Norma Bautista

“El libro también tiene una oportunidad de divertimento”: Norma Bautista

Hoy, en este presente, la veo al frente (junto con su socio Edson Alamilla) del Grupo de Comunicación Kreart. Juntos promueven los Libros del Asteroide, Impedimenta, Nórdica Libros, Editorial Periférica, Alianza Editorial y todos los libros que haga Larousse. Tienen además los libros rojos (en todo sentido) de Editorial Akal.

Ciudad de México, 10 de enero (MaremotoM).- Conocí a Norma Bautista hace exactamente 18 o 19 años, cuando yo recién llegaba a México. Había empezado a trabajar en la revista Pulse!, de la Tower Records y una de las secciones que tenía a mi cargo era la de reseñar libros.

Por entonces, Norma estaba al frente de Anagrama, en la empresa Colofón, me acerqué a ella y me pobló de libros amarillos y negros; no recuerdo qué había ahí porque como era yo en esa época, me olvidé el paquete en el pesero.

Siempre recuerdo con risa y rabia de esa circunstancia. A lo largo de los años la he visto en muchas actividades y a cargo de muchas empresas, hoy, en este presente, la veo al frente (junto con su socio Edson Alamilla) del Grupo de Comunicación Kreart.

Juntos promueven los Libros del Asteroide, Impedimenta, Nórdica Libros, Editorial Periférica, Alianza Editorial y todos los libros que haga Larousse. Tienen además los libros rojos (en todo sentido) de Editorial Akal.

Llegado a esto, me pregunto si será lo mismo vender llantas o detergentes, que vender libros. Ella responde: “Supongo que tu pregunta va dirigida a esas grandes agencias que tienen grandes presupuestos para manejar llantas, detergentes y libros. En ese sentido, tenemos una gran ventaja competitiva que el que conoce la industria de fondo, te da un panorama con qué idea está el editor trabajando un libro, qué idea del público lector él tiene y eso es algo que te ayuda mucho a la hora de promover”.

Norma Bautista
Norma Bautista y Edson Alamilla. Foto: Cortesía

–¿Está difícil promover los libros? La gente dice que no leemos, son terribles las estadísticas en torno al tema…

–Déjame decirte que hace 19 años que estoy en esto y las estadísticas siempre dicen que no leemos. Si eso fuera cierto muchas de las editoriales hubieran desaparecido. Hay un público que demanda los libros. Siempre ha sido difícil, es un divertimento los libros, le toca competir con el cine, con la televisión, con los contenidos que hay en la red y lo que a nosotros, promotores de los libros, nos toca ponernos creativos. Aquí también hay una oportunidad de divertimento.

–¿Qué expectativas tiene el escritor, la editorial, con respecto a la promoción de su libro?

–Todos los escritores, incluso aquellos que se dan el lujo de vivir de las regalías, tienen muchas expectativas con respecto a la promoción. Les gustaría estar en las portadas de todas las secciones de culturas, reseñados en la mayor cantidad de publicaciones, nosotros tenemos que ser empáticos con esas expectativas pero también ponerlos en su justa dimensión. Hay libros que por más bien tratados que estén, justo por el tema, puede ser algo que llegue a un grupo menor de lectores. Este trabajo siempre es de ponernos muy creativos, buscar la forma de cambiar el mensaje o de meter al autor en otro tipo de fuentes que te puede ampliar el grupo de lectores a los que puedes llegar.

–Tú tienes Impedimenta, que es una gran editorial, los libros son caros en México, porque vienen de importación y a veces no se consiguen…

–Impedimenta forma parte de las editoriales del grupo Contexto, al que pertenecen Nórdica, Libros del Asteroide y Periférica. Todas estas editoriales tienen algo en común, son independientes, manejan un trabajo artesanal, sus libros tienen un gran cuidado editorial y en la elección de los títulos y de autores y de los temas hay un trabajo muy dedicado de los editores. Todos tienen la particularidad de ser libros caros, por eso de la importación, que incrementa el costo. Déjame decirte de todos modos que los libros más vendidos este año en la Feria del Libro de Guadalajara fueron precisamente los más caros. Hay gente afuera que está dispuesta a pagar por un libro muy cuidadoso, con grandes ilustraciones o bien trabajado. Parte del propósito es darles mayor visibilidad, necesitamos que estos libros sean reseñados, que se hagan entrevistas con sus autores, que tienen mucho que decir y mucho que aportar.

