Tranquilas

El error de ser asesinada: Tranquilas, un libro necesario

Nació, como dicen las antologadoras María Folguera y Carmen de la Cueva, a 10 años que se cumpliera el asesinato en San Fermín de Nagore Laffage y la directora Helena Taberna liberaba el documental Nagore, para promover el debate sobre la violencia de género.

Ciudad de México, 8 de febrero (MaremotoM).- Este libro salió hace un par de años, pero conforme pasa el tiempo cobra el valor de una obra clásica, una obra que atestigua el paso de nuestros tiempos. Se llama Tranquilas, historias para ir solas de noche. Lo editó Lumen.

Nació, como dicen las antologadoras María Folguera y Carmen de la Cueva, a 10 años que se cumpliera el asesinato en San Fermín de Nagore Laffage y la directora Helena Taberna liberaba el documental Nagore, para promover el debate sobre la violencia de género.

Nagore era una chica de 20 años que conoció durante las Fiestas de San Fermín a un psiquiatra que trabajaba donde ella hacía de enfermera. Fue torturada y estrangulada.

José Diego Yllanes Vizcay fue condenado a doce años y medio de prisión por homicidio con agravante de abuso de superioridad, pero en julio de 2017, tan sólo ocho años y once meses después, salió a la calle en régimen de semilibertad, según lo dictado por el Juzgado de vigilancia penitenciaria de Aragón. Hoy, trabaja como investigador psiquiátrico de día en la consulta del doctor Carlos Chiclana -con sede en Madrid y Sevilla- y pasa las noches en la cárcel de Zuera (Zaragoza).

“Una de nosotras, sentada en la moqueta, vio Nagore. del caso Para llegar aquí hemos andado en la noche, tras un sendero de migas de pan. En el bolsillo llevamos el capítulo “Imposible violar a una mujer tan viciosa”, de Teoría King Kong, de Virginie Despentes. Llevamos también hechos aparentemente ajenos a nuestra vida cotidiana, que han

trascendido hasta adquirir una categoría de imaginario popular, de memoria colectiva. Historias de mujeres reales que, por desgracia, de manera involuntaria, se convirtieron en letra impresa. Los relatos que nos las narran suelen tener muy en cuenta la trayectoria que pretendían seguir “aquel infausto día” y culminar con una moraleja acerca del “error” que supuestamente cometieron. Nosotras éramos apenas unas niñas cuando Miriam García, Toñi Gómez y Desirée Hernández fueron secuestradas y asesinadas en Alcàsser en 1992, pero, colectivamente, se había tomado la decisión de que todo el mundo, sin excepción, niñas de siete años incluidas, conociera hasta el último detalle del hallazgo de sus cadáveres. Y por supuesto, el autostop como equivocación irreversible. Por eso, en otro bolsillo, llevamos también Chicas muertas, de Selva Almada, donde la escritora lleva a cabo un proyecto de indagación y diálogo a través de una médium para contactar con tres mujeres jóvenes asesinadas en Argentina en los años ochenta.Tranquilas

Te puede interesar:  Cristina Pacheco, en su regreso a Canal Once, conversará con la soprano Olivia Gorra

Sentimos una correspondencia con aquel libro: nosotras también necesitamos hablar con, hacia, de Sonia Carabantes, Rocío Wanninkhof, Piedad García…, con todas ellas. Quizá para reescribir lo que nos contaron acerca de cada una, para contestar a tantas imágenes, programas de televisión, tertulias de expertos, abordajes tan morbosos como aleccionadores”. Eso es lo que dicen las antologadoras en el prólogo, que trae textos inolvidables de Marta Sanz, Edurne Portela, María Folguera, Lucía Asué Mbomío Rubio, Sabina Urraca, Silvia Nanclares, Roberta Marrero, Carme Riera, Jana Leo, Nerea Barjola, María Fernanda Ampuero, Gabriela Wiener, Aixa de la Cruz y Carmen G. de la Cueva. Está ilustrado por Sara Herranz.

Desde niñas nos alimentamos de relatos terroríficos acerca del bosque, primero, y de la calle después. Los barrios peligrosos, los bares de madrugada, el despacho a puerta cerrada de un jefe, el coche o la casa de un desconocido: en realidad, el mundo entero es una amenaza con la que negociamos cada noche y cada día, porque no queremos dejar de vivir intensamente.

Catorce escritoras españolas de excepción borran los límites entre la autoficción y la literatura con estas historias. Cada una de ellas abre un camino para identificarnos, conmovernos, reaccionar y caminar sin miedo por las calles que nos pertenecen.

El libro está editado por Lumen. Se consigue en ebook. La memoria guarda las historias de los crímenes contra las mujeres y sobre todo saber lo que sienten en su interior, más allá de los programas televisivos y los expertos que opinan después de la muerte.

Comments are closed.