Luisa Reyes Retana

El mundo está cambiando a gran velocidad y la gran literatura es un canon que podemos cuestionar: Luisa Reyes Retana

La historia de Tu lengua en mi boca gira en torno a Bertha, una mujer madura, de 54 años, que va camino a la Zona del Silencio para cumplir con la última voluntad de su tía Ligia: esparcir sus cenizas en ese lugar.  Y es justamente de camino hacia la zona del Silencio, donde Bertha, desde la ventana de un hotel, observa a un grupo de jóvenes, desenfadadas, feministas inconformes, que recitan poesía.

Ciudad de México, 3 de febrero (MaremotoM).- Tu lengua en mi boca (Literatura Random House) trae la evocación de esas mujeres que sin haber construido un destino de súper heroínas, aparecen en nuestras vidas como la clave de algún secreto, de alguna guía.

Es eso precisamente lo que despierta Bertha, el álter ego de la autora Luisa Reyes Retana, que no sólo por ser abogada, sino porque no le hace mucho caso al canon, no le despierta interés el término gran literatura.

Se lo nombramos claro para provocar un poco y también para ver lo que piensan los nuevos narradores que en este caso ha ganado el Premio Mauricio Achar 2017, por su novela Arde Josefina.

Luisa Reyes Retana
La historia de una mujer que escucha a la adolescencia. Foto: Cortesía

La historia de Tu lengua en mi boca gira en torno a Bertha, una mujer madura, de 54 años, que va camino a la Zona del Silencio para cumplir con la última voluntad de su tía Ligia: esparcir sus cenizas en ese lugar.  Y es justamente de camino hacia la zona del Silencio, donde Bertha, desde la ventana de un hotel, observa a un grupo de jóvenes, desenfadadas, feministas inconformes, que recitan poesía.

Las chicas se reúnen noche tras noche en ese baldío a un costado del hotel y Bertha se siente fascinada por ese mundo que le recuerda a las pléyades, a un aquelarre y no sólo decide quedarse en el hotel para escucharlas recitar a Pizarnik y a Storni, sino acercarse a ellas y volverse una especie de mentora bajo una falsa identidad.

ENTREVISTA EN VIDEO A LUISA REYES RETANA

“Es una novela que realmente quería escribir, la traía en el cuerpo”, dice Luisa Reyes Retana.

“La escribí a lo largo de muchos años, durante el confinamiento hubo un encerrón muy conveniente para la historia. ¿Por qué Bertha? Tengo la impresión de que en muchas familias hay muchas mujeres que se quedan en un estado difícil de leer. Las que no se casaron y no tuvieron hijos, las que no se quedaron a cuidar a los padres, Bertha se inscribe entre ellas. Siempre me han generado inquietud estas mujeres”, afirma.

“Bertha es mucho más de lo que puedes leer a simple vista, tengo la impresión de que hay cosas muy interesantes en mujeres de cierta edad, que guardan silencio y no comparten con el universo lo que está pensando. Quise desdoblar a este personaje”, agrega.

Te puede interesar:  CAPITAL MUNDIAL DEL LIBRO | Primer Magno Remate de Libros
Luisa Reyes Retana
Bertha es mucho más de lo que puedes leer a simple vista. Foto: Cortesía

En Tu lengua en mi boca, la autora busca narrar la transformación de un personaje a través de la muerte, la pérdida, la poesía y la salvación. Es una novela que representa las inquietudes y las experiencias de varias generaciones de mujeres, y que además rescata las voces de diferentes poetas en lengua española.

Luisa Reyes Retana (Ciudad de México, 1979) estudió Derecho en el ITAM y una maestría en Derecho Comparado en la Universidad de Berkeley, en California. En 2011 fundó Sicomoro Ediciones, una casa editorial independiente avocada a la publicación de libros de arte y cocina. Ha escrito textos para Arte al Día, La Tempestad y otras publicaciones. En 2017 ganó el Premio Mauricio Achar / Literatura Random House con la novela Arde Josefina. Tu lengua en mi boca es su segunda novela.

“Hay que diversificar los roles de las mujeres. Podemos ser cómo queramos”, reclama Luisa.

A Reyes Retana le encantaría que esta novela se pasara a la televisión o al cine. El proceso de escritura fue para ella muy bueno. Se hizo un plan y fracasó. Hizo que Torreón fuera la motivación de su historia. “Al grado de que ahora me siento lagunera aspiracional”, bromea.

“Torreón tiene una estampa árida, pareciera ser de vida dura, pero la gente compensa, es empática, espléndida, se encuentran todos en la cantina para bailar la música del lugar. Hay muchos igualadores sociales, que no se encuentran en la CDMX”, afirma.

Luisa Reyes Retana
Me siento muy contenta con mi literatura. Foto: Cortesía Facebook

“Francia es un personaje de mi juventud, cuando hice un viaje con mis primos a Tabasco y la recepcionista del hotel se llamaba Francia, que era muy pequeña, tenía la complexión de un frigobar”, cuenta.

“Mi álter ego es Bertha, tiene una vida que yo viviría contenta. Me parece muy admirable que una mujer decida lanzarse a la aventura y a la vez escuche a la adolescencia, algo que está fuera de nuestros hábitos. Para ella lo que piensan las mujeres adolescentes es absolutamente importante”, agrega.

“Me siento muy contenta con mi literatura. El mundo está cambiando a gran velocidad y la gran literatura es un canon que podemos cuestionar. Mirando al futuro la literatura se va a ir colmando de conceptos nuevos, la estamos haciendo desde otra posición. Mis libros me han dando una enorme felicidad, narrar es mi pasión”, concluye.

Comments are closed.