Bernardo Esquinca

El mal no surge aislado, es parte de un contexto: Bernardo Esquinca

Es autor de Asesina íntima, una audioserie para Storytel, que luego fue libro en edición de Almadía y que finalmente tendrá una adaptación escénica a cargo de Luis Martín Solís.

Ciudad de México, 14 de diciembre (MaremotoM).- Un reto indudable era que el autor Bernardo Esquinca, considerado “el maestro del terror en México”, pusiera todo su talento para hablar del caso de la criminal llamada “La Mataviejitas”.

Era un caso real y al mismo tiempo surrealista y lo que el escritor también quería era mostrar las causas generales de este caso, sólo dable en nuestro país.

Así surgió Asesina íntima, una audioserie para Storytel, que luego fue libro en edición de Almadía y que finalmente tendrá una adaptación escénica a cargo de Luis Martín Solís.

Bernardo Esquinca
La Mataviejitas se hacía pasar como trabajadora social para poder ganarse la confianza de sus víctimas. Foto: Cortesía FIL en Guadalajara

La actriz Marissa Saavedra, quien da voz a la Mataviejitas en la obra sonora, personifica a la criminal. Entre 2003 y 2006 aparecieron en la Ciudad de México cadáveres de mujeres de la tercera edad, quienes habían sido estranguladas, acuchilladas o golpeadas. Estos crímenes se le atribuyeron a Juana Barraza, hija de una madre alcohólica que la sometió a todo tipo de abusos, que se convirtió en asesina, pero era también una madre amorosa, una mujer enamorada y enamoradiza, una gran seductora.

La Mataviejitas se hacía pasar como trabajadora social para poder ganarse la confianza de sus víctimas. Las mataba con un odio incontenible y les robaba sus pertenencias.

“Me basé en hechos reales del caso de la Mataviejitas para escribir un texto que en su mayor parte es ficción. A partir de notas periodísticas, reportajes, entrevistas y videos disponibles en distintos medios de comunicación, me di a la tarea de hacer una recreación del tema, para la que necesité añadir personajes y situaciones que no existieron ni ocurrieron”, dice Bernardo Esquinca, el Premio Nacional de Novela Negra 2017.

Bernardo Esquinca
El libro, editado por Almadía. Foto: Cortesía FIL en Guadalajara

“A diferencia de los casos de asesinos seriales que se exploran en las narrativas anglosajona y nórdica, en México y Latinoamérica la monstruosidad no es sólo del individuo, es una monstruosidad sistémica. Todo está podrido, el cuerpo policiaco, los detectives, la sociedad en general, todo apesta. Por eso las contradicciones y las ambivalencias con la que se presentan los personajes, particularmente los asesinos seriales y las instituciones que los persiguen, resultan tan interesantes de contar, de diseccionar”, ha dicho Aránzazu Núñez, editora de contenidos originales en Storytel.

“Esta historia es singular, porque se ataca a uno de los símbolos más venerados de la idiosincrasia mexicana: la figura de la madre, de la abuela. Ante un caso así la sociedad se indigna y exige, reclama un culpable, pero tal como se plantea en la obra no se deja de cuestionar si se está haciendo justicia. Se siembra la duda de que ella sea quien cometió estos crímenes, pues la misma imputada clama su inocencia. Es una historia que pone en tela de juicio la responsabilidad que tenemos todos frente a la violencia ejercida hacia los más indefensos”, afirma.

Te puede interesar:  Fernando Tejero revela que no quería bajo ningún concepto creer que podía ser homosexual

ENTREVISTA EN VIDEO A BERNARDO ESQUINCA

La audioserie de 10 capítulos es el primer formato ideado por Esquinca, luego ideó la novela y el reto fue idear un texto que sirviera para las dos categorías.

“Lo que hice fue crear una estructura polifónica con varios personajes que contaran la historia, para que eso pudiera escucharse y la riqueza de esos personajes constituyeran un material que sirviera para la novela”, dice Bernardo en entrevista.

Bernardo Esquinca
Es una historia muy humana, muy trágica, Foto: Cortesía FIL en Guadalajara

“Es una historia muy humana, muy trágica, que busca la comprensión y de dónde viene la violencia, no sólo el morbo”, agrega.

Pareciera ser que todos sabemos algo de la Mataviejitas, es una historia totalmente popular.

“Todos parecemos saber algo porque en su momento fue un caso muy mediático, fue una cosa de la que se habló mucho, pero nos enteramos de manera muy superficial. Las noticias van con vértigo y siempre hay que llamar la atención con algo nuevo”, afirma.

“A pesar de que era un caso muy singular, una asesina mujer, algo muy raro. Los datos de su biografía nos muestra que era una luchadora, una heroína del ring y al mismo tiempo era capaz de ser una criminal a sangre fría”, expresa.

Era una madre amorosa y al mismo tiempo una asesina.

“Quise conocer toda la complejidad de este asunto, para que el lector también trascendiera el morbo. Vamos a imaginar todo lo que no sabemos”, afirma el también autor de Belleza roja y de La octava plaga, entre otros libros.

“La literatura me permitía hacer ese estudio social, a entender que sólo sucedió en México, por las características de este país, porque es una historia en un estrato de la sociedad popular, con mucha pobreza, con características de abandono por parte del Estado y de la sociedad”, dice.

“El mal no surge aislado, es parte de un contexto. La Mataviejitas surge en un punto rodeado de pobreza y de ignorancia. Crece con una enorme frustración que ella exorcizaba en el ring”, agrega.

 

Comments are closed.