“El periodismo tiene un valor público indispensable”: Ana Francisca Vega

La periodista cuenta historias de un país fantástico en el libro Mexicanos como yo (Planeta)

Ciudad de México, 31 de enero (MaremotoM).- Ana Francisca Vega es una periodista joven, pero con clara consciencia de lo que es su oficio. Por lo pronto, sabe escribir, que es lo primero, lo mejor y lo más sabio que tiene que tener alguien que se dedique a esta profesión.

Ha escrito, además de muchos cables y cosas que dice en sus programas de televisión y de radio, un libro precioso (que ya va por la reimpresión) que se llama Mexicanos como yo (Planeta), que ha nacido por el deseo de explicarle a su hija de seis años cómo era el país en el que nació.

Desde las hazañas del Santo y las canciones de Juan Gabriel hasta los récords de la goleadora Charlyn Corral y el activismo de Ana Baquedano, hay muchas cosas que en la diversidad nos definen como alguien nacido aquí o criado o instalado en este país muchas veces inexplicable llamado México.

Ana Francisca Vega es además una trabajadora, es cierto que la conocimos en Televisa pero no nació de ahí toda su esencia profesional. Hay rumores que dicen que cuando Danielle Dithurbide asumió en el lugar de Carlos Loret de Mola una de las cosas que exigió fue que despidieran a Ana. No vamos a hacer casos a rumores, pero lo cierto es que su camino es mucho más ancho y la encuentra ahora haciendo muchas cosas que no necesitan del éxito ni de la fama.

Una de las cosas es este libro, para el que ya está escribiendo la parte 2.

“¿Sabías que vives en un país fuera de serie? Por si no lo habías notado, he aquí algunos datos que hacen de México un lugar mágico:

  1. Tiene pirámides y cenotes
  2. Su capital se construyó sobre el agua
  3. Siempre hay taquitos y mucha comida deliciosa
  4. ¡Tiene animales que parecen de otro mundo!”.

    Ana Francisca Vega
    Mexicanos como yo, editó Planeta. Foto: Cortesía

–¿Cómo es ser Mexicanos como yo?

–México es un mosaico muy diverso y lo que quise plasmar en este libro es la diversidad de perspectivas, de realidades, de aspiraciones, de trayectorias y un poco hacer la referencia a todos los niños que nos pueden estar leyendo y que pueden decir, puedo ser un mexicano con identidad propia. No hay una sola definición del éxito, de lo que puede estar bien o estar mal, sino que lo que está bien es hacerte preguntas.

Ana Francisca Vega
México es un mosaico muy diverso y lo que quise plasmar en este libro es la diversidad de perspectivas, de realidades, de aspiraciones, de trayectorias. Foto: Facebook

–Hay como un orgullo de ser mexicano, de esa “cursilería televisa”, de la tele

–Jajja…claro, vale la pena ver los aspectos de la identidad de esos mexicanos que nos hacen sentirnos orgullosos, creo que además son valores muy universales. Creo que en un contexto como el que están creciendo hoy los niños y los jóvenes en México, muy adversos, muy violentos, muy frustrantes, muy oscuros, vale la pena recordarles que este país tiene cosas maravillosas. Voltear a ver esas cosas no está mal.

–¿Cómo te surgió la idea?

–Fíjate que justo con mi hija de seis años era muy difícil explicarles el país, porque mi experiencia de vida fue una experiencia distinta, donde un chico podía salir a la calle a jugar, había problemas tremendos pero no problemas que afectaran a la niñez. Era hacer un libro que le explicara a través de la vida de esos personajes interesantes de qué iba México. Hago mucho énfasis en la diversidad de los mexicanos. La idea era acercarle una herramienta que le pudiera ayudar a aspirar a lo que quiera ser.

–Es un libro para los turistas

–Creo que es una buena manera de acercarse a la historia mexicana y un poco al sabor nuestro a través de esos personajes interesantes, desde un ángulo lúdico, con textos muy digeribles, a pesar de que no está hecho para adultos.

Ana Francisca Vega
Se nos quedaron en el tintero varios, así que estamos cocinando el segundo tomo. Foto: Facebook

–¿Un trabajo que volverías a hacer?

–La verdad es que hay muchas historias relatar y contar. Se nos quedaron en el tintero varios, así que estamos cocinando el segundo tomo.

–¿El tema de la pluma es importante para el periodismo?

–Creo que el periodismo tiene un valor público indispensable, independientemente de los medios a través de los cuales se dé a conocer. Estamos en un momento efectivamente dentro de un cambio tecnológico que ha sido brutal, para ciertas cosas como la televisión, pero también es que estamos en un momento donde el periodismo se hace más esencial que nunca. Estamos en una época de medias verdades, donde cada uno tiene sus datos, en una época de cambios globales importantes, con los aspectos ambientales, con la defensa de los derechos humanos y creo que se hace esencial la labor de los periodistas en este contexto. La televisión como la conocemos se va a modificar sustancialmente, pero sí creo que cuando hay eventos importantes, noticias relevantes, la gente sigue encendiendo la televisión para ver qué es lo que está pasando, sí hay procesos periodísticos y calidad que de pronto no tiene una persona que da su opinión en YouTube.

Ana Francisca Vega
En la televisión sí hay procesos periodísticos y calidad que de pronto no tiene una persona que da su opinión en YouTube. Foto: Facebook

–Hay una crisis de los medios, pero no una crisis de los periodistas. ¿Coincides en esto?

–Sí, claro. No hay crisis de los periodistas, pero es muy difícil hacer periodismo en contextos adversos. En México a los que hacen periodismo en algunos lugares los asesinan y no es fácil es que en medio de esta crisis de medios esos medios apoyen al periodismo. Hoy las redacciones están dominadas por la nota rápida, el clic que va a llevarte a hacerte viral o que alguna nota se vea lo más que se pueda, pero no necesariamente a que tenga que ver con el interés público. En México hay una cantidad de periodistas que han perdido su trabajo porque los medios han decidido que los periodistas no hagan su trabajo.

–¿Qué te parece hacer los propios medios?

–Quizá, pero ahí hay otros retos, porque somos periodistas, no somos vendedores de avisos, ni innovadores tecnológicos. Admiro mucho a la gente que se ha animado a hacer sus propios proyectos, pero es una chamba muy complicada, si el periodismo es demandante, imagínate con tener tu propio medio. También es cierto es que las nuevas tecnologías te dan una chance de hacer esto y antes no.

Ana Francisca Vega
También es cierto es que las nuevas tecnologías te dan una chance de hacer esto y antes no. Foto: Facebook

–Cuando yo empecé a ser periodista me decían que lo único que tenía que hacer era escribir bien, ¿cómo lo ves? Parece ser que los jóvenes se han olvidado de escribir

–Bueno, hacer esa generalización de los jóvenes o los viejos, no es muy justa, pero es cierto que los jóvenes están entrenados en un lenguaje muy reactivo, muy cortoplacista, de 140 caracteres, habría que regresar a los orígenes del periodismo porque efectivamente el periodismo es el oficio de la palabra.

–¿Qué piensas del tema Sergio Aguayo?

El caso de Sergio Aguayo va mucho más allá de Sergio Aguayo. Ese caso tiene que ver con el uso del aparato del poder para defender intereses corruptos. En ese sentido, se ha expresado desde muchísimos ámbitos la solidaridad con Aguayo. Hasta el mismo Presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que no estaría dispuesto a apoyar a una ley dura contra la difamación, que es lo que se está cocinando en el legislativo. Es importantísimo solidarizarse en estos casos y pensar que un periodista puede escribir en un ambiente de libertad total, sin ser aniquilados.

–¿Qué estás haciendo tú? Has salido del noticiero de Televisa, tu camino es mucho más largo…

–Fue un ciclo importante para mí. Estoy en radio todas las tardes, en MVS. A las noches estoy en el noticiero de FORO TV, a las 20. Estoy contenta y con muchas energías en la mañana para cumplir con la cantidad de cosas que tenía pendientes de hacer.

–¿No tienes más el programa de tecnología de FORO TV?

–Uy, sí. Tienes toda la razón. Me faltó nombrar al programa Fractal, que sale los fines de semana.

Comments are closed.