Eduardo Cerdán

El cuento está maltratado por las grandes editoriales y la UANL hace un gran trabajo: Eduardo Cerdán

En este segundo libro, Los niños volvieron de noche (UANL), el autor, como dice Rosa Beltrán, “habla de lo que no se habla. Mujeres abusadas cuyos hombres ni siquiera se enteran, chapuzones en pozas secretas, prójimos a los que no deberías desear, pero deseas, accidentes que no deberías ver pero presencias, mundos donde lo insólito irrumpe y vuelve imposible distinguir lo vivo y lo muerto.

Ciudad de México, 31 de diciembre (MaremotoM).- Siempre que lo veo pienso, ¡qué joven es este muchacho! Tal así que ahora que lo volví a entrevistar parece mucho más niño que antes, pero que nadie se equivoque, Eduardo Cerdán no sólo es un escritor, sino que también un académico destacado de la UNAM.

En este segundo libro, Los niños volvieron de noche (UANL), el autor, como dice Rosa Beltrán, “habla de lo que no se habla. Mujeres abusadas cuyos hombres ni siquiera se enteran, chapuzones en pozas secretas, prójimos a los que no deberías desear, pero deseas, accidentes que no deberías ver pero presencias, mundos donde lo insólito irrumpe y vuelve imposible distinguir lo vivo y lo muerto.

ENTREVISTA EN VIDEO A EDUARDO CERDÁN

Los cuentos de Los niños volvieron de noche tiene una cierta intimidad y se valen por sí mismos.

“El libro de hecho nació así, no pienso en términos de proyectos, no pensamos en becas ni en construir libros”, dice Eduardo Cerdán, autor también de Pasos en la casa vacía.

El misterio no alcanza a ser misterio, más allá el misterio no se expresa totalmente y todo está dicho en pocas palabras.

Eduardo Cerdán
El canon cambia y la literatura propia también. Foto: Cortesía Facebook

“El cuento es el género siniestro por excelencia. Oculta un secreto que no se revela, la historia de una promesa, algo que sabemos que va a llegar en algún momento pero que nos sostiene por la promesa, ese decir sin decir”, afirma.

Te puede interesar:  Amelio, mi coronel, de Ignacio Casas: la vida de un personaje transgénero en la Revolución mexicana

¿La vida se explicará a través del cuento?

“Yo todo lo pienso en esos términos, porque el cuento es efectivo. Los animales que aparecen en mi cuento son testigos, nos están acompañando y están sin estar. Son grandes personajes, forman parte a veces del paisaje”, explica.

Eduardo Cerdán
Los niños volvieron de noche, editado por la UANL/Nitropress. Foto: Cortesía

Los niños volvieron de noche (UANL/Nitropress) está editada por la UANL, que está interesada por las voces nuevas y por el cuento. “El cuento está maltratado por las grandes editoriales y la UANL hace un gran trabajo, no sólo por las ediciones propias sino por las coediciones, que es mi caso”, afirma.

Eduardo Cerdán
Una buena anécdota no te basta para hacer un cuento. Foto: Cortesía Facebook

El mundo literario vive hoy un ajuste de cuentas por parte de las jóvenes escritoras, así también lo piensa Cerdán. “Es como debe ser. No importa el género, el acceso a publicar, a ser leído, a ser leída y como académico antes de este boom me tocó leer a Amparo Dávila y Guadalupe Dueñas. Ahora en la maestría, estoy con Adela Fernández y Leonora Carrington. Así que veo con gusto esta reivindicación”, afirma.

“¿Cómo impacta en mi literatura? El hecho de que podamos acceder a la literatura femenina, nos va formando un canon diferente. Ya no tienen cabida estos discursos machistas, masculinistas y tiene que impactar de cómo leemos ese canon nosotros, los hombres. Es un momento muy interesante y muy rico”, agrega.

“El cuento es más bien verlo en términos literarios, encontrar una forma específica para las historias. Una buena anécdota no te basta para hacer un cuento”, concluye.

Comments are closed.