cual pertenece. El objetivo principal es promover y contribuir a la protección y valorización del patrimonio fotográfico, bibliográfico y documental del archivo de “La China” Mendoza”.

Te puede interesar:  Personas decentes es una novela policial y habanera: Leonardo Padura

Se trata de un proyecto de rescate y conservación que tiene como meta durar un año en su etapa inicial; un reto si consideramos que se trata de una universidad pública; sin embargo, la experiencia no es nueva en la institución como lo refiere el Dr. Miguel Ángel Guzmán López, coordinador del Archivo General de la Universidad de Guanajuato: “Los requisitos para aceptar un archivo pueden variar, depende de la universidad. En el caso de la Universidad de Guanajuato para formar parte de los acervos históricos de la Universidad de Guanajuato, los archivos que suelen ser aceptados son de personas cuya relevancia ha sido notable a nivel nacional, local o del estado; o incluso, si se trata de personajes muy importantes dentro del desarrollo histórico de la vida institucional de la universidad. Estas serían las principales consideraciones; otras consideraciones serían técnicas y tendrían que ver con la inversión que tuviera que dárseles para poder intervenirlo, restaurarlo y estabilizarlo, y también con el espacio en el cual el archivo se iría a depositar”.

“El archivo de “La China” Mendoza sería el primero con un perfil similar. Un archivo tan completo que nos permite acceder a la descripción de un personaje como lo fue María Luisa Mendoza. “Los archivos sí nos permiten conocer muchas de las aristas de la vida de estos personajes, dependiendo del tipo de documentos podríamos conocer su vida profesional; su vida personal. A partir de oficios, fotografías, cartas, diarios; Todo en virtud del tipo de documentos que contengan”.

“La China” Mendoza es un referente obligado para el periodismo hecho por mujeres en la segunda década del siglo XX. Este martes 17 de mayo estaría cumpliendo 95 años por lo que con gran alegría y gozo la recordamos a través de sus propias palabras porque, ¿quién mejor sino ella misma para describirse de cuerpo entero?:

“Declaro, pues señores del jurado, señoras y señores, que no soy inocente, acúsome Padre de mi culpabilidad, por mi culpa gravísima la mujer es distinguida, la denuncia premiada, en un país donde creer en la virtud de un gobernante es degradación, en donde equivocarse es carcajada de cenáculo y atacar, símbolo de la pureza”.

Estamos, pues, ante un archivo que es memoria y descripción de un personaje que luchó por hacer visible el periodismo firmado por mujeres en un ambiente dominado por hombres. Distante en el tiempo quedó el discurso de aceptación cuando recibió el único premio literario a su cronovela de “tiniebla tlatelolca” como distante queda en la memoria su figura literaria ahora solamente cognoscible si uno mete la nariz en las cajas de su archivo hemerográfico.

Feliz cumpleaños, María Luisa Mendoza.

Comments are closed.