–Ayer estuve leyendo Soy un gato, de Natsume Soseki (Impedimenta). Me divertí muchísimo, tanto que no encendí el televisor…¿Qué otros libros tienes?

Te puede interesar:  La industria editorial mexicana en números, los libros digitales en aumento

–Nosotros empezamos el trabajo con estas editoriales con libros que ya están en punto de venta. A mediados de enero llegarán las novedades del primer semestre. Vamos a empezar una campaña de promoción con el escritor rumano Mircea Cărtărescu, porque pronto saldrá el final de su saga El cegador, vienen los siguientes dos títulos. De Natsume Soseki, además de Soy un gato, hay novedades para el año. Hay mucha novela gráfica del sello Nórdica. Este año se cumple el centenario de Charles Darwin y hay una autobiografía donde celebraremos su nacimiento. Es un libro que trae unas ilustraciones maravillosas. En el caso de los Libros del Asteroide, son los editores de la Señora Fletcher, de la que has visto su serie en HBO. Viene de la novela de Tom Perrotta, que está publicada por los Libros del Asteroide.

–Estaba viendo un libro de Liniers, por Impedimenta

–Se trata de Buenas Noches, Planeta y es un libro raro en lo que ha producido Liniers en México. No me digas que no soltaste una lágrima al llegar al final del libro, que es muy tierno, es sacar al niño interno que está dentro de él.

–¿Qué dirías tú del medio editorial? ¿Qué dices que los medios que está cerrando? No hay periodistas especializados en los libros…

–Resiento terriblemente para mi trabajo que cierren las secciones de cultura. Eso es lo que hace que alguien se decida por ir a comprar un libro. Esas secciones nos hacen mucha falta. Hay mucha gente que está en las redes sociales, que sube un comentario, pero hacen falta los profesionales, los que saben de esto y nos pueden dar una visión profunda con su reseña.

–También manejas Alianza Editorial, una editorial clásica…

–Hay una renovación dentro de esa editorial. Lo acabas de decir: es una editorial clásica, por clásica nos referimos a lo clásico de la literatura. Son escritores buenísimos con los que no podemos contar. Pero la parte contemporánea ha tenido un resurgimiento y por eso hemos tenido a Amin Maalouf, con El naufragio de las civilizaciones. Eso forma parte de los textos nuevos que está buscando la editorial para ampliar su catálogo.

–Periférica edita a nuestro Yuri Herrera, ¿qué tienes pensado para la promoción este año?

–Vamos a hacer lo del sello Periférica, que lamentablemente ha muerto el director y haremos una junta de planeación para ver el tema de la promoción.

–¿Cómo te llevas con los periodistas, qué piensas cuando viene el periodista y te dice: no lo he leído?

–Tengo muchos años en esto, nos conocemos hace muchos años. Casi todos tienen muchos años en este medio y eso tiene su enorme ventaja. Aprendes a conocerlos personalmente, qué les puedes gustar, hay una reportera que le fascina la novela fantástica, otros son fanáticos de la novela negra, eso nos ayuda mucho para hacerles llegar libros que ustedes los van a trabajar con gusto. Cuando vienen los periodistas y dicen que no lo han leído entiendo que me precipité pidiéndole la nota, pero confío en todo el callo que tiene como reportero.

–¿Qué dirías de tu vida ligada al libro? ¿No te dan ganas de vender llantas o detergente?

–Si en verdad quisiera tener una vida económica desahogada ya hubiera buscado la promoción de algunos de esos productos. Yo tenía un jefe que siempre decía que el buen vendedor siempre vende naranjas y libros. Me he dado cuenta de que eso no es tan cierto, la gente que se mete en el mundo editorial se queda ahí para toda la vida. Los que no, no duran ni seis meses. Empecé Grupo de Comunicación Kreart yo sola, hace cinco años. Te das cuenta de que no hay manera de que puedas crecer si no haces crecer la empresa. Me da mucho gusto que este año ya no esté sola, estoy con mi socio, Edson Alamilla, que tiene todas las tablas en el mundo editorial. Él conoce la industria del libro gubernamental, lo que da otra opción para ver los libros y a los autores desde otro punto de vista. Tenemos planteadas metas muy ambiciosas con nuestra empresa.

Comments are closed.