Carlos Martínez Assad

El libro surge principalmente como un acercamiento a ese aspecto de la cultura mexicana: Carlos Martínez Assad

El sociólogo y escritor Carlos Martínez Assad pensó en ese rito y concibió un libro elegante, poblado de imágenes y de textos de Margo Glantz, Agustín Yáñez, Mónica Lavín, Rosa Beltrán, Rebeca Monroy Nasr, Marco Antonio Campos, Hernán Lara Zavala y Tomás de Híjar Ornelas.

Ciudad de México, 12 de abril (MaremotoM).- ¿Qué significa la comunión? ¿Por qué ese rito de pasaje tiene unas fotografías que cuidamos hasta la muerte y representa un momento sagrado de nuestra infancia?

El sociólogo y escritor Carlos Martínez Assad pensó en ese rito y concibió un libro elegante, poblado de imágenes y de textos de Margo Glantz, Agustín Yáñez, Mónica Lavín, Rosa Beltrán, Rebeca Monroy Nasr, Marco Antonio Campos, Hernán Lara Zavala y Tomás de Híjar Ornelas.

Carlos Martínez Assad
La comunión y la experiencia de la comunión. Foto: Cortesía

No se trataba de que cada uno pusiera las fotos de su comunión, sino que expresara lo que constituye ese primer acto de fe, que es a su vez un ritual solemne que representa el paso de la infancia a la vida adulta.

“Un día sentí el llamado. Santa Clara lo sintió tras varios encuentros secretos con Francisco, Santa Bernardita, luego de las apariciones de la Virgen y el de San Lorenzo fue tan fuerte que durante martirio exigía lo tostaran aún más en su parrilla”, recuerda Rosa Beltrán, en este libro de edición independiente y de gran factura.

ENTREVISTA EN VIDEO A CARLOS MARTÍNEZ ASSAD

“El libro consta de diez textos ilustrados con profusión de imágenes que reflejan el ritual simbólico, solemne, familiar, festivo, fervoroso, culinario y hasta autobiográfico que propicia la ceremonia de la primera comunión: los vestidos blancos de las niñas con sus velos y coronas de flores, la vestimenta formal de los varones con su brazalete, las velas, los desayunos de tamales, chocolate y pastel, la devoción y el apoyo familiar donde se reúnen padres, hermanos y padrinos”, cuenta Hernán Lara Zavala en La Razón

Los textos introductorios estuvieron a cargo de Carlos Martínez Assad —editor del libro y autor de uno de los cuentos— y Rebeca Monroy Nasr; plantean el carácter teórico-religioso del sacramento, para analizar las implicaciones simbólicas del ritual eucarístico.

“El arte de hacer la primera comunión nace de ese interés que me ha llevado a la búsqueda de objetos no tan valorados ahora. Me he detenido en las fotografías de varios lugares a recabar lo que encuentro por ahí en las tiendas de antigüedades. Comencé a darme cuenta que no había un testimonio gráfico de lo que es la primera comunión, pese al gran interés que ha expresado el pueblo de México en un aspecto fundamental de su cultura católica”, dice Carlos Martínez Assad, quien se encuentra en estos momentos terminando su próximo libro: Libaneses.

Te puede interesar:  Centroamérica es una región que sorprendentemente respira y vive una frecuencia similar a México: Diego Olavarría

“La primera comunión se trata de niños que han cumplido seis años y ese interés se manifiesta a través de las fotografías. No hubo un Estado que se sustrajera a dejar testimonio de ese momento, como tampoco lo hubo en clases sociales. Todos experimentaron ese pasaje y dejar testimonio de ello a través de la fotografía”, afirma.

El libro es el primero de este tipo. Carlos Martínez Assad es responsable del libro El día de tu boda, escrito por Margo Glantz. “La primera comunión, salvo alguna exposición que se ha hecho en el Museo del Estanquillo, no ha habido otras manifestaciones cercanas. El libro surge principalmente como un acercamiento a ese aspecto de la cultura mexicana”, expresa.

Carlos Martínez Assad
Un libro sobre la comunión. Foto: Internet

“A las jóvenes ya no esperan los 15 años para ir a su primer baile y ese ritual de los 15 está un poco olvidado. No veo a ninguna jovencita que quiera llevar el vestido largo con las enaguas. La comunión es diferente. Se establece desde tiempos del cristianismo como una forma de transmitir el mensaje cristiano y mantener unidas a la comunidad. La transfiguración del Señor requiere de una lógica muy singular para poder entender de qué se trata”, dice Martínez Assad.

“¿Puedo comer el cuerpo y la sangre de Cristo?, es muy difícil para que el niño lo entienda. El sacramento se establece como un vehículo para esta configuración de la comunidad cristiana global. Me dediqué a revisar los diferentes trabajos literarios en México y no hay tantos. Eso sí, hay mucha poesía, es curioso que para los poetas tenga un gran significado la comunión y sin embargo en la prosa, no tanto”, afirma.

Carlos Martínez Assad
Para comprar el libro. Foto: Cortesía

La fotografía parte de ese discurso que no queda tan claro en la letra escrita. “En el libro la fotografía ocupa un lugar muy importante, tan importante que el diseñador y yo decidimos que nos llevaran créditos las imágenes, para que el lector se enfrente a las fotos sin buscar de quién se trata”, dice.

“Lo que pensé que para que el libro fuera más universal, no debí centrarme en famosos que la gente pudiera conocer. Tuve acceso a varias fotografías de personas conocidas, pero aquí es un sentido de rescate de un hecho social, que reúne al conjunto de la sociedad”, agrega.

Comments are closed.