Los editores

Elefanta y Abismos Editoriales, dos empresas que nos enseñan a editar y a compartir

Abismos Editorial y Elefanta Ediciones son dos empresas muy apreciadas, porque traen esas cosas que de otro modo no podríamos leer.

Ciudad de México, 12 de enero (MaremotoM).- Abismos Editorial y Elefanta Editorial son dos empresas muy apreciadas, porque traen esas cosas que de otro modo no podríamos leer.

Llevada adelante por Sidharta Ochoa (una empresa que desde Tecate mismo maneja su literatura) y por Emiliano Becerril Silva (desde el restaurante y bar Bucardón han editado, por ejemplo, a Lidia Jorge, la recientemente premiada por la FIL en Guadalajara), uno se las pasaría escuchándolos, porque saben de edición como nadie, pues es la pasión lo que los envuelve.

Una pasión por los libros y por sabernos lectores.

El balance de este año complicado, ¿cómo le ha ido a las editoriales independientes? Contesta Emiliano: “El año ha sido bastante complicado, efectivamente, hablando con colegas todo el mundo comparte que se ha vuelto mucho más extrema la batalla cotidiana, pero ya quien hace una editorial independiente ya sabe que así va a ser”, dice.

“En la pandemia, inevitablemente, hemos bajado nuestro ritmo. Siento que lo que me pasó a mí vivo resolviendo pendientes administrativos, ahora por el ritmo pausado, esa demanda de tiempo bajó y me permitió dedicarme con tiempo de calidad a la parte creativa de la editorial”, agrega.

“He estado leyendo mucho, cosas nuevas, cosas que están en proceso y eso ha sido increíble”, expresa.

Lídia Jorge y los jóvenes
No hemos alcanzado el poder, no tenemos aún la gran voz del poder. Foto: FIL en Guadalajara

Elefanta tiene a muchas mujeres que sobresalen, como Yael Weiss, como Eva Castañeda, como Lidia Jorge. “El libro de Eva y el de Mercedes Alvarado, dos libros de poesía que salieron en la pandemia, estamos muy contentos. Ha sido una experiencia muy positiva, ellas también son muy movidas y eso ha ayudado mucho. La calidad de su obra es fundamental y ha sido increíble. Ahora preparamos otro libro de Yael, una persona súper trabajadora, sensible y abierta”, dice.

“Sacaremos otro libro de cuentos con la poeta Elisa Díaz Castelo, un nuevo ejercicio para ella, con una personalidad muy poética escribe los cuentos. Hay mujeres increíbles en la editorial”, agrega.

La apuesta central de Elefanta Editorial es la portuguesa Lidia Jorge, quien el año pasado recibió el Premio FIL en Lenguas Romances, una circunstancia que alegró mucho a su editor en español, Emiliano Becerril.

Yael Weiss
El hecho de haber sido editora, te deja con un sabor un poco amargo, por las cosas que se publican y no tiene el nivel. Foto: Facebook

“A finales del año pasado tradujimos el libro La costa de los murmullos, un trabajo difícil, porque tiene una estructura peculiar. La narradora habla de sí misma en primera y tercera persona, puede ser un poco destanteador. Se refiere a un evento en el que ella es testigo, pero es increíble. Estamos también preparando Estuario, de ella, algo muy estimulante que ella siga confiando en ti”, dice el dueño de Elefanta.

Un premio latinoamericano de No Ficción mantiene a Emiliano activo por estos días. “América es un continente inabarcable no viajan como cada uno quisiera. Los editores soñamos siempre con el continente. Nos organizamos y vamos a publicar el mismo libro en Latinoamérica”, cuenta.

Te puede interesar:  Leer te entrena para desear: Alessandro Baricco

“Ni siquiera una gran trasnacional puede, poner un libro en Chile, Argentina, Bolivia, ahora como jugadores locales vamos a hacer que el libro esté en todo el continente. Queremos aprovechar el espacio para dar nuevas voces y por eso organizamos el premio”, concluye.

DESDE TECATE, SIDHARTA OCHOA

Abismos Editorial hace bastante tiempo que existe y el conocimiento sobre el oficio que tiene Sidharta Ochoa es increíble.

Cuando le pregunto por el balance de su editorial independiente, ella contesta: “Me hace recordar a una vez que un funcionario público de cultura preguntó de qué éramos independientes. Necesitamos subsidios, apoyos del Estado, yo creo que las editoriales independientes se merecen ese nombre porque son ajenas a lo que pasa en el mercado, a lo que pasa en el capital. Por lo tanto, pueden hacer apuestas más interesantes, que las trasnacionales que están regidas por un criterio de venta”, afirma.

“A veces generamos simpatías, otras antipatías, como pasa con el Fondo de Cultura Económica que no nos quiere, porque apuesta por la producción a gran escala en lugar de la bibliodiversidad”, agrega.

El subsidio del Estado a veces no está bien dado, precisamente a esas editoriales independientes que no lo son tanto.

“Creo que tendríamos que reformular la propuesta editorial. Embodegar los libros, mover los libros, es muy complicado. Creo que los editores tendríamos que reconocer al coeditor que pone el dinero para sacar el libro, tendremos que acercarnos a una propuesta más colaborativa, sin tanta competencia”, dice Ochoa.

“Hay que replantearse esa relación, hay muchas editoriales que buscan publicar y luego embodegar inmediatamente. Muchas veces están los presupuestos públicos que no salen por concurso, es muy cómodo sacar un libro y no hacer nada por ese libro. Hay un embodegamiento masivo de libros en México”, agrega.Sidharta Ochoa

¿El tema de los precios cómo está en términos de las editoriales independientes?

¿El tema del que el lector se acerque al libro?

“La pregunta que surge y lo platicaba con el editor Mauricio Bares hace tiempo es ¿por qué el libro subsidiado sale tan caro? Los estudiantes tendrían que poder comprarlo, que ahora no pueden. Ciertas editoriales independientes de Tijuana vendían muchísimo porque tenían precios baratos, eso parece ser que no corresponde con otras editoriales. Ahora voy a sacar un libro con la UNAM y el precio decidimos mantenerlo bajo”, afirma.

“Hay que apostar por el long seller, ver cuántos libros vendemos de aquí a cinco años. No tenemos ese criterio de ya se agotó el tiraje, nosotros como independientes tenemos que mantenernos con otro criterio. La relación con las librerías es muy interesante, eso puede ser la indiferencia con esta industria que está cada vez más parecida al capitalismo”, expresa.

Comments are closed.