Felipe Haro

“El prejuicio hacia las empresas se va a caer en el sistema cultural”: Felipe Haro

El Director de la Fundación Elena Poniatowska Amor está entusiasmado por el premio Arrufat, aunque a veces no deja de pensar en la falta de reconocimiento que tiene su madre, la escritora.

Ciudad de México, 24 de marzo (MaremotoM).- Felipe Haro, el director de la Fundación Elena Poniatowska Amor, está entusiasmado en estos días, sobre todo por el concurso anunciado la semana pasada. Se trata del apoyo otorgado por la firma Arrufat, quien de acuerdo a Jorge Ortega, encargado del fideicomiso de la familia Ventosa-Arrufat, se acercó para crear un certamen de cuento y novela.

La convocatoria estará abierta a partir del miércoles 18 de marzo y hasta el 31 de julio de 2020. El premio del concurso de novela será de $500,000 (quinientos mil pesos), además de que se publicará la obra. Para el concurso de cuento habrá 10 premios de $20,000 (veinte mil pesos) cada uno y se publicará una recopilación de los cuentos ganadores.

Está recluido en su departamento de 80 metros cuadrados, en el DF, al lado de su hija mayor, “que es una maravilla” y quien le enseña todos los rincones de la tecnología, con la que atiende a los periodistas.

–Hay muchos concursos en México, pero faltan muchos más. En España todas las instituciones tienen concursos, ¿cómo ve este tema?

–Fíjate, hablando de España, de un país hermano, es esta familia catalana, que ha llegado hace 8 meses a la Fundación para crear este premio. Es cierto, faltan muchos premios en México y también falta mucha hermandad para hacer con otras instituciones, con otras empresas. Nosotros con Arrufat creamos este premio de cuento y de novela.

–Pareciera ser que hay mucho prejuicio para asociarse con otras empresas, ¿verdad?

Ese prejuicio se va a caer. Somos del mismo planeta, somos una especie de hermandad mundial y tenemos que romper con esos prejuicios. La cultura es universal y tenemos que buscar apoyos de todos lados. Es muy difícil tener una cultura local, esa cultura cuando sale a la luz se vuelve universal.

Felipe Haro
Felipe Haro con su madre. Foto: Facebook

–¿Cómo ha visto Elena Poniatowska para poner su nombre y su Fundación al frente de este concurso?

–Ella está muy contenta, cree que hay que apoyar a los jóvenes; los jóvenes escriben cuentos y por eso ideamos el concurso del género. El cuento no es una literatura menor, los nominados al premio Nobel, por ejemplo, Haruki Murakami, empezó escribiendo cuentos. Elena también tiene un libro de cuentos.

–¿El concurso es para todas las edades?

–Sí, claro. Es para todas las edades, se espera que haya atractivo para los jóvenes, va a haber 10 cuentos premiados que tienen el mismo peso y que van a tener 20 mil pesos cada uno y se va a publicar una antología con esos cuentos.

Te puede interesar:  “Beya durmiente”, un espectáculo arrollador que le hace honor al texto original de Gabriela Cabezón Cámara

–¿Usted ha formado su propio criterio literario?

–Yo creo que tengo criterio propio, aunque no voy a ser juez del concurso. Soy el que organizo y el que está a la cabeza, pero queremos que las instituciones académicas de México conformen el jurado. Esperamos que la Academia entre para que sea un premio muy transparente.

–De todas maneras casi todos los premios son transparentes

–Sí, es cierto. Tanto aquí como en el mundo. No conozco ningún concurso arreglado. Es un decir el tema de la transparencia, porque el que no gana dice que se lo han dado a un cuate. Hay un juicio propio que tiene cada ser humano.

–¿Qué diría de la literatura mexicana actual?

–La literatura mexicana está creciendo. La literatura en toda Latinoamérica está creciendo. Hay nuevos escritores. Hay escritores que se están consagrando, como Juan Villoro.

–¿Cómo lleva a cabo la Fundación? ¿No piensa en para qué me metí en esto?

–Es muy difícil tener una fundación cultural. La cultura está relegada un poco y es muy difícil. Somos una Fundación que no tiene un sustento económico atrás. Se vuelve muy complejo, pero con la ayuda de todos, podemos hacer que la Fundación Poniatowska, funcione. Ahora con Arrufat hemos conseguido un gran apoyo.

Felipe Haro
Elena es incansable, escribe todos los días, está muy bien de salud, es una mujer muy activa, me impresiona porque la semana pasada se quiso ir al cine, se quiso ir a comer con amigas. Foto: Facebook

–¿No siente a veces un poco de falta de reconocimiento hacia Elena, no haber vendido por ejemplo los archivos a los Estados Unidos?

–A veces sí. A veces me he sentado con amigos escritores, que sí han enviado los archivos y me digo, ¿cuándo se me ocurrió decirle a Elena que dejara los archivos para México? En vez de estar pasando esta crisis del coronavirus en un departamento de 80 metros cuadrados, lo estaría pasando en una playa, en una casa mucho más grande.

–¿Cómo está su madre, escribe?

–Sí, El amante polaco fue un libro muy exitoso, es la primera parte, está ahora terminando la segunda parte. Elena es incansable, escribe todos los días, está muy bien de salud, es una mujer muy activa, me impresiona porque la semana pasada se quiso ir al cine, se quiso ir a comer con amigas, es una mujer muy trabajadora, que acepta mucho a la gente, que la abracen, que la quieran.

Comments are closed.