José Manuel Aguilera

El rock y el bolero consuman la lucidez incombustible, en la guitarra y la producción de José Manuel Aguilera

Noche profunda. Una aproximación del rock al bolero es el disco maravilloso que acaba de hacer el líder de La Barranca, acompañado por una gran serie de músicos mexicanos exquisitos y diversos.

Ciudad de México, 11 de octubre (MaremotoM).-José Manuel Aguilera (1959) es uno de los mejores guitarristas de México. Por sus cuerdas ha pasado gran parte de la historia del rock mexicano en los últimos 30 años.

Ha integrado Jaguares, es el líder de La Barranca y ahora acaba de sacar “versiones de boleros tradicionales en tiempos de rock. Así que escuché mucho a los boleros y retomando mi amor eterno por Agustín Lara y Toña La Negra”, dice el músico.

José Manuel Aguilera
Amante de la colectividad, “el hecho de compartir las experiencias con una banda o con músicos en solitario”, permitió que saliera Noche profunda. Una aproximación del rock al bolero. Foto: Cortesía

Amante de la colectividad, “el hecho de compartir las experiencias con una banda o con músicos en solitario”, permitió que saliera Noche profunda. Una aproximación del rock al bolero.

¿Qué cercanía temática comparten el bolero y el rock? “Quizás la cercanía perversa y casi imperceptible que hay entre la noche profunda y la madrugada: esa línea fronteriza que distingue a uno del otro pero que a su vez anuda complicidades y les permite compartir sus más rotundos impulsos: la lucidez incombustible, el extravío etílico, la individualidad ardiente, el deseo furtivo, la luz crepuscular”, dice Enrique Blanc.

Te puede interesar:  Omara Portuondo canta en España, donde ha iniciado su gira mundial de despedida

Acompañado por la inspirada Orquesta Noche Profunda –el grupo que dirigió José Manuel Aguilera, conformado por Alfonso André en batería, Yann Zaragoza en teclados, Adolfo Romero en guitarras, Ernick Romero al bajo y Christian Briseño en trompetas y trombón, respectivamente- el cantautor Gerardo Enciso se asume estoico ante el temporal de la tragedia que plantea “Vendaval sin rumbo”.

Los primeros golpes de percusión que abren “Negrura”, evocadores de “Jockey Full of Bourbon”, de Tom Waits, exhiben de entrada a su aliento etílico y su espíritu congalero. El diálogo que establecen las guitarras que la envuelven a continuación, la encaminan hacia otra esquina. La forma en que Jaime López la canta, con voz áspera y desgarradora, así como el aire espectral y eléctrico que la distingue, le imprimen singularidad sin mermar para nada su alma abolerada.

“Miénteme”, el bolero que entona Cecilia Toussaint, no escatima en expresividad; vehemente en sus maneras “Amor de medianoche”, encuentra en Juan Cirerol un gran intérprete.

Denisse Gutiérrez, Valentina González, Ugo Rodríguez y Luis Humberto Navejas, son otros de los músicos que acompañan a José Manuel Aguilera en esta Noche profunda.

Comments are closed